Cáscara Amarga 382

La diligencia y la pereza Quijote (II, 43)

La diligencia y la pereza, ventura y desventura, casos límite contradictorios caliginosos complementarios congruos, en donde la moderación la austeridad y la sobriedad como equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico, es lo similaricadente es la armonía simultánea contradictoria heraclitoiana, dicho endenantes mas y más de 8.0000 años, y, mas y más de 3.000 años Aristóteles, decía que: "Siempre que haya exceso y defecto, términos contradictorios, necesariamente ha de haber un medio." Tenidos como contenidos que contiene el continente Quijote (II, 43): "Sea moderado tu sueño, que el que no madruga con el sol, no goza del día; y advierte, ¡oh Sancho!, que la diligencia es madre de la buena ventura; y la pereza, su contraria, jamás llegó al término que pide un buen deseo." Y, endespués, Larousse 2010, dicta que: "Moderación s. f. Cualidad o actitud de la persona que evita los excesos y se mantiene en un justo medio." En donde ha de encontrarse la idea de Aristóteles del medio entre el exceso y el defecto, términos contradictorios, y, la condición de los aspectos límbico antagónicos ambiguos. El medio, el límite límbico frontero. La frontera, el límite como libertad, llevado, el límite, por la liberación de las limitaciones en energía trascendente equilibrada, ya que al límite de los casos contradictorios caliginosos complementarios congruos, de la forma ser y noser, se tiende al punto crucial decisivo, tanto como a una definición, y, del punto crucial decisivo se trasciende, tanto como a un concepto a una síntesis, lo que amplía la idea de límite matemático de Newton y Leibniz, esto es, hacia primacías conceptuales einsteinianas de la definida modernidad ilustrada originaria védica upanishad sánscrita. Y, sin olvidar que fueron los pueblos los que endenantes, rempujaron y repujaron con el decir que los extremos se tocan, y, endespués, ellos mismos, rempujaron y repujaron que se tocan en el medio. Y Aristóteles lo afirmara en su Gran Moral del exceso y del defecto, términos contradictorios.

Con digresión y sin digresión, lo moderado y lo inmoderado, el sueño y la vigilia, la diligencia y la pereza, la ventura y la desventura, Quijote (II, 43), son casos límite contradictorios caliginosos complementarios congruos, contenidos que contiene el continente de continentes el ser y el noser, de la literatura védica upanishad sánscrita, el Tao, el yin y el yang, y, en medio, por la calle de en medio, el medio aristotélico profundo, del exceso y del defecto, términos contradictorios, de la gran Moral Aristotélica, y, la moderación austera sobria ha de ser como el equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico, lo similaricadente a la armonía simultánea contradictoria heraclitoiana, y, que fueron los pueblos los que endenantes, rempujaron y repujaron que los extremos, de la forma ser y noser, se tocan, y, endespués, ellos mismos, rempujaron y repujaron que se tocan en el medio, oculto por mas y más de 8.000 años, pese a que Hegel y Marx lo manifestaran en las Leyes de la Dialéctica, la unidad de contrarios, apoyados en Heráclito, Hegel y Marx, ellos, escucharon campanas pero no sabían dónde, en tanto el pueblo sí lo supo, mucho antes que ellos. Y, dicho endenantes por Larousse 2010. En que el equilibrio de las contradicciones, de la forma ser y noser, ha de darse en el medio, en donde se tocan lo extremos, en la frontera, en el frontero límite límbico de los casos límite contradictorios caliginosos complementarios congruos de moderada austeridad sobria de la forma ser y no ser. Y, fue con el derrumbe de las Torres Gemelas Neoyorquinas, 11/09/2001, de la Virgen de Coromoto de Venezuela, en que tocara su fin Aristóteles, y, el principio de exclusión del tercio excluso, y apareciera el tercio incluso, criada respondona y contrapeso, que ha de expresarse ahora en el principio: Que entre dos términos contradictorios de la forma ser y noser, ha de haber un término medio aristotélico profundo, y, asina acabose el reinado de Aristóteles y la exclusión que el imperio EEUU, le sacara la puta punta pusilánime, hasta la voladura de la edificación de Bajo Manhattan, y, sobre la misma la parlamentaria repugnante exclusiva de George Bush al mundo: "O estás conmigo o estás con mi enemigo" infame pretextual discurso para invadir a Venezuela y derrocar el gobierno del Comandante Chávez. Y, siguió Obama con la exclusión, y el Derecho Inusual Extraordinario, en que Venezuela se convirtiera en una amenaza para la seguridad de los EEUU. Vino Donald Trump con la exclusión afincada sobre Venezuela en el asedio bloqueo cerco descalificaciones furias guerras hostilidades invasiones interinatos jodederas kgadas limitaciones lloriqueos medidas negaciones opresiones quítatetu robos saqueos trumpadas violaciones war xenofobia yertos zafarranchos. Luego sobrevino Joe Biden con la cagada cargada del pato Donald, sobre Venezuela, todo el desastre ¡MAGNICIDIOS! Y, aun y aún, la moderación austera sobria ha de ser como el equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico, del mundo espacial natural universal, lo similaricadente a la armonía simultánea contradictoria heraclitoiana, entre la diligencia y la pereza, Quijote (II, 43), con el presidente Maduro que los asusta.

Si la diligencia y la pereza, ventura y desventura, Quijote (II, 43), casos límite contradictorios caliginosos complementarios congruos, en donde la moderación la austeridad y la sobriedad como equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico, es lo similaricadente es la armonía simultánea contradictoria heraclitoiana. Entonces sea dicho que el mundo espacial natural universal, ha de ser gobernado por el viejo monarca de Heráclito, y su armonía simultánea contradictoria caliginosa complementaria congrua. Ergo vergo sea dicho que a los imperios le saliera criada respondona el tercio incluso aristotélico profundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 288 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: