(Qué se está haciendo)

El bloqueo, la hiperinflación y la dolarización descontrolada

La difícil situación económica que los venezolanos estamos padeciendo desde hace años ha sido un escenario que ha traído vicisitudes terribles para el pueblo venezolano. Las personas cada día salen a la calle con la firme esperanza de que la presente realidad económica cambie. ¿Pero qué medidas se están tomando para cambiar la realidad existente? ¿Qué estrategias se están planteando para combatir tal situación? ¿A quién le conviene que la realidad económica no cambie? ¿A quién favorece que esta economía dolarizada territorial sea permanente? Es importante que nosotros generemos respuestas a estas interrogantes desde un plano personal, crítico y autocritico sin estar condicionado por ningún sistema, ni estar inclinado hacia alguna tendencia politica-partidista.

Por una parte, es importante dejar claro que la economía de Venezuela es una economía que está asediada y que ese cerco financiero empezó a encubarse a partir del año 2012, bajo la premisa de una guerra económica impuesta por el gobierno estadounidense y la Unión Europea, secundados por lacayos antivenezolanistas y apátridas. Sin embargo, llevamos 8 años soportando las medidas coercitivas del imperialismo norteamericano, como también esperando medidas contundentes por parte del gobierno para contrarrestar el bloqueo económico.

En síntesis, no se está haciendo absolutamente nada para combatir el bloqueo, la hiperinflación y la dolarización descontrolada en todo el territorio nacional. Al contrario, se está permitiendo con una holgura a granel. No existen medidas, ni decretos, ni disposiciones que favorezcan o que contribuyan con el bienestar del pueblo. Solo existen incentivos paupérrimos y salarios que no cubren siquiera dos productos de la cesta básica.

Los ciudadanos de esta patria ya están cansados de regalías, de bonos, de incentivos que te hacen feliz por un día. El pueblo necesita sentir que hay un gobierno que esta presto a luchar, a defender, a tener la capacidad y las agallas para imponer medidas drásticas y determinantes para contrarrestar la guerra económica, la hiperinflación y la dolarización descontrolada.

En otras palabras, pareciera que se sintieran a gusto con la actual situación económica imperante, mientras que el pueblo se las ingenia cada día para salir a buscar el pan, porque el salario que obtiene le alcanza para vivir un día y los demás días restantes quien se lo garantiza. Aunado a ello se burlan del trabajador cuando proveen un acrecimiento de salario que no va a satisfacer en lo absoluto el vivir bien del trabajador.

Es inconcebible el hecho de que pasen los días, los meses y los años y no hagan absolutamente nada para salir del abismo. Y no son por falta de propuestas e ideas. Porque propuestas en materia económica las hay en el país. Pero a veces el problema es de voluntad politica. O simplemente no quieren hacer nada porque la actual situación les favorece y no les conviene que Venezuela cambie de rumbo. Prefieren que el país siga su curso hasta ver hacia donde los conduce. Prefieren por decirlo de alguna manera que la vida se haga camino, es decir, que las personas salgan a la calle a rebuscarse como puedan. Entonces para que existe un gobierno sino es para que garantice la suprema felicidad social del pueblo en condiciones óptimas para su desarrollo humano.

Es hora de que el pueblo asuma la organización como un elemento fundamental y ocupe el rol de Autogobierno, rumbo hacia el estado comunal, fortaleciéndose así mismo para consolidar el socialismo verdadero.

allennebrija@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 530 veces.



Allen Nebrija

Poeta, articulista y novelista.

 allennebrija@gmail.com

Visite el perfil de Allen Nebrija para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: