Capaces y socioproductivos

"La única incapacidad que reside en las personas con discapacidad es la de no rendirse jamás"

Edgar Araujo


La sociedad Venezolana, ha venido dando pasos importantes en cuanto al reconocimiento y visibilidad de la población con algún tipo de discapacidad. Un proceso que sin duda no ha sido para nada sencillo, es que cambiar la mentalidad de una sociedad que culturalmente tiene arraigados los prejuicios y la discriminación negativa hacia las mujeres y hombres que viven con una discapacidad, no ocurre de la noche a la mañana por tan solo el hecho de promulgar una ley en defensa de los derechos que como seres humanos debemos tener.

Pero sin duda alguna, es un comienzo para empezar a derrumbar los muros de la exclusión y superar las barreras que permitan dar un salto a la integración e inclusión de todas las Personas con Discapacidad que residen en Venezuela. ¿Y cómo lo lograremos? Haciendo respetar y cumplir las leyes.

Surge otra pregunta ¿Y qué debemos hacer para hacerlas cumplir? Primeramente darlas a conocer, sí las mismas personas con discapacidad no conocemos nuestras leyes, no sabremos exigir cuales son nuestros derechos. Si las instituciones del Estado, no conocen nuestros derechos, no sabrán tampoco cuáles son sus deberes y si la familia es apática para apoyar que se cumplan los derechos y deberes que como persona con discapacidad tenemos, pues seguiremos sumidos en una sociedad que siga vejando y excluyendo a las PcD a través de mecanismos de exclusión como lo son los prejuicios y la discriminación.

Los cambios verdaderos ocurren cuando cambiamos nuestra manera de pensar y la transformación del ambiente en donde se desenvuelven los seres humanos depende de cómo pensamos, si en una familia no existe ni siquiera la empatía ante un familiar que sea usuario de una silla para construir o remodelar una sala sanitaria en donde sea accesible para bañarse dignamente ya se le está vulnerando sus derechos. Así mismo pasa con los Presidentes o Ministros de cada institución que tienen en sus manuales de funcionarios públicos cada una de sus responsabilidades en el ámbito Social, político, cultural y económico.

Para ser más específico el ministro de transporte debe saber que entre sus funciones está garantizar la movilidad de las Pcd, con la adquisición de unidades de transporte público que cuenten con la accesibilidad. El ministro de Salud, debe saber que tiene el deber de crear programas de Salud eficientes para las personas con discapacidad en donde puedan acceder a una atención médica inmediata y con la dotación de los medicamentos e insumos que requiera una persona, el Ministro de Energía y Petróleos , debe saber que las personas con discapacidad, necesitan movilizarse para sus terapias de rehabilitación, para sus espacios laborales y recreativos ó para participar en actividades deportivas, culturales y políticas por lo que requieren crear e implementar mecanismos para la dotación y acceso a la compra del combustible para su vehículos apoyándose en el derecho de la atención preferencial y así sucesivamente cada Ministro y su Ministerio de acuerdo a sus competencias.

En Venezuela, contamos con el Consejo Nacional de las Personas con Discapacidad, un ente adscrito al Viceministerio de la Suprema Felicidad, que a su vez está adscrito al Ministerio del Despacho de la Presidencia de la República.

Este Consejo tiene entre sus principales funciones ser el promotor y velador de que todos los derechos contemplados en la ley de personas con discapacidad se cumplan.
Este Consejo tiene la responsabilidad de diseñar y ejecutar políticas públicas en pro de toda esta población que requiere de ser atendida de manera integral. Pero no es que Conapdis, va a trabajar sólo, esta institución necesita del apoyo de todo el abanico de instituciones del Estado para lograr los objetivos que se plantean en cada plan operativo anual. Recordemos el Conapdis funge como un ente asesor y formador en cuanto a la creación de políticas públicas dirigidas a las personas con discapacidad. Y eso lo debemos entender las personas con discapacidad, la institución puede tener la Facultad de generar respuestas coyunturales a casos sociales como dotación de algún tipo de ayuda técnica, tiene la responsabilidad de otorgar el certificado de discapacidad, que es el documento que resguarda como persona nuestros derechos, y si brinda otros beneficios como asesorías legales, fiscalización de empresas e instituciones públicas y privadas para la inserción laboral en estos espacios... Y todo lo que está establecido en la ley de personas con discapacidad.

Pero su principal tarea desde mi criterio, debe ser el seguir educando y formando a la Sociedad Venezolana, a través de la divulgación de los instrumentos legales que tenemos las Pcd, sobre su trato y manejo, sobre la identificación de los diferentes tipos de discapacidad y su abordaje en una comunidad. Pero sobre todo debe seguir insistiendo en hacer entender y comprender a quiénes tienen poder en la toma de decisiones, es que el Trabajo por la Integración e Inclusión, es responsabilidad también de ellos como funcionarios públicos y de todos "nosotros" y cuando escribo "nosotros" es cada uno de los ciudadanos y ciudadanas que residen en el país.

Quise brindar esta reflexión, en forma de introducción; para así entrar en el tema que da título a este texto que escribo con la finalidad de que sea una chispa que sume y aporte a las miles de Chispas que poco a poco se han venido prendiendo en lo largo y ancho del país y que esta encendiendo una llamarada de voluntad de lucha en los corazones de las personas con discapacidad, familiares y en nuestra sociedad que está comenzando a ver y entender que sí... Las personas con discapacidad somos CAPACES y SOCIOPRODUCTIVAS.

Vayamos al concepto de capaces, según la RAE, es un adj. Que significa: Grande, Apto para ejercer personalmente un derecho y el cumplimiento de una obligación.

Me disculpan los entendidos, que tienen ya el dominio del significado de este concepto, pero es que a veces como sector recurrimos a la mala costumbre de tomar palabras y vitorearlas como slogans y no sabemos su significado, y esto se debe a que una de nuestras debilidades como colectivo es que nos falta bastante formación y eso hace mella en el Firme propósito de tomar las riendas de nuestras luchas y el éxito de nuestros proyectos.

Dicho esto como una crítica constructiva hacia nosotros mismos como colectivo, vayamos ahora a desarrollar el segundo concepto que da título y razón de atreverme a escribir estas líneas; Los Proyectos Socio productivos, que son todas aquellas actividades generadoras de bienes y servicios útiles para nuestra comunidad, estas impulsan el Desarrollo endógeno, creando redes productivas en donde se fomenta una economía solidaria.

Su carácter está fundamentado en los principios socialistas, es decir la finalidad no es generar ganancias que enriquezcan a un individuo, sino garantizar, la producción de bienes y servicios sin explotar a los involucrados en el proceso productivo, garantizándoles una calidad de vida digna y la satisfacción de las necesidades.

Ahora si ya teniendo en cuenta los conceptos surge una Nueva pregunta ¿Que nos falta para ser capaces de realizar un proyecto socio productivo que sea exitoso?

Creo que la respuesta que todos daríamos en primer lugar, es que para demostrar que un proyecto socio productivo sea exitoso, es poseer la voluntad para trabajar y ese aspecto lo tenemos cubierto y lo segundo es la oportunidad para desarrollarlo y para ello se requiere de él APOYO FINANCIERO, y aqui un llamado a todas la Banca Pública, es necesario que se sumen al trabajo de brindar una atención integral a las Pcd de Venezuela, en donde también pueda brindar formación y capacitación técnica a las personas con discapacidad y sus familiares que lo ameriten a la hora de proponer y desarrollar proyectos Socio productivos viables y sustentables en el tiempo.

Por allí han surgido programas para financiación de los proyectos socio productivo elaborados por las personas con discapacidad que han generado muchas expectativas en el colectivo y que lamentablemente no han estado a la altura del importante compromiso.

Han sido invadidos por la burocracia y la incapacidad de velar que los objetivos planteados se cumplan al momento de dar las respuestas a los cientos de proyectos Socio productivos que no sólo contribuirán al Plan de la Patria, en el aspecto económico de convertir a Venezuela en un país potencia y soberano a través de la creación de un Sistema Productivo Nacional y una Venezuela potencia en lo social con la consolidación de un proceso de inclusión a través de uno de los mecanismos más loables y más dignos como es el derecho a la inserción laboral de las personas con discapacidad y sus familiares.

Y Conapdis, no es una entidad bancaria Para asumir este compromiso. Ahora lo que sí puede asumir; es la tarea de incentivar a través de convenios interinstitucionales la creación y permanencia de programas de financiamiento de los proyectos en donde sirva de ente supervisor y articulador para que las personas con discapacidad accedan a estos programas.

Al mismo tiempo que se debe seguir promoviendo la organización de las Personas con Discapacidad, para que se unan entre sus pares ó junto a sus familiares para así elaborar los proyectos de acuerdo a las necesidades que se desean cubrir dentro de sus comunidades, con el acompañamiento técnico especializado, que verifique su viabilidad y sustentabilidad del modelo de negocios a emplear para su eficaz desarrollo en el tiempo que pueda brindar el éxito y su crecimiento.

Seguramente en papel está plasmado esta propuesta. Sí es así cúmplase al pie de la letra. Las personas con discapacidad no podemos esperar más... El Covid 19, ha ocasionado estragos en las economías familiares y la discapacidad en el mundo entero y Venezuela no ha escapado de esa terrible situación. La pandemia junto a la situación económica que se vive debido a factores que todos conocemos nos subleva a solicitar respetuosamente que se tomen cartas al asunto. Nosotros las personas con discapacidad tenemos derecho a un trabajo digno y es deber de nosotros exigirnos al máximo en el cumplimiento de ser ciudadanos útiles a la patria.

Sabemos que los estigmas que nos han acechado como sector de la población desde tiempos inmemoriales no se han desvanecido. No se debe desmayar en la sensibilización, concienciación de la sociedad venezolana para que pueda palpar los beneficios que trae consigo brindar la oportunidad de insertar laboralmente a las Pcd, tanto en las empresas públicas o privadas y a través de los proyectos Socio productivos que viene a sumarse dentro de la normativa venezolana a través de la ley de economía comunal cómo parte de este proceso de transformación política- social en donde el poder debe residir en el pueblo que es el único capaz de construir una nación con las virtudes y los valores que promuevan la libertad, la equidad y la igualdad.






 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 310 veces.



Edgar Araujo

Especialista en trato y manejo de las Personas con Discapacidad. Poeta

 araujoedgar78@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Araujo M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Araujo M.

Edgar Araujo M.

Más artículos de este autor