La alcabala y el precio

En la comisión de diálogo del pasado lunes 12 de julio en Miraflores un diputado planteo al presidente el problema de la cantidad de alcabalas que se encuentran desde cualquier lugar productor de alimentos del interior, hasta los mercados de las capitales para distribuir la "mercancía" al PUEBLO.

El presidente se mostró sorprendido por la denuncia, dando una muestra de interés para solucionar, aunque lo han denunciado varios personeros del alto gobierno, entre ellos el Fiscal General y un diputado en una alcabala del Edo Lara, hace unos meses atrás desde el mismo lugar y le costó un silencio (no acostumbro a mencionar nombres, no es el problema) las pruebas están en las redes y con pedir al equipo de prensa de cualquier institución una minuta de los últimos años; nos daríamos cuenta que el flagelo es de tiempo y se ha dejado correr; pero ahora la prisa fué mía para escribir y proponer lo siguiente.

Antes lo hice y al parecer no fue leída la denuncia (no la hice formal, solo por esta via) pero voy hacerlo de nuevo para evaluar solución por lo menos a esa incógnita desconocida, que hoy vuelve al tapete y con la solución rebajemos en lo que se pueda, el 2000 % o tal vez más a cada rubro de alimento; y la denuncia que hizo el diputado recientemente, tendría una solución menos costosa de lo que se pueda imaginar con cualquier otro operativo.

La propuesta con todo respeto para el análisis, es la siguiente.

1: Hacer articulación con los productores que en algunos casos (campesinos) son los más afectados y llagar acuerdos, productor, transportista y gobierno; sincerar los precios, mutuo acuerdo con los que aunque son, principales responsables para el encarecimiento: se puede llegar a sincerar precios entre productor transportista y gobierno.
Después de esa reunión primaria compartida entre los involucrados; establecer un costo de cada producto y que para que en el trayecto hasta el mayorista no haya culpa solo de las alcabalas para un precio tan elevado: proponemos.

Punto 1: Convocar a todos los transportista en lugares acordado, cerca de cada productor en cada estado a una hora determinada y que con disciplina sepan, nos vemos ahí, para encontrarnos transportista y coordinador (gobierno)

Punto 2: previamente habilitar un comando presidencial con un General de peso y su respectivo batallón (mientras se logra la disciplina para hacerlo sin ellos) y cuando toda la logística esté preparada; lo que se llama preproducción; con el General al frente, emprendemos la marcha hacia los mercados de cada capital de estado, para en ellas ajustar precio hacia los pueblos: el que no entre en la caravana, se le limita el paso, para evitar distorsión

Punto 3: Lo recibe otra comisión coordinadora con la orden de respetar el precio acordado entre productor y transportista: un General con su batallón que se encargará de que el transportista ofrezca a cada mayorista un precio ordenado que le permita ganar lo que cubra sus gastos y ganancia y así hasta el último eslabón antes de llegar al consumidor (se que no es fácil, pero el esfuerzo es necesario)

Y un % para otros gastos: se podría agregar incluyendo gastos de viáticos y alimentación de los batallones y sus generales (aunque está cubierto por el ejército)
Vamos a recordar que, con el comando, no habrá alcabala que ocasione exceso y la que ocasione el traslado siempre sea la mínima para el objetivo: y si eliminamos cada alcabala dónde se dejaba una exagerada cantidad sin costo alguno; no habrá nada que cargar al producto final.

Con esto quiero decir que la "mercancía" costaría menos y si lo exageramos en cada ganancia a alguno paso que se salte, eliminaremos un sobre precio y es lo que está ocasionando ahora está nota (recordemos que es un ejemplo, llevado a cualquier producto)

Así tendríamos que un "producto" cueste al consumidor último que es el PUEBLO, un precio sin recargo de alcabala.

Y no tendríamos que estar elucubrando, para donde va tanta plusvalía sin determinar.

No quiero decir que las alcabalas sea el único problema, pero si según lo que denunció el diputado en la mesa de diálogo, hay una buena cantidad que se queda en cada una de ellas y es por eso que en vez de costarle al consumidor último un valor comprensible en socialismo: es 3000 % más de lo que vendió el campesino y por lo tanto la carga del costo está mal distribuida y se puede evitar con la propuesta planteada y si no está explícita me ofrezco para debatir lo que no se haya entendido en este escrito; porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA

LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 647 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor