El Reportero del Pueblo

Irán, búsqueda de una consolidación latina aparejada a Venezuela

Irán, en el Asia Oriental se encaja en el viejo modelo de ambición nacional. Esta Antigua Civilización se siente orgullosa de sí misma, porque es una región de los persas. Su perfil es de arrogancia y ambición con un sentido de superioridad y, lo más fundamental tiene Fe en su destino. Al igual que China, India, Afganistán, Siria e Irak han conformado un gran bloque político y económico ante el fracaso de Joe Biden en la Región de Tierra Santa desde su época de Senador. Es una nación shíita con una sensación histórica de agravio, dominada por suníes árabes, sigue sintiéndose asediada por los norteamericanos y los antiguos imperios europeos, es una síntesis histórica de un ejercicio global de poder.

Cuando decidió abrirse al exterior pensó en Venezuela, una tierra con riquezas minerales y por esta vía en Occidente viene reafirmándose para emerger como un país hegemónico de la región de Oriente Próximo y el golfo Pérsico, donde Rusia ya tiene afirmación de ese territorio.

Es cuestión de blindaje y una zona de influencia por su rebeldía, donde los generales cinco estrellas estadunidenses fracasaron desde la época de Biden y de Hillary Clinton en los gobiernos de Bush, Bill Jefferson Clinton y Obama. Todos aprendieron la lección en Irak, 2003, sino en la de 1991, cuando USA comprobó militarmente que podía arrasar con el gobierno de Sadam Hussein junto a sus aliadados.

Oriente, no es Occidente. Es cuestión de seguridad. Estamos en un mundo liberal donde el mercado es lo fundamental y las ventas de medicamentos farmacológicos es fundamental para el dominio de la humanidad que incluye las vacunas del COVIDA 19. Más allá se encuentra el mundo globalizado que conocemos y dentro de él hay otro universo desconocido, son los sectores humanos de teología musulmana que vienen resumiendo el todo político en un gran episodio, todo a base de un perfil y avance tecnológico.

El mundo de las mezquitas musulmanas se extiende desde Indonesia hasta Marruecos, ya se encuentra en el Bronx norteamericano y copa territorio desde Venezuela hasta Argentina, logró infiltrarse en Europa por migrantes marroquí en España y Alemania. Es un solo sentimiento genuino en un islam diverso que defienden sus tierras mediante movimientos como Hezbola, Alqaeda Y Hamás.

Ya los norteamericanos, no pueden legitimar su poder. Su poder ya no contrarresta la fuerza rusa de Vladimir Putin y ya observa muy limitado el libre mercado para reforzar su sentido capitalista en la historia política de los países.

Ya, su categoría de superpotencia militar, no existe.

La política como la religión se encuentra llena de vacíos. La cual abanican un conjunto de objetivos y las estrategias militares vienen girando hacía otro sentido de la historia, donde hay solo dos rectores de la ideología mundial que son, a su vez, catalizadores de los asuntos humanos, lo demás es una refriega para la autodestrucción.

Irán, tiene en Venezuela un gran aliado desde la época del comandante Hugo Rafael Chávez Frías, cuando ejerció de manera activa el poder y presidencia de La República Bolivariana de Venezuela.

El siglo XX y lo que transita el XXI, Han sido brutales para la economía de las regiones y todavía no se ha ejecutado un encaje de los ideales que podrían influenciar a los ciudadanos en este cierre de ciclo y que ya el próximo año se cierra y abre el nuevo orden mundial. Es el gran enigma moral de la humanidad y los fines morales han sido brutales, sobre todo en Latinoamérica.

Es necesario un líder que asuma y tome decisiones claves y que la ideología tenga circunstancias históricas, constituye un gran desafío para la democracia, porque se necesitan hombres como Un de Corea del Norte y Vladimir Putin de Rusia para entender que la democracia no es tanto un asunto electoral, sino que es una implementación de la voluntad popular para encaminar un crecimiento económico. Y la apertura de un sistema político mejorado.

Los resultados en estas dos repúblicas son una consolidación del poder político y consolida las vías para un verdadero ejercicio democrático.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 356 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: