Mega elecciones en tiempos de guerra

Mientras el gobierno sigue "dialogando", o tal vez inútilmente haciendo concesiones y más concesiones que muchos creemos no van ha ser retribuidas, las oposiciones venezolanas, todas al servicio de la oligarquía criolla y siguiendo las órdenes y los planes del departamento de estado gringo continúan con su guerra frontal contra el pueblo y la moneda venezolana.

A pocos meses de las elecciones empiezan las casualidades. Sería bueno, en algún momento, tratar de entender los complejos mecanismos detrás de las casualidades, la física cuántica incluso ya comienza a revelarlos, pero eso lo dejaremos para otra oportunidad.

Movilnet, que ha estado bajo ataque desde hace tiempo y de eso he escrito varias veces, comienza de pronto a fallar de manera impresionante. Hacer una llamada local a otro número movilnet es una hazaña casi imposible, ni hablar de comunicarse con otras compañías. Recargar a pesar de todas las supuestas "facilidades" también es muy difícil para el que no posee wifi o un teléfono inteligente de esos bien caros. Los datos van y vienen, casi siempre se van más de lo que vienen. Lo repito y ojala me equivoque, Movilnet está repleto de infiltrados e incluso desde su gerencia se nota a leguas el trabajo encubierto con miras a lograr la tan ansiada privatización de la compañía.

Por mera "casualidad" el servicio eléctrico que venía en franca recuperación a pesar de los ataques constantes, comienza a fallar con más frecuencia y cada vez con más intensidad. No nos extrañe que pronto tengamos otra vez serios problemas con el agua así como por pura casualidad, claro.

También por esas extrañas casualidades de la vida, el dólar que venía manteniéndose estable por algún tiempo, comienza su desenfrenada carrera hacia el espacio sideral y con ella también la carrera de los precios en la "fiesta de la especulación". y el gobierno sigue sin decidirse a indexar los salarios. También por pura casualidad se profundiza la escasez de gasolina y se cotizan las colas...

Las aplicación de vacunas que venían siendo aplicadas de forma bastante ordenada y con cierta continuidad, de pronto empieza a cotizarse. Otra casualidad inexplicable. Aunque algunos sabemos que es lo que hay detrás.

Junto a esto se incrementa exponencialmente, por pura casualidad por supuesto, la guerra mediática nacional e internacional, en especial desde Colombia, donde el vicepresidente Porky ya no haya que inventar para desviar la atención del desastre en que se ha convertido ese hermano país bajo su reinado. Las noticias falsas y la desinformación, los infaltables rumores, runrunes y una infinidad de memes comienzan a inundar con más fuerza que nunca las redes sociales. ¡Por pura casualidad por supuesto!

A medida que se acerquen las megaelecciones, me temo que las "casualidades" empezarán a ponerse cada vez peor...

Tengo que admitir que la revolución ha cometido muchos errores, inevitable en un proceso que se inventa desde la nada y que desde un principio impulsó la inclusión, así que en el estado y sus instituciones siempre ha habido de todo. Opositores recalcitrantes, chavistas disfrazados, revolucionarios sinceros, oportunistas y aquellos de los que ya nadie habla, los famosos NiNi. Casi todos están estudiando para graduarse de "enchufados". Un título muy codiciado por aquellos que freneticamente quieren seguir beneficiándose de las envenenadas mieles del capitalismo.

Las élites corporativas imperiales y sus servicios de inteligencia saben muy bien que sus ataques, sanciones y bloqueos incrementan los puntos débiles y los defectos del estado nación ha sido sometido o desmembrado. Saben que las medidas coercitivas y el saboteo aumentarán la corrupción y el crimen a todo nivel y que la falta de repuestos y de ese personal especializado que se ve obligado a migrar debido a la guerra, afecta seriamente los servicios públicos. Es un plan que han usado muchas veces en el pasado y siempre les ha dado buenos resultados.

Se bien que me empezarán a escribir diciendo que los chavistas y los izquierdistas siempre le estan hechando la culpa a otros de sus errores y su mal gobierno, pero tengo que repetirlo una y otra vez, sin dejar de lado los errores y las fallas de la revolución, que sin duda son muchas, habría que ser muy mal intencionado o muy idiota para no darse cuenta que detras todos de todas estas "casualidades" está la garra pelua del imperio y sus lacayos. Claro que la idiotez es libre y mal intencionados es lo que sobra.

En venezuela el socialismo no ha fracasado, no ha fracasado por que nunca ha habido socialismo, a pesar del esfuerzo de algunos revolucionarios decentes y aguerridos en los movimientos sociales, a pesar de la muy lenta intención de cambiar las cosas desde el gobierno, siempre saboteada por los gatopardistas de siempre y a pesar de las intensas discusiones y planteamientos que se dan dentro del profesorado y entre los estudiantes de las nuevas universidades, el statu quo mundial no ha permitido ni permitirá el desmontaje de la estructuras del estado burgués capitalista por las que todavía se gobierna nuestro país. Las élites y sus corporaciones destruirían primero el país, como ya lo vienen haciendo con sus sanciones y bloqueos, o terminarían desmembrando por la fuerza al Estado nación venezolano como hicieron en Irak, en Libia y siguen tratando de hacer en Siria.

No lo olvidemos, todos los conflictos, todas las guerras son por los cada vez más necesarios y cada vez más escasos recursos naturales no renovables o por razones de estrategia geopolítica para su explotación y transporte.

El capitalismo es un cáncer, su principal causa es la modernidad y en su etapa neoliberal imperialista ese cáncer ha entrado en metástasis y está rápidamente matando al anfitrión.

Las grandes mayorías al parecer no quieren o no pueden darse cuenta...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 391 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: