Fragmentos de la realidad

Nueva directiva del CNE puede propiciar la participación de actores y partidos en lo electoral

En primer lugar queremos expresarles nuestras felicitaciones y los mejores deseos de éxito en sus responsabilidades como máximas autoridades del Poder Electoral y su organismo ejecutivo el Consejo Nacional Electoral (CNE) a estos venezolanos que han logrado aprobar las evaluaciones establecidas y adelantadas por el Comité de Postulaciones (conformado por Diputados y Representantes de la Sociedad) y finalmente resultaron escogidos en sesión plenaria de la Asamblea Nacional (Poder Legislativo). Ayer martes 04 de mayo de 2021, en este escenario legislativo los diputados que integran este Poder Público han procedido a seleccionar, someter a votación y aprobar por mayoría calificada una lista final de sus integrantes como Rectores Principales (5) y Rectores Suplentes (10), quienes cumplirán un período de 7 años (2021-2028).

Durante el día 05 de mayo, los cinco Rectores Principales, reunidos en su primera sesión de instalación, han procedido a conformar la junta Directiva y la integración de los Órganos Subordinados a través de los cuales funciona este Autónomo Poder Público Nacional. Para ejercer la presidencia del Consejo Nacional Electoral ha sido designado el historiador y profesor de la UCV, Pedro Calzadilla Pérez y para la Vicepresidencia el Ingeniero Electricista y Ex Diputado Enrique Márquez. Como ciudadano venezolano comprometido con la Democracia Participativa y Protagónica como sistema político, como forma de Estado y de Gobierno, historiador, profesor de la UCV y Ex Rector Principal del CNE (mayo 2006-diciembre 2009) quiero manifestarles mis mejores deseos de una gestión caracterizada por la eficiencia, eficacia y éxitos desde estas importantes responsabilidades de Estado a los cinco Rectores Principales y los tres Rectores seleccionados para incorporarse e integrar la Junta Nacional Electoral, la Comisión de Registro Civil y Electoral y la Comisión de Participación Política y Financiamiento. Estos ocho venezolanos cuentan con formación profesional, experiencia en el ejercicio de funciones administrativas y gerenciales, compromisos y experiencias políticas suficientes para ayudar a construir condiciones que promuevan la participación política entre individualidades, grupos, movimientos, partidos políticos y por supuesto entre los millones de ciudadanos que conformamos el Registro Electoral Permanente (REP) de Venezuela. Sus éxitos como funcionarios de Estado significan las posibilidades de aportar, desde sus responsabilidades específicas, para lograr recuperar espacios de bienestar para las mayorías sociales de Venezuela.

Estos venezolanos tienen un firme e inequívoco compromiso de comenzar desde estos primeros días del mes de mayo para enviar claros mensajes y señales de las orientaciones y estilos de esta nueva gestión desde el Poder Electoral. La grave, complicada y dolorosa situación económica, social, económica, sanitaria e institucional que golpea a la inmensa mayoría social que conformamos esta Nación Soberana, reclama esfuerzos y sacrificios extraordinarios de quienes ejercen importantes responsabilidades de Estado y Gobierno. Es indispensable lograr construir, reconstruir, remendar y reforzar mecanismos de acercamiento y/o puentes entre los directivos e integrantes de las más diversas fuerzas y movimientos políticos de Venezuela. Los venezolanos que conformamos esta nación, somos víctimas de agresiones internacionales desde hace varios años a través de las formas y mecanismos más variados y perversos (muy similares a las empleadas por los Nazis entre 1933 y 1945 contra los propios alemanes, poblaciones europeas y euroasiáticas invadidas/encarceladas) y desde marzo de 2020, nuestra situación se ha agravado por la llegada de este invasivo, mutante, peligroso y mortal virus de los tipos coronas (SARS-CoV-2) expandido por el mundo como una terrible pandemia.

En medio de este escenario de dura recesión económica mundial, agresiva pandemia viral globalizada y unas criminales medidas y sanciones internacionales contra nuestros ingresos económicos, contra el acceso a la alimentación, contra el universal derecho a la salud, contra los derechos a disponer de combustibles y por supuesto, contra el derecho a disfrutar de los niveles de bienestar que prevalecieron en Venezuela entre 2004 y 2015, reconocidos por los más diversos organismos internacionales y nacionales, es indispensable realizar los más diversos esfuerzos para rescatar la estabilidad política e institucional del país. Allí es donde ubicamos la contribución que se espera puedan aportar estos 8 venezolanos seleccionados y designados para dirigir y administrar el Consejo Nacional Electoral como expresión ejecutiva del Poder Electoral.

Para garantizar la eficacia y efectividad en sus importantes responsabilidades electorales y políticas, cuentan con todos los trabajadores que conforman el personal del CNE, donde se acumulan importantes, valiosas y variadas capacidades, experiencias y especialidades. Es por ello que una de las primeras señales o mensajes de este equipo directivo podría dirigirse hacia lo interno de la institución, buscando incentivar y estimular a los funcionarios activos y jubilados del Consejo Nacional Electoral, quienes esperan por una recuperación/mejoramiento de sus condiciones salariales, bonificaciones y pensiones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 586 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: