Cáscara Amarga 422

Positivista empírico lógico loco

El de lo positivista empírico lógico loco, ese soy yo. El de este cura ignaro raro cleuasmo asno, ese soy yo. El de la curiosidad y el discernimiento, ese soy yo. El llevado por el que sabe que no sabe, ese soy yo. El de la Cáscara Amarga, ese soy yo. El de las ideas de avanzada, ese soy yo. El del amontonamiento de palabras que salvación labra, ese soy yo. El que es buscado en la suela de tus zapatos, ese soy yo. El de los casos límite contradicciones caliginosos complementarios caliginosos coordinados, ese soy yo. El del medio maleoiano profundo, ese soy yo. El de la indeterminación védica profunda, ese soy yo. El de la posición y la velocidad que son una misma cosa que son una misma vaina en el equilibrio dinámico dialéctico difuso, ese soy yo. El del trecho estrecho arrecho, ese soy yo. El que no haya saltos de talanquera ni vuelos de gallera, ese soy yo. El de la difuminación continua espectral, ese soy yo. El del equilibrio dinámico dialéctico difuso, ese soy yo. El de la tendencia y de la trascendencia en el punto crucial decisivo, sin saltos de talanquera ni vuelos de gallera, ese soy yo. El del quiasmo río heraclitoiano, ese soy yo. El de la ciudad desnuda borrosa difusa de Perogrullo, ese soy yo. El de algo nuevo ante el sol maleoiano y nada nuevo bajo el sol eclesiástico, ese soy yo. El de que la exclusión de Aristóteles tocó su fin el 11/09/2001 con la voladura de las Torres Gemelas Neoyorquinas, ese soy yo. El del tercio excluso y el tercio incluso, ese soy yo. El horrible aborrecido por la hermosa Maleo, ese soy yo. El expulsado de la República de Platón, ese soy yo. El que trata de no imitar a nadie, ese soy yo. El admirador de Heráclito de Homero de Sócrates de Platón de Cervantes de Kipling de García Lorca de Machado de Borges de Whitman de Ramos Sucre. El admirador del cojedeño burrero del quiasmo río heraclitoiano Paso ‘e Las Negras de San Carlos, mi grande poeta querido de correntíos y poesías de la calle Alegría Faber Páez, ese soy yo. El vencido de los brazos ajenos y vencedor de sí mismo, ese soy yo. El que goza con los mariscos, ese soy yo. El que goza con las putas, ese soy yo. El que goza con los niños y las niñas y sus poesías, ese soy yo. El que goza con los viejitos y las viejitas y sus relatos que en mi memoria dilato, ese soy yo. El que lleva un niño poético sostenido díscolo loco por dentro, ese soy yo. El que se mediomato de un columpio, ese soy yo. El que se reventó la cabeza de un chuzo en el río Paso de Las Negras de San Carlos, ese soy yo. El que perdió la memoria, ese soy yo. El que vive en un sube y baja del parque párvulo infantil, ese soy yo. El que no es egocéntrico exclusivo maldito embustero, ese soy yo. El que es un grande jodedor de la vida, ese soy yo. El que no es yo yo, ese soy yo. El que es yoyo juguete infantil, ese soy yo. El que lo pongan en donde lo pongan, ese soy yo. El que le digan ¡Ergo vergo coño! Ese soy yo. El que le digan ¡Sácamelo Miguer, no puede sel! Ese soy yo. El positivista empírico lógico loco, ese soy yo. El de la curiosidad y el discernimiento, ese soy yo. Y, cuando termina una relación y cesa el discernimiento y surge la definición, ahí estoy yo, y, ahí he de estar junto a Pascal. Esto pareciera Apure en un viaje de Pancho Montoya, y, la música ha de ser de Cristóbal Jiménez. Y, el título Yoyo juguete infantil, ese soy yo, con voz de Agustín Lara, y, en el piano Calito García, el hijo de Zenobia Páez de La Boca del Infierno al lao del Paso ‘e Las Negras.

Con digresión y sin digresión, el de lo positivista empírico lógico loco, ese soy yo. El de la curiosidad y el discernimiento, ese soy yo. Y, cuando termina una relación y cesa el discernimiento y surge la definición, ahí estoy yo, y, ahí he de estar junto a Pascal. Margullendo en el quiasmo río heraclitoiano, en todos los casos límite contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados, con equilibrio dinámico dialéctico difuso, en el medio maleoiano profundo, entre natura y persona, entre el mundo mecánico y el mundo matemático, entre materia y energía, entre onda y partícula, entre el campo gravitacional y el campo electromagnético. En de por medio de entre el espacio trecho estrecho arrecho, como del dicho y del hecho, en que ha de moverse el físico gravitacional cuántico relativista positivista empírico lógico loco.

Con divagancia y sin divagancia, el físico gravitacional cuántico relativista positivista empírico lógico loco, ha de darle forma color tamaño (FORCOTA), a sus experiencias. FORCOTA, para el universo en expansión y el universo en contracción, y por la calle de en medio el medio maleoiano minucioso profundo, la teoría holística einsteiniana, el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, la fe hebrea sanpabloiana profunda, la verdad maleoiana profunda entre la verdad y la falsedad, entre lo verdadero y lo falso, entre la indeterminación y la determinación, entre la certidumbre y la incertidumbre, entre la esperanza y la desesperanza, entre la convicción y la no convicción, entre lo visible y lo invisible, entre el trecho estrecho arrecho, del dicho y del hecho, ha de moverse el físico gravitacional cuántico relativista positivista empírico lógico loco.

Con concordancia y sin concordancia, FORCOTA, ha de ser lo del físico positivista empírico lógico loco entre el macrocosmos y el microcosmos, entre el universo en expansión y el universo en contracción, entre la partícula y la onda entre el mundo mecánico y el mundo matemático entre el campo gravitacional y el campo electromagnético. FORCOTA para la filosofía de las cuatro "E", del entendimiento y la estética ética espiritual, y por la calle de en medio el medio maleoiano minucioso profundo, de las dimensiones formativas coloridas significativas conmovedoras, tanto como para los casos límite contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados de los valores jerarquizados y de los valores polarizados en que suscríbese la fórmula FORCOTA formulada, en que el físico gravitacional cuántico relativista positivista empírico lógico loco ha de abrevar.

Si el físico gravitacional cuántico relativista positivista empírico lógico loco representa a la física gravitacional cuántica relativista. Entonces sea dicho que el físico gravitacional cuántico relativista positivista empírico lógico loco ha de moverse entre en el trecho estrecho arrecho del dicho y del hecho. Ergo vergo sea dicho que FORCOTA, ha de ser del físico positivista empírico lógico loco entre el macrocosmos y el microcosmos, entre el universo en expansión y el universo en contracción, entre la partícula y la onda entre el mundo mecánico y el mundo matemático entre el campo gravitacional y el campo electromagnético. Ergo vergo sea dicho que el físico positivista empírico lógico loco ha de darle forma color tamaño (FORCOTA), a sus experiencias. Ergo vergo sea dicho que el físico positivista empírico lógico loco ha de darle FORCOTA, al universo en expansión y al universo en contracción. Ergo vergo sea dicho que el físico positivista empírico lógico loco ha de estar por la calle de en medio en el medio maleoiano minucioso profundo en la teoría holística einsteiniana, en el centro universal unificado reflexivo teilhardiano. Ergo vergo sea dicho que el físico positivista empírico lógico loco ha de estar por la calle de en medio en el medio maleoiano minucioso profundo, en la fe hebrea sanpabloiana abismal, en la verdad maleoiana abisal, en la filosofía maleoiana minuciosa profunda, que no maliciosa vagabunda, de las cuatro "E". *Ergo vergo sea dicho que el físico positivista empírico lógico loco ha de estar entre el entendimiento y la estética ética espiritual, entre la verdad y la falsedad, entre lo verdadero y lo falso, entre la indeterminación y la determinación, entre la certidumbre y la incertidumbre, entre la esperanza y la desesperanza, entre la convicción y la no convicción, entre lo visible y lo invisible, entre la posición y la velocidad. Ergo vergo sea dicho que el físico positivista empírico lógico loco, ha de estar bailando joropo empargatao en el trecho estrecho arrecho expansivo microcósmico y contractivo microcósmico, que no micomicón cómico, y, en el trecho estrecho arrecho expansivo macrocósmico y contractivo macrocósmico, que no micomicón cómico. Ergo vergo sea dicho que el físico positivista empírico lógico loco conquistara el micromundo y el macro mundo con el joropo y con los copleros de los llanos venezolanos, muy prístino primero que los ruso, los chinos y los norteamericanos. Ergo vergo sea dicho que el físico positivista empírico lógico loco ha de ser curioso discernitivo confiao porfiao, y, no ha de ser ni físico fiao ni físico por cota, sino ansí sí físico FORCOTA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 375 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor