La batalla de Carabobo en el libro Abajo Cadenas (1958)

Nosotros aprendimos a leer con el "Libro de Juan Camejo", como se conocía entre nosotros una cartilla de alfabetización hacia 1969 y principios de 1970, por allá en el caserío El Hato de Baragua, (Parroquia Xaguas, municipio Urdaneta, estado Lara); por cierto, no sé si había dos versiones: para niños y adultos, siendo el libro "oficial" de lectura y escritura Primer Grado. En todo caso, era con el que contábamos entonces en nuestra casa y que el azar concurrente nos ha permitido volver a encontrar por estos días en un puesto de libros usados de Barquisimeto, cosa que nos emocionó mucho. Este ya viejo ejemplar trae que sus datos formales siguientes:

"Abajo cadenas. Libro inicial de lectura". (Ministerio de Educación. Oficina de Educación de Adultos. Caracas. Venezuela. 1958). Cuaderno de la Campaña Nacional de Alfabetización, cuyos directores honorarios eran el "Ciudadano Presidente de la República, Ciudadano Ministro de Educción, Ciudadano Director de Educación Primaria Superior", según se puede leer en la página interna de la maltrecha portada y el "Personal Técnico y Administrativo" lo encabezaba el Prof. Félix Adam, entre otros.

Al hojearlo, nos encontramos con el prefacio "AL MAESTRO VENEZOLANO", cuyos dos últimos párrafos acotan que:

"Creemos, como maestros, que ha llegado el momento de luchar junto a nuestro pueblo para lograr que las instituciones docentes se estabilicen y desarrollen de la manera más firme posible".

"Enderezada a servir de vehículo para esta etapa de transición está la campaña de Alfabetización y como expresión de ese movimiento educativo, el libro "ABAJO CADENAS", que hoy entregamos a los maestros venezolanos para que se den por entrega a enseñar a leer y escribir a su gran pueblo. Si tal objetivo se logra, la Patria, bien servida en sus intereses, les quedará profundamente agradecida" (Oficina de Educación de Adultos. Caracas, setiembre 26 de 1958).

Las lecciones son las mismas que deletreábamos hace ya 50 años atrás: "ala, pala, casa, tapara, maraca" (p. 5) y así va avanzando con el método silábico imagen-palabra; de hecho, en sus INSTRUCCIONES- se recomienda al docente: -Pregunte al alumno. ¿Sabe usted el nombre de estas figuras? Diga entonces el de cada una (mostrándoselas). Luego, señale cada figura, y lea la palabra que está a lado (mostrándosela), (o cit., p. 7).

En cuanto al tema de esta crónica "24 DE JUNIO: Aniversario de la batalla de Carabobo, Día del Ejército de Venezuela", lo aborda de manera sorprendentemente entretenida, o al menos "curiosa", veamos:

"24 DE JUNIO".

"Aniversario de la batalla de Carabobo".

"Día del Ejército de Venezuela".

"Calles y plazas llenas de gente. Aviones en el cielo. El desfile ha comenzado. Las tropas marchan al compás de las bandas militares".

"Pasa la infantería … Brillan las bayonetas".

"Pasa la Marina … Blancos uniformas.

Pasa la caballería … Lanzas embanderadas.

Pasa la Artillería … Ruedas y cascos.

Pasan los tanques … Retumba el suelo.

En la torrecilla de un tanque va el sargento Juan Camejo.

Se oye una voz de mujer:

- ¡Adiós, Juan Camejo!

Nadie notó la emoción de Juan. Era Cristina". (ibídem. P. 83).

No vamos a detenernos en el análisis de tal fragmento, donde se resaltan los componentes de las entonces Fuerzas Armadas Nacionales de Cooperación, como guardianes de la patria; tal vez sí haya que señalar que Juan Camejo es el personaje central de esta obrita, quien migra del campo a la ciudad con su madre, Camila; tenían un conuco, pero la tala y quema, así como no rotación del cultivo, alejaron las lluvias y deterioraron el suelo; se quedaron sin comida. No hubo alternativa más que irse a la ciudad.

El joven halla trabajo en una hacienda como becerrero en los feraces valles de Aragua, ya que no era herrero, ni carpintero, tampoco sabía leer ni escribir; la hija del patrón, una hermosa mujer quien estudiara en Caracas, lo enseña a leer. Era maestra.

Al cumplir los 18 años, siente el deber de SERVIR A LA PATRIA, por ese el 24 de junio de 1947 se encuentra manejando un tanque y le llena de emoción que su antigua patrona, maestra y después esposa lo salude de esa manera; así, juan Camejo se presenta como modelo de ciudadanía venezolana o buen ciudadano en el marco de la llamada "Democracia Representativa", la del Pacto de Punto Fijo, aspectos del que según algunos todos somos causahabientes, o al menos así se puede leer en un libro del Dr. Rafael Caldera, "Los causahabientes: de Carabobo a Punto Fijo", dado que la libertad, autonomía y autodeterminación de los pueblos viene a ser hilo conductor del proceso socio histórico del pueblo venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 683 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: