Linares poné el agua

¡Linares poné el agua!
¡Poné el agua por tu mama!
¡Mandá el agua, por Dios bendito!
—Carajo, ¿Qué son esos gritos tan de mañana? ¿Qué le pasa hombre?
—Qué me va a pasar. Lo que le pasa a todo el mundo en Carvajal. ¡Que no tengo agua! O es qué vos si tenés agua.
—Qué agua voy a tener. Si HIDROANDES no manta el agua desde hace tres meses.
—Mirá vos, yo estoy que me voy a Caracas a hablar con ese muchacho el que llaman Tare Sa. A ver qué puede hacer. Porque este Linares piensa que uno no ve agua. Imaginá vos, que ya los sutes están bebiendo agua de lluvia, y eso gracias que han caído unos paramitos en estos días.
—Si aquí estamos igual. Cuando llueve es que nos bañamos.
—Mirá es que estos son unos muérganos.
—Decime y vos qué le vas a decir al Sa.
—Que intervenga, que en vez de estar mandando preso a gente por unos tuiter, que le aplique la ley a este Linares. Ese que es dueño de HIDROANDES. Que le aplique la bendita ley del odio. Porque le dijo, a usted, que ese Linares debe tenerle mucho odio a la gente de Carvajal. Y además instiga a la gente a que le tenga odio a él.
—Eso es verdad. Porque para hacer lo que está haciendo eso es por odio. Será qué le hicieron algo a ese hombre por estos lados.
—Será. Vos no podés explicar que desde hace tres meses no haiga servicio de agua en todo el municipio de Carvajal. Y no me hable usted del alcalde, eso no sirve. Y lo dijo con todo respeto.
—Linares, decís vos que se llama el dueño de HIDROANDES.
—Así lo mientan por la radio, todas las mañanas. El otro día y que iba a reunirse con la comunidad. Y bajú que se apareció. Dejó a la gente con los crespos hechos. Pero hoy si tenían una parranda los chavistas, hay donde está la cancha techada al lado del CDI. ¿Y lo del COVID?
—Esto no se entiende. Lo que se puede desatar es una pandemia de sarna, si la cosa sigue así.
—No hay agua pa’ uno menos pa’ los cambure. Esas maticas están flaquitas de lo seca. Menos mal que los aguaceritos han ayudado algo. Pero Linares la tiene cogía con Carvajal.
—Y uno le pregunta a las emisoras de radio y nadie sabe nada.
—En vez de HIDROANDES debiesen llamarlo los tres monos: ni oyen ni hablan ni ven. Lo que no sirve e HIDROANDES es lo mismo.
—Cómo puede un cristiano andar aseado y lavarse las manos como dicen las recomendaciones del COVID.
—Los muchachos de mi comadre andan, desde días atrás, con la mayera.
—Eso son parásitos. Por esas aguas inmundas. El otro día aquí al frente le trajeron agua a esta gente; mirá vos aquello era barro, amarilla esa agua. No se la pudieron beber, se pusieron a lavar la ropa con esa agua y la ropita les quedó peor que antes.
—Mirá y vos crees que el tal Linares ponga el agua algún día.
—Mirá, dicen que están haciendo negocio redondo con los camiones de agua.
—Me dijeron que en La Cejita están saqueando a esos camiones, que cuando llegan a un lugar la gente los asalta y les rompen las mangueras.
—No es por justificar esas acciones, pero es que la gente ya está desesperada.
—Es que no hay gobierno. No hay a quien acudir. Y si uno dice algo, le dicen que es traidor a la patria.
—Ya el candidato mandó a aplicar la “Misión Piña”, a cualquiera que tenga o no pinta de escuálido hay que darle su piña, así dijo. Esa es la orden. ¿Y dónde está Sa? Ahí, no dice nada. Pero el pata en el suelo dice algo y de una vez le aplican la represión.
—Así estamos.
—Mirá hay unas nubes, cómo que va a llover. Aprovechá y te bañas, que las aguas de Dios son gratis.
—Ese no es Linares, ese manda el agua para todos por igual.
—Aquí, además de mentársela, hay que decir:
¡LINARES MANDÁ EL AGUA!
¡MANDALA POR DIOS BENDITO!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 358 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor