Arena política

Carabobo Decide


Los carabobeños, una vez analizada la crítica, paupérrima, dolorosa y vergonzosa situación en que nos encontramos, y visto que el nuevo CNE convocará a elecciones para elegir Gobernador, Asamblea Legislativa, Alcaldes y Concejales, tendremos que optar por continuar en el desastre, sub-sumidos en la ruindad o convertirnos en aquellos que levantamos y protestamos hasta el hastío con una sola consigna, ¡YA BASTA!

YA BASTA ¡de vivir cocinando con leña! En un país cuya fuente de riqueza es el petróleo y es poseedor de las reservas de gas más grande del mundo. Hubo iniciativas e implementación de un proyecto para darle GAS directo a todas las viviendas del sur de Valencia. Dicho proyecto se paralizó. Hoy día el conseguir una bombona de gas es casi una proeza y muy costosa.

YA BASTA de los cortes y racionamientos de LUZ. Es un Derecho Humano el mantener a uno de los servicios básicos más elementales en pleno funcionamiento para así poder llevar adelante los proyectos de vida de la población en general. También acá vale la pena recordar que Carabobo mantiene una capacidad instalada de plantas generadoras de electricidad que están por encima del consumo normal, no obstante, los cortes eléctricos son inclementes.

YA BASTA de los cortes y racionamientos de AGUA. Diariamente las comunidades salen a protestar porque el gobierno regional no da respuesta a la solicitud del suministro del AGUA POTABLE APTA PARA CONSUMO HUMANO. Esas voces, desgraciadamente, NO son escuchadas en ninguna oficina gubernamental, además, no saben cómo resolver.

Como podemos observar las comunidades tienen una real y sentida oportunidad de plantear en la coyuntura electoral toda una problemática que el gobierno de turno NO ha podido ni podrá resolver ya que han mantenido el Gobierno Nacional, Regional, todas las alcaldías de Carabobo, además de un Consejo Legislativo que nadie sabe si existe y todos los Concejos Municipales, y como si eso fuera poco, han manejado muchísimos recursos económicos, incluyendo minas de oro autorizada su entrega públicamente al ciudadano gobernador, al cual se unen diversos negocios que tienen que ver con chatarra y cobre, es decir, los gobernantes de turno han tenido todas las posibilidades económicas y sencillamente NO resolvieron los problemas más sentidos de las comunidades como son AGUA, GAS, ELECTRICIDAD. Aquí podemos agregar, salud y educación, pues hasta ahora NO se ha vacunado a la población lo cual a éstas alturas lo considero un despropósito y falta de Gobierno.

Así las cosas, la Sociedad Civil, Partidos Políticos, ONG´s, Concejos Comunales, Academias, Colegios Profesionales, Iglesias, Organizaciones Empresariales y todos aquellos que hacemos vida en Carabobo tenemos una real posibilidad de hacer historia si entendemos el problema en su justa dimensión. El presente no es cualquier coyuntura tenemos frente a nosotros la oportunidad de conquistar una victoria ganando Carabobo para sumarla a las de otra veintena de Estados que se pudieran ganar si entendemos que el rechazo generalizado de la población hacia el Gobierno Nacional ronda el 92%, es decir, sin presumir de optimista pudiéramos ganar 20 gobernaciones lo cual nos colocaría en las puertas frente a la posibilidad de convocar un Referendo Revocatorio Presidencial. Es éste RR la esperanza política que podemos darle a esas comunidades para recibir inversiones y apoyo de la Comunidad Internacional y así devolverle a las comunidades lo que en justicia les corresponde que no es más que el retorno a una vida digna donde cualquier ciudadano, sin necesidad de carnet político, pueda demostrar todo su potencial como emprendedor y como ser humano. Entonces, ciudadano que éste artículo lees, tienes la posibilidad de escoger entre quienes deconstruyeron y quienes desean construir un Carabobo posible para ti y tu desarrollo familiar. ¡TÚ DECIDES!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 577 veces.



Ezequiel Aranguren


Visite el perfil de Ezequiel Aranguren para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ezequiel Aranguren

Ezequiel Aranguren

Más artículos de este autor