Mi Presidente, Cómo hacemos con el Transporte Público ?

Cómo cumplir con alguna tarea, sin exponerte en exceso a contraer el COVID, si tienes que hacer uso de una buseta o de un trole repleto de gente?

Tendrá que tomar Usted las riendas del problema Presidente, ya que desde las Alcaldías no se resuelve.

El problema del transporte nos agobia la vida Presidente, nos la hace cuadritos. Tratamos de impulsarla lo más que podamos enfrentando el bloqueo y la pandemia, pero si no podemos movilizarnos o lo hacemos con gran dificultad , Cómo hacemos para continuar impulsando.

El jueves 9 de junio en Mérida, necesité trasladarme desde Pan de Azúcar al Centro, decidí bajar la cuesta pateando la calle, para tomar una buseta de Egido a las 6.30 am.

Sorpresa! No estaban trabajando, solo las busetas de Lagunillas y cuando no tenían que bajar pasajeros no paraban, iban full, no entraba un alma! Aquellas que paraban, el colector en unos casos nos decía "no montaremos a nadie más" ya que estaban de banderitas, en otros casos, paraban se bajaban dos y se montaban cuatro.

Me movilice porque el día anterior escuché al Alcalde de Egido que habían dotado de combustible a todas las unidades, entre los usuarios se comentaba que "los conductores no querían aceptar maquinitas para el pago" lo que no pude averiguar fue por qué rechazan la maquinita? Alguno respondio de manera jocosa "porque se les termina el negocio con el dólar"

Cualquiera sea la causa, los usuarios nos sentimos indefensos.

Mientras veía las busetas atascadas de gente, no se apartó de mi mente, las recomendaciones que de manera reiterativa te repiten en la radio...el Coronavirus se trasmite si toses, si estornudas, mantén un metro y medio de distancia... Son sugerencias necesarias, pero no operativas cuando tienes que trasladarte en una buseta en Mérida y creo que en toda Venezuela.

Y nos preguntamos, por qué está creciendo el número de infectados por COVID

Imposible! No pude montarme en una buseta, me fuí a las 9.00 a la estación del trolebús. Me informaron que solo estaban funcionando dos trenes, auxiliados por "buses rojos" de los pequeños, los cuales complementaban el precario servicio, atestados de gente igualmente.

Por fin pude ingresar a un trole sobre las once de la mañana. Entre forzada, casi me doblan una pierna, cuando la gente desesperada intentaba entrar, no tenía como agarrarme, la presión de la gente me sostenía, hasta que al rato pude acomodarme, todos como sardinas en lata.

Al rato, a todos como que se nos pasó el mal rato y la sensación de tiempo perdido. Al rato, ya la gente se olvida y es capaz de sonreír, echar chistes, como si nada.

Admiro esa capacidad, esa plasticidad.

Realmente es admirable la capacidad que tenemos de transformar los efectos negativos de una situación amenazante a nuestra estabilidad emocional, odio, rabia, frustración, desmotivación... Volcados hacia Usted Presidente. Le echamos la culpa a Maduro y se nos pasa el mal rato.

Ante toda esa mezcla de humanidad, está danzando el maligno, el COVID, no a un metro de distancia, la distancia ideal reducida a un milímetro, a una presión de cuerpo contra cuerpo.

Hoy viernes, escuché al Protector Jeyson Guzman, dando números de contagiados asombrosos para nosotros y nos informaba que ya los centros de atención han llegado al límite de atención, el piso 3 del HULA ya está saturado. Invitó a la población a Ser consciente.

Ante la situación como se nos presenta Presidente, todos tenemos que ser conscientes. Las autoridades deben ser conscientes.

Todos saben de esta situación de colapso en los transportes y de excesivo número de personas por unidad. Lo sabe el gobernador, lo saben los alcaldes, siendo competencia directa de éstos, lo saben los protectores y lo saben los presidentes de línea, todos posiblemente dicen, bueno! por lo menos hay tres unidades funcionando.

No podemos continuar así Presidente!

Tenemos que hacer algo Presidente y no se trata de nombrar más protectores, se trata de realmente SOLUCIONAR el problema del transporte público, dejar ya los pañitos calientes y agarrar el pico por el mango.

Daniel Estulin, reconocido periodista e investigador ruso nos lo decía en 2019 desde el Estado Zulia.

...Lo que necesita Venezuela es desarrollo tecnológico, desarrollo industrial, desarrollo de la infraestructura...cuando me trasladaba de Caracas al Zulia en avión (dijo Estulin) me preguntaba si no hago este traslado en avión cómo haría yo para llegar al Zulia desde Caracas. No hay infraestructura para el transporte.

En la misma línea del pensamiento del Sr Estulin me pregunto, cómo ser potencia, si no tenemos transporte público adecuado a esas expectativas. Ningún país puede ser potencia en algo si su gente invierte hasta cinco horas para trasladarse de un sitio a otro, lo que en situación normal podría representar hasta menos de media hora de su tiempo.

Cómo pensar en una Mérida potencia en turismo, si permitimos que unos cuantos deterioraran las instalaciones y los trenes del principal medio de transporte con el cual contamos y no hacemos mantenimiento adecuado a sus carros. Instalaciones no protegidas ante los escenarios amenazantes.

Y sin transporte público bien resuelto pensamos construir Ciudades Comunales! No Mi Presidente! Organicemos seriamente el transporte público, si no podemos hacer nada más por ahora, hagamos eso, pero con solidez, permanencia y vigilancia.

Recuerdo, pero ya es un recuerdo casi amargo, cuando nos anunció Presidente la traída de buses Yuo Ton, tendríamos todo el tiempo al día las unidades porque al ser traídos desde China, no tendríamos problemas con el bloqueo, tendríamos acceso al entrenamiento de los venezolanos en la tecnología China y tendríamos y tendríamos... con todo el respeto, ese recuerdo parece muy cercano a los cuentos Chinos.

*Orientadora

ruthcueto7@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 631 veces.



Ruth Cueto


Visite el perfil de Ruth Cueto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: