Matrix, beisbol y fútbol

"El peligro del pasado era que los hombres fueran esclavos. Pero el peligro del futuro es que los hombres se conviertan en robots".

Erich Fromm.

En una síntesis muy breve de la película de ciencia ficción, Matrix, escrita y dirigida por las hermanas Wachowski (Lily y Lana) (1999), se podría decir que allí se reflexiona sobre la humanidad y las razones que pueden llevarla a la ruina. Se muestra un futuro sin esperanza para los humanos, que agotaron los recursos del planeta y destruyeron el sol y donde terminan esclavizados por las máquinas que ellos mismos crearon. Una especie moderna de Frankenstein de Mary Shelley.

También se da cuenta de la relación con la tecnología y la separación del cuerpo y la mente, cada vez mayor por el avance de la robótica y la realidad virtual

Se consideraba que la libertad realmente no era más un algoritmo predecible dentro de un programa informático, bien alejado de convertirse en una realidad, al menos en el corto plazo. Se hablaba del año 2199.

Sin embargo, en el mundo están ocurriendo hechos, acontecimientos, que hacen dudar del tiempo establecido. La pandemia del Covid19 ha acelerado el proceso de automatización en muchos sectores, como el de servicios, la construcción, la medicina, la alimentación, la defensa o la industria aeroespacial.

La robotización avanza "a pasos de vencedores". Esto no afecta sólo al trabajo (teletrabajo) sino que incide determinantemente en las formas de vida. Las máquinas, parecen que se han independizado, y son ellas las que se imponen por encima de los seres humanos e invaden su intimidad.

Por eso hay quienes sostienen que dentro de pocos años existirán unos amigos "robots" que estén en las casas, interactuarán con sus habitantes y serán una especie de "paño de lágrimas" para sus problemas, pareceres, dolores, angustias y emociones.

Las maquinas dominan: El béisbol y el futbol

Comienzo con decir que desde muy pequeño he sido amante del beisbol y con el paso de los años también del fútbol.

Ambos deportes son ejemplos de cómo, lo previsto en la película Matrix, esto es, el dominio de la maquina sobre el ser humano, ya hoy no es una distopía, tampoco una utopía, sino una realidad, que llegó, está bien posesionada y se profundizará en el tiempo.

Veamos

En el béisbol, ahora los árbitros no son los que hacen cumplir las "reglas del juego" que los mismos seres humanos acordaron y redactaron.

Desde hace unos cuantos años, las Ligas Mayores de béisbol instauraron la repetición instantánea (revisión por video), y lo hicieron, además, de manera progresiva. Primero, comenzaron en el año 2008 con la repetición únicamente para los cuadrangulares, pero luego y a partir de 2014, le dieron a los managers el derecho de cuestionar o desafiar (challenge), primero en 30 segundos y a partir de 2020 en 20 segundos, ciertas decisiones arbitrales en los que ellos no estaban de acuerdo y con el beneficio de la repetición instantánea, el Centro de Operaciones de Repetición (ROC, por sus siglas en inglés), que se encuentra en Nueva York, ve la jugada en un video (una máquina) y toma la decisión final.

Resulta que ante una decisión arbitral se acude a la máquina, a la tecnología, y ésta como si tuviera viva propia decide si la jugada decretada por el árbitro es correcta o no. Si el jugador llegó quieto o no a la base respectiva o si el jonrón fue real o no, eso queda en manos de unas repeticiones de la jugada.

Las jugadas sujetas a revisión son: jonrón, dobletes por regla, interferencia por un fanático, decisiones arbitrales por jugadas en los límites del terreno de juego (por ejemplo, pelotas capturadas en las gradas por un jugador a la defensiva, determinación de la bola muerta), forzado en base (excepto la jugada de toque al pisar la segunda base en medio de la ejecución de un dobleplay), robos de base y movimiento del lanzador para sacar out a un corredor en una almohadilla, determinar si una bola pasó en zona buena o mala en las líneas de los jardines, atrapadas a la defensiva difíciles de determinar en los jardines, bateador golpeado por el lanzamiento de un pitcher hacia la goma (home), el tiempo de juego (para captar si un corredor anota antes de un tercer out), tocar una base (requiere apelación), por ejemplo, advertir cuando un corredor pisa o no una base, dos jugadores en una base al mismo tiempo, etc., determinar si un corredor pasó a otro en las bases, para precisar registros (conteo de bolas y strikes a un bateador en su turno ofensivo, número de outs en un inning, anotación de carreras y otras situaciones).

Un mánager puede solicitar la revisión de una jugada al expresar verbalmente al jefe del equipo de árbitros que trabaja en el partido su intención de retar o impugnar, en el momento preciso, la decisión de un umpire, especificando exactamente qué parte de la misma quiere retar o impugnar.

Cada manager puede retar hasta dos jugadas durante un mismo partido. Después del comienzo del séptimo inning el jefe del equipo de umpires puede optar por invocar la repetición instantánea, para revisar una decisión arbitral. En esa circunstancia, el jefe de los árbitros no está obligado a invocar la repetición instantánea si es solicitada por un mánager.

Agregamos que hoy en día, en este deporte no sólo estamos en presencia del domino de la maquina sobre el ser humano, sino también de la modulación de conductas negativas, que en el beisbol se han convertido en algo absolutamente normal. Ahora se permite libremente y a la luz de todo el mundo, que los jugadores utilicen las famosas "chuletas", las que en nuestros recintos educativos, cuando se realizaban exámenes y se hacía uso de ellas, por parte de los estudiantes, las consecuencias eras realmente negativas y podía significa la reprobación en la respectiva asignatura. Pero resulta que en este deporte hoy es lícito que cualquier jugador, que esté a la defensiva (cubriendo), hago uso de ese "medio" para alcanzar un fin, que es lograr el poner out al jugador que se encuentra al bate.

Como se puede observar, en el beisbol, pocas decisiones están quedando a discreción de los árbitros, pero lo más llamativo de todo es que ya se comenta que pronto se tendrá un robot cantando las bolas y los strikes.

El "famoso" VAR en el futbol

En este deporte, llamado Rey, igualmente estamos en presencia de la misma situación

El VAR, esto es, Asistencia al Árbitro por Video (en inglés, Video Assistant Refeee), es un sistema que ha sido implementado por uno de los actores internacionales de mayor peso hoy por hoy, la Federación Internacional de Futbol (FIFA), asociación que gobierna las federaciones de futbol de todo el mundo, con el fin de eliminar los diferentes errores arbitrales y que hoy no hay partido de futbol que se realice sin esta nueva modalidad. Sea la Premier League, la Liga de España, la Europa League, la Copa América o los Mundiales de futbol.

El VAR consiste en una serie de cámaras cuyas imágenes son evaluadas en una habitación con monitores por parte de árbitros FIFA que determinan la decisión a tomar por parte de los árbitros y jueces de línea de un encuentro.

Aquí se dice que es la tecnología puesta al servicio del deporte Rey y todas las jugadas "polémicas" terminan decidiéndolas una máquina.

El VAR se utiliza, hasta ahora, en los siguientes casos:

-Cuando hay un gol. Se revisas potenciales situaciones de infracción a las leyes del juego como fueras de lugar, faltas, manos u otras contravenciones.

-En el caso de Penalti. Se revisa si la decisión de sancionar o no el cobro de una pena máxima se han tomado correctamente. Se examinan tanto jugadas en el área como cerca de ella.

Tarjeta roja directa. Se vigila si la expulsión de un jugador ha sido correcta o no. No se revisa si un jugador merece o no tarjeta amarilla.

Identidad de jugadores: En ocasiones, por confundir la identidad de un futbolista, un árbitro puede mostrar una tarjeta a un jugador que no había cometido ninguna infracción. En ese caso, el árbitro entra en juego y le avisa al colegiado que cometió un error.

Conclusión

Digamos de entrada que la tecnología no es buena o mala en sí misma, está sujeta a la ética de los que la utilizan. Por tanto, dejamos claramente establecido que no estamos en su contra.

Pero sí nos preguntamos: ¿Quién domina a quién? ¿Las máquinas? ¿O nosotros, los seres humanos? ¿Qué ocurrirá cuando en definitiva las máquinas sean más inteligentes que nosotros? ¿Podremos vivir sin ellas?

Con toda propiedad afirmamos: no hubo que esperar hasta 2199, como se dice en la película Matrix, para que la maquina terminara dominando al hombre; al menos en el beisbol y el futbol eso es hoy una realidad.

*Franklin González. Sociólogo, Doctor en Ciencias Sociales, ex director de le Escuela de Estudios Internacionales de la IUCV y analista nacional e internacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 595 veces.



Franklin González

Doctor en Ciencias Sociales, UCV. Sociólogo, Profesor Titular, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado en la UCV, la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios ?Pedro Gual? del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Fue embajador en Polonia, Uruguay y Grecia.

 framongonzalez@gmail.com

Visite el perfil de Franklin González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franklin González

Franklin González

Más artículos de este autor