Parlamento

Vergonzoso drama el de EE.UU.



Vergonzoso drama el de EE.UU, confiesa sus crimines. El senador estadounidense Chris Murphy, con sus declaraciones coloca al descubierto al exdiputado rastrojo Juan Guaidó y el sátrapa de Donald Trump de las atrocidades que hicieron para hundir al pueblo de Venezuela. Por el solo hecho de producir un cambio de gobierno por la vía violenta, en nombre de la democracia. Hoy no es suficiente reconocer que el Gobierno de Estados Unidos cometió un error vergonzoso tras otro, después de haber decidido reconocer al dirigente ultraderechista exdiputado rastrojo Juan Guaidó como “presidente” de Venezuela y de aplicar sanciones contra el pueblo venezolano de forma drástica. Las declaraciones de Chris Murphy, por cierto, fueron emitidas a finales del mes mayo. Mediante las mismas el representante del Partido Demócrata reconoció el apoyo ofrecido por EEUU para la autoproclamación del exdiputado rastrojo Juan Guaidó, así como la participación de EE.UU, en el intento de golpe de Estado del mes de abril de 2020.

El senador demócrata manifestó ante la cámara del senado de los Estados Unidos. La jugada de reconocer al exdiputado rastrojo Juan Guaidó a las primeras de cambio, e imponer sanciones rápidamente, no funcionó. Todo lo que hicimos fue jugar nuestras cartas de golpe de estado, y no funcionó. Ha sido un error vergonzoso tras otro. Solo por considerar que después de golpe de estado diseñado desde la Casa Blanca y apoyado por la Unión Europea, el autoproclamo asumía la dirección de gobierno desde Miraflores. Igualmente creíamos que hacer que el exdiputado rastrojo Juan Guaidó se declarase a sí mismo como presidente, sería suficiente para salir del gobierno Chavista. Luego creímos que colocar ayuda en la frontera iba a ser suficiente. Luego tratamos de construir una especie de golpe en abril del año pasado, que nos estalló en la cara cuando todos los generales que se suponía iban a romper su relación con el Presidente Nicolás Maduro decidieron quedarse con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Vergonzoso drama el de EE.UU, confiesa sus crímenes. Agrega el senador demócrata, Chris Murphy, Con la locura de sacar al Presidente Nicolás Maduro de Miraflores, hicimos todo el esfuerzo y pagamos bien caro, para que fracasara el dialogo de Republica Dominicana, igualmente hicimos con el dialogo de noruega, el verano pasado. Y ahora, después de malgastar mucho tiempo y dinero tenemos unas elecciones que están a punto de celebrarse, en las que, como discutimos hoy. El exdiputado rastrojo Juan Guaidó y la oposición terrorista obediente de EE.UU, y la Unión Europea se niegan a participar, en la megaselecciones programada por el Consejo Nacional Electoral. Posteriormente, señaló el senador demócrata, que Estados Unidos se encuentra en una posición en la que está reconociendo como líder de Venezuela a alguien que no controla al gobierno ni al Ejército y que, además, ni siquiera ocupa un cargo. Indicó finalmente que la política de EEUU hacia Venezuela ha sido “un desastre”.

Los Estados Unidos, están confesando todo lo que le han hecho al pueblo venezolano. Está diciendo ‘hicimos todo esto y no pudimos tumbar al Presidente Nicholas Maduro, quisimos hacerlos morir de hambre a todos venezolanos, y no lo logramos. Cuanto ha sufrido el pueblo venezolano. Repito no es suficiente que reconozca toda la acción criminar contra el pueblo venezolano. Quien paga todo el daño ocasionado en contra de los venezolanos. Lo terrible es que nos enteramos por la vía de un vocero del poder Público de los Estados Unidos, que no lo dijo escondido, lo dijo bien en público en una sesión pública de la cámara del senado de los EE.UU.







Esta nota ha sido leída aproximadamente 432 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Medina

Francisco Medina

Más artículos de este autor