A mano alzada


Hacia aquel 05 de julio de 1811 independiente y libertario

Sabías que el 5 de julio de 1811 los cuarenta y tres diputados, que constituían el Congreso, sometieron a consideración el modo en que se aprobaría la decisión, de zafarnos para siempre del yugo impuestos por los españoles, desde aquel fatídico día cuando por primera vez, con caballos, cruces, arcabuces y espadas se apoderaron de nuestras tierras.

En tan candente sesión el diputado Briceño, de la provincia de Mérida, propuso que, dada la importancia de la votación, la misma debería ser de forma secreta. Esta moción de inmediato fue rechazada por el resto de los diputados.

El diputado Maya, de La Grita, estuvo de acuerdo en que la votación no fuese secreta, pero expuso que le parecía prematura declarar la independencia ese día. Fue el único voto salvado, ya que alegó que las instrucciones que traía de la ciudad que representaba, le prohibían expresamente tomar esa decisión.

Finalmente, el presidente del Congreso tomó la palabra para expresar: “Creyendo suficientemente discutida la materia y alcanzada la votación unánime de los presentes, con la excepción del diputado Maya, y por mayoría de 38 diputados, se aprueba a mano alzada, formal y solemnemente la Independencia absoluta de Venezuela”. Este es otro saber republicano


Esta nota ha sido leída aproximadamente 549 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor