Explosión popular y Revocatorio

Dicen que la era petrolera tuvo sus orígenes con fuerza inusitada, allá por el Municipio Baralt, cuando entró en producción el legendario pozo Barroso. Ahora bien lo de Tamare es otro reventón y no precisamente de petróleo, a este pueblo que muy pronto va cumplir setenta años de fundado fui invitado por un viejo amigo, a quien conozco desde las famosas jornadas de lucha de los textileros en el Estado Aragua, a finales de la década de los años setentas, cuando los dos, muy jóvenes repartíamos papeletas clandestinas en solidaridad con sus luchas; me refiero al diputado William Querales, coterráneo de este enclave de trabajadores.

Bueno allí estábamos, de repente en una nutrida asamblea, de las que el presidente ha denominado asertivamente la explosión del poder popular: una representación de los trabajadores pensionados, jubilados y los que aun esperan su jubilación, trabajadores de las contratatistas petrolera a quienes permanentemente le violan la contratación “roja rojita”, estudiantes y profesores de la Misión Sucre, victima de los atropellos y actos vandálicos, promovidos por un “Rector” llamado Meriño, estudiantes y profesores de la Universidad Rafael Maria Baralt, quienes venían a defender el proyecto de la ciudad universitaria de Tamare, voceros de los Consejos Comunales de las distintas barriadas y urbanizaciones del sector, que fueron a solicitar la entrega inmediata de los recursos prometidos y bloqueados por la ineficiencia de los burócratas “revolucionarios” que todo lo enredan; en fin más de trescientos (300) dirigentes comunitarios, estudiantiles y profesionales, plenaron el salón de reuniones del Colegio de Ingenieros, seccional Tamare, quien sirvió de sede al cabildo abierto improvisado e impuesto por este pujante movimiento popular.

Estaban todos, menos el diputado Imaad Saad, quien con su socio y diputado suplente Leonidas, están desarrollando el “socialismo Bolivariano”, pero en las fincas y empresas de su propiedad, adquiridas al calor de los jugosos contratos que han conseguido luchando a brazo partío con gerentes “rojo rojitos” de tanto tomar güisquis guisquito como en los tiempos de la vieja PDVSA.

Estaban todos, menos el único concejal chavista del municipio, Wilmer Cárdenas, quien alegó no asistir a reuniones sin la autorización de su partido PODEMOS

Estaban todos, menos el diputado Calixto Ortega, quien en su lucha por la inseguridad fronteriza, resolvió mudarse para la ciudad capital, mientras busca afanosamente no arriesgar tiempo y ni un centavo de los negocios inmobiliarios, que tras terceras personas mantiene en esas tierras calientes del zulia.

Estaban todos, menos los diputados Betty Zuleta y José Luis Acosta, quienes están muy ocupados, diligenciando sus reingresos al parlamento regional, una ves que la Contraloría general de la República, los suspendieran de sus cúreles, por estar incurso en actos doloso en el ejercicio de sus funciones, ya que tenían “apuros” por sus salarios y se los aumentaron indebidamente, junto al resto de los legisladores de la cuarta república.

Estaban todos, menos el diputado Edy Ríos, quien después de las duras jornadas en la cámara de diputado, se toma sus días de descanso para poder pasar la ronquera que le provoca tantas intervenciones en defensa de los zulianos; y por supuesto para atender algunos negocillos, sus camionetas y una que otra reunión con los cuadros de su partido uno, unido, único y solito.

De todas formas, la reunión se realizó con las ausencias de estos y el resto de los parlamentarios zuliano, al principio sentí vergüenza ajena y propia con mi amigo, pero de pronto se levantó un jubilado y espetó: “yo tengo setenta y dos (72) años, y tenia más de veinte(20) años que no participaba en elecciones, ni en reuniones como esta; pero desde que llegó Chávez, soy el primero en la cola ,y voy a morir chavista, pero desde hoy voy a salir a buscar las firmas para pedirle al presidente que le revoquemos el mandato a estos diputados”. Dicho esto, la asamblea gritó por varios minutos: ¡Revocatorio Ya!, ¡Revocatorio Ya! , ¡Revocatorio Ya!...., por momentos comprendí la dimensión del llamado del camarada Hugo. En Tamare reventó la explosión del poder popular y no precisamente contra el Presidente Chávez.

douglas.zabala@hotmail.com

douglas.zabala@corpomaracaibo.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3978 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor