(¿A 200 años de La Batalla de Carabobo hoy el trabajador venezolano padece esclavitud?)

Misión Saber y Trabajo olvidada, bonos y otros temas universitarios

I

Un recorte de prensa del año 2011 nos depara la sorpresa de "una ilusión ilustrada", a saber, la Misión Saber y Trabajo, de los tiempos del añorado comandante Chávez, aunque era poco dado a la prosopopeya. Misión hoy olvidada casi del todo. O así nos lo parece a nosotros ¿Habrá pensado Maduro reactivarla, en estos tiempos no menos heroicos de este pueblo venezolano en resistencia, como dijo recientemente sobre otro programa social destinado a intervenir las casas deterioradas de las familias en nuestros barrios?

Sería interesante saber qué hará al respecto el Ejecutivo en el futuro próximo. Tal vez pudiera volver sobre los pasos de esa tal Misión saber y trabajo, desarrollada ahora de forma paralela a la cuestión de la llamada "inmunización del rebaño" con la campaña masiva de vacunación, que empezó de arriba para abajo. Primero la gente del alto gobierno: el presidente, su hijo y protegido político, ministros, diputados, luego otros segmentos: trabajadores de salud como enfermeros y médicos, ha seguido con los ancianos escogidos aleatoriamente y es admirable como avanza ese proceso y sin discriminaciones ideológicas, poco a poco como en uno de los sones de negros o del tamunangue larense. ¡Upa negro! Aunque no hay vacunas ni plata a borbotones como antes para comprarlas. Como quien dice el país se arropa hasta donde alcanza la cobija.

¡Qué desgracia! Un país tenido por muy rico años atrás se ha venido en picada, eso porque en Venezuela en los últimos tiempos ha tenido un grave problema con muchos de quienes han tenido posiciones de liderazgo, inclusive en el partido de gobierno, pero se ha puesto más de bulto en la oposición. Una punta de tarambanas que sólo miran el ombligo de sus intereses, como en una escena hilarante de la película La vida es bella en que el protagonista denuncia el fascismo frente a unos supervisores de la educación.

II

Bien. Aquella Misión saber y trabajo referida inicialmente, si no leímos mal, involucraba también a las universidades. Instancias académicas a las que se les incorporaba la función productiva, lo que suponía desarrollar en estas corporaciones públicas nuevas unidades, a saber, aquellas propiamente empresariales de tipo agropecuaria, industrial, comercial, entre otras.

Hoy en 2021 cabe preguntar: ¿Qué habrá sido de toda esa iniciativa?

Con excepción de algunas experiencias en la UNELLEZ, todo eso es un asunto que, al parecer, como diría Rómulo Gallegos en alguna de sus novelas, se lo tragó el tremedal en el que nos encontramos, principalmente de después de la desaparición física de Chávez, líder que fuerzas oscuras asesinaron.

En este contexto de inflación y agresión internacional económica-comercial contra Venezuela que nos tiene a todos comiéndonos un cable, es consabido que se requiere desarrollar la producción nacional, porque el margen de maniobras del ciudadano en su economía personal y familiar resulta muy precario en el momento actual. Un apoyo lo han representado los bonos de compensación salarial, poquitos, pero constantes, principalmente a través del Sistema Patria; de lo contario, de acuerdo a ciertas voces, el estallido social hubiera ya hecho añicos la relativa paz social de la que, dentro de todo, disfrutamos. El venezolano es un pueblo valiente y resiste, con independencia a sus adherencias ideológica-políticas.

En este último aspecto, no hemos entendido que el último aumento del salario mínimo, ese que establece 7 millones de bolívares por mes, al menos en las tablas salariales de los profesores universitarios, aparecen unos fulanos bonos entre 11 y 19 o 21 millones de bolívares, de la categoría instructores, asistentes, agregados, asociados y titulares; además de 4 millones por concepto de bono de transporte; pero estos montos no se han reflejado en los depósitos correspondientes a las últimas quincenas, como sí se ha podido observar en los bonos de alimentación (bs. 3 millones) y bono académico (bs. 200 mil). Los únicos.

III

Hemos preguntado a gente que tiene membrecía en algunos grupos de WhatsApp, quienes suelen estar muy enterados, pero, cosa curiosa, no han podido responder qué habrá pasado con eso ¿era una falsa alarma o fake news, que llaman ahora?

Lo cierto es que el susodicho bono ya parece olvidando, como la inmemorial Misión saber y trabajo, junto al concepto de universidad productiva, ¿fue una confusión de los compañeros de los grupos WhatsApp? Suponemos, ¡Santo cielos!, que no se estaban refiriendo al Bono Simón Rodríguez concedido a los docentes de todos los niveles y modalidades a través del Sistema patria, ¿o sí?

Como según es fama las universidades dizque perdieron su autonomía administrativa al cargar la nómina al Sistema Patria, de acuerdo con la Prof. Deborah Velázquez, de APUCLA, quien sabe; y como también es fama que los docentes suelen tener un discurso propio de "un saber práctico", tener los pies bien puestos sobre la tierra, siempre piden que les hablen claro; por eso, vamos volver a citar una fuente periodística que discurre del siguiente tenor bajo la firma de Lorena Rojas, de La Prensa de Lara (mayo, 26, 2021):

"La educación en Venezuela está viviendo su peor momento, esto va desde la educación básica hasta la universitaria", dice la profesora Liliana Yépez, quien asegura que los docentes que se han mantenido dando clases lo hacen por compromiso, ya que el salario que perciben mensualmente apenas llega a 4 dólares al mes y ya no cuentan con beneficios como HCM.

IV

En el marco del bicentenario de la Independencia, el maestro Luis Britto García recientemente en su artículo "La herencia de Carabobo" (www.ultimasnoticias.com , Caracas, mayo 29, 2021), parece sugerir actualmente en Venezuela todos los trabajadores estamos en condición de esclavitud. ¿A tanto hemos descendido cuesta abajo en la rodada? ¿Será una forma de lanzar la piedra y esconder la mano? ¿Una manera de hablar oblicuamente contra el poder?, ya que recordó el intelectual: son esclavos quienes no reciben un mínimo del excedente económico, en consecuencia, no son libres de manera efectiva; ¿de donde se tiene que en Venezuela somos esclavos porque la remuneración que recibe el trabajador no cubre lo indispensable para la subsistencia? Barajo el tiro, como decía Juan Camejo en su libro "Abajo cadenas".

Por otra parte, denuncia el peligro de las zonas económicas especiales, cuyas relaciones de trabajo son remitidas a leyes extranjeras y es como si la república renunciara a la soberanía; tema muy sensible porque introduce graves desigualdades. Por cierto, es una cosa que también recuerda Fidel Castro en su libro de "memorias" con Ignacio Ramonet; arguye que fue un trago amargo, como fuere, son asuntos importantes a considerar y es un ejercicio propio de la función del intelectual, como decía no sé si Manuel Caballero. Esto es, "pellizcar el culo" de quienes detentan el poder, el poder formal-institucional y de quienes son parte de los llamados "factores reales" del mismo.

V

En fin, frente a las cuestiones salariales en particular de los trabajadores universitarios nos preguntar tal vez con el atrevimiento del ignorante: ¿Se ocuparán de estas cosas prácticas los personeros del "Alto Gobierno" o se dedican a defender en abstracto "La Revolución Bolivariana"? Asimismo, ¿cuándo se ocuparán de la contratación colectiva de los educadores nacionales y del sector universitario? ¿O habrá que esperar que la FTUV realice la elección de su cuerpo directivo? Ya que algunos parecen que quieren destronar a Carlos López. En fin, que allí parece haber mucha confusión. Habría entonces que pedir tal vez a mis distinguidos amigos doctores Roberto López-Sánchez (LUZ-Zulia) y a Cécil Gerardo Pérez (UCLA-Lara), recordando a Julián Pacheco, un personaje muy popular de la radio-televisión en las décadas de 1960-1970: "Alúmbrame, dame luz, dame cacumen…"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 314 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: