Alex Saab, el hombre que ayudó a vencer la conspiración económica de Fedecámaras, Venancham y Empresas Polar

La decisión del Gobierno de Nicolás Maduro de suspender su participación en la Mesa de negociación de México es un acto de lealtad a uno de sus aliados estratégicos que ha coadyuvado a superar las dificultades económicas en el marco de los ataques imperiales y las conspiraciones de los políticos y gremios empresariales nacionales de derecha.

Al Gobierno Revolucionario le detuvieron y extraditaron a Alex Saab, un representante diplomático (enviado especial) ante la Unión Africana, durante una misión para negociar alimentos hacia Venezuela. Se le han violado sus derechos humanos. El 08 de junio de 2021, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU emitió una resolución donde exigía no extraditarlo a Estados Unidos; y esa decisión fue incumplida por ese régimen imperial.

EL TRANSFONDO ECONÓMICO

Alex Saab ha sido uno de los hombres que ha ayudado a superar la conspiración impulsada desde el inicio de la llamada guerra económica. Le ha dado duro a Venamchamp, FEDECÁMARAS, a las Empresas Polar y a empresarios exportadores colombianos en el sector alimentos venezolano cuando ellos jugaban a la escasez, la especulación e inflación inducida con fines políticos desde el año 2015.

Alex Saab había logrado burlar la persecución comercial y financiera global del imperio estadounidense contra la economía venezolana en el marco de las medidas coercitivas unilaterales que ha venido imponiéndose durante los gobiernos de Barack Obama y Donald Trump.

Saab logró alianzas y estrategias comerciales internacionales para abastecer el sistema de distribución de alimentos subsidiados del Gobierno de Nicolás Maduro, conocido como Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Un programa que ha beneficiado gran parte de la población (más de 6 millones de familias) como medio de protección contra el empobrecimiento y el hambre colectiva que tenía planificada la conspiración internacional y nacional contra el Gobierno, utilizando como fin último poner a sufrir al pueblo venezolano.

Evidentemente que la detención de Saab les convenía a los gremios empresariales opositores dentro del país, sobre todo a las Empresas Polar, porque le quitaba una gran parte del mercado de alimentos de productos que incluye la bolsa CLAP: arroz, harina de maíz precocida, aceites, mayonesa, salsa de tomate, pastas, entre otros.

Es por eso, que la extradición de Alex Saab a Estados Unidos es ilegal y violatoria de sus derechos humanos, se irrespeta a la delegación del Gobierno en la Mesa de Negociación de México, y se viola la Convención de Viena sobre las relaciones de los diplomáticos entre Estados. Son estrategias imperiales que buscan afectar parte de la estructura económica y financiera montada por el Gobierno Revolucionario que le ha funcionado hasta la fecha para superar las secuelas de las agresiones y la conspiración interna.

LA PERSECUCIÓN IMPERIAL PERSISTE CONTRA LA REVOLUCIÓN

Es reconocido a nivel mundial el nivel de agresiones y persecuciones estadounidenses en los últimos años contra los más altos funcionarios y empresarios a nivel mundial que comercialicen con el Gobierno Revolucionario de Nicolás Maduro. A pesar de esas agresiones, en el sistema político venezolano sigue dominando la revolución, y las encuestas así lo siguen evidenciando.

Es digno de un Gobierno Revolucionario defender a sus representantes diplomáticos. El caso de Saab debe ser considerado como un punto de honor para la revolución.

Porque, mientras en la Mesa de Negociación de México estaban sentados representantes de la oposición que fueron los actores intelectuales de la conspiración política que ha afectado a la economía, de impulsar denuncias internacionales contra los líderes de la revolución en los últimos años, de comprar conciencias de altos funcionarios públicos que eran de la revolución y que están acusados de traidores de la patria; al mismo tiempo, están extraditando a Estados Unidos uno de los hombres que garantizó que la economía y la población venezolana temporalmente no sufriera y entrara en la implosión social que los políticos y empresarios opositores tenían en mente.

OPOSITORES NEGOCIANDO Y TRAICIONANDO A LA VEZ

Era de esperarse, que mientras los negociadores de la derecha en la mesa de México estaban aprovechando (oportunismo) ese escenario de acuerdos para escabullirse de sus responsabilidades penales en el país e intentar insertar de nuevo, de manera impune, a varios políticos delincuentes en el sistema político nacional por medio de las elecciones regionales del 21 de noviembre, al mismo tiempo, otros opositores seguían en el exilio impulsando la extradición de Alex Saab para ser juzgado en Estados Unidos.

Lo cierto, es que los opositores vuelven a darle una patada a una mesa de negociación al no garantizar el cumplimiento de los acuerdos planteados. Porque hay que reconocer, que el diplomático Saab, es un hombre que ha ayudado a garantizar el triunfo político de la revolución en los últimos años, a través de sus gestiones económicas que ha ayudado a derrotar la guerra económica de Estados Unidos contra Venezuela.

OJO POR OJO, DIENTE POR DIENTE

En este caso, lo más justo, sería aplicar el ojo por ojo, diente por diente, a los opositores con prontuarios abiertos en la Fiscalía General de la República, que han conspirado e intentado acabar con la revolución y destruir la economía venezolana en los últimos años, y presentarlos ante la justicia venezolana. Los hechos están develando, como que era mejor aplicar la justicia en vez de sentarse a conversar con los secuaces de Estados Unidos en nuestro país.

Correo: agiussepe@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2174 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: