¿Qué podemos hacer los trabajadores venezolanos respecto a los efectos negativos de los bloqueos internacionales?

Estamos en vísperas de otro 01 de mayo (2021) y los trabajadores venezolanos ganamos en promedio menos de diez dólares mensuales, cantidad que no alcanza ni por asomo para vivir dignamente en un país en condición crítica de emergencia por la pandemia de COVID-19 y por otros factores externos e internos, y con una seria problemática económica que ha tenido como principales consecuencias una super inflación y niveles muy elevados de desempleo, pobreza y miseria. La depauperación extrema reina en Venezuela, y los bloqueos a cargo del criminal imperio estadounidense, en plena decadencia, sin duda alguna han influido notablemente en la difícil situación que afecta a millones de venezolanos.

Respecto a los efectos negativos de tales bloqueos, en vista de que ya han causado un gigantesco perjuicio socioeconómico, debería ocurrir la pronta reacción de los venezolanos para tratar de evitar un daño peor, y los trabajadores tendrían que estar al frente de esa batalla. Ahora bien, ¿cómo es posible que las personas comunes podamos hacer algo contra unas medidas que son de alcance mundial?, ¿no debería el Estado venezolano ser la entidad que haga lo necesario para que al menos esos bloqueos no afecten en demasía a millones de personas en Venezuela? Ciertamente el Gobierno de Venezuela es, en primer lugar, responsable en teoría de garantizar el máximo bienestar posible de la población del país suramericano, más aún en situaciones de notable dificultad; sin embargo en la realidad es más que evidente que las autoridades venezolanas, incluidas las dizque socialistas, han sido incapaces de ayudar al ciudadano común, e incluso algunos personajes, inmorales y delincuentes, han estado viviendo con comodidad y hasta en la opulencia mientras que la mayoría está hundida en la pobreza, la miseria y un estado de indefensión total. Para estos sujetos no existen bloqueos que puedan dañar su calidad de vida.

Por desgracia no es fácil para una nación megadependiente, endeudada hasta los tuétanos, prácticamente saqueada por intereses foráneos, sin una suficiente producción agropecuaria e industrial, con su principal industria estatal cuasiquebrada, y con una dirigencia política inmoral, oportunista, corrupta, codiciosa, débil y entreguista, salir adelante en el concierto internacional que se le plantea hoy. No obstante la élite política pudiera, al menos, dejar de pagar la deuda externa o pedir una moratoria, para que con los recursos no cancelados se realicen progresivamente ciertas inversiones sociales y productivas que posibiliten alguna recuperación económica; claro que todo indica que el Gobierno "obrerista-revolucionario" de Maduro seguirá con su política mezquina de repartir migajas a los ciudadanos vía bonos en vez de hacer frente como tal a la complicada situación.

Parece, según se desprende del análisis del panorama geopolítico presente y futuro, que tendremos bloqueos para rato. Y mientras tanto los trabajadores, ¿nos quedaremos de brazos cruzados, hambrientos, indefensos y desesperados mientras duren los famosos bloqueos y las autoridades de "izquierda" y de derecha de Venezuela continúan con su indiferencia, su desidia y su inacción cobarde y cómplice? Es evidente que deberíamos reaccionar masivamente con contundencia en las calles, y pronto, específicamente para presionar a la dirigencia política "socialista-humanitaria" y a la "opositora", buscando a corto plazo que tomen medidas concretas para que los bloqueos internacionales nos perjudiquen lo menos posible, y que haya un aumento salarial justo que nos dignifique de cierta forma. Con que se rebaje los sueldos dicha dirigencia, y deje de apropiarse de dinero que no le corresponde, por ejemplo, sería más o menos suficiente para que numerosos venezolanos comunes puedan obtener, por cierto tiempo, unos ingresos mucho más decentes que los actuales. Es nuestro derecho constitucional, aún en una época de crisis como la presente, percibir salarios que al menos nos permitan alimentarnos adecuadamente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 465 veces.



Rubén Alexis Hernández

Licenciado en Historia, Magíster en Historia de Venezuela. Antiimperialista, izquierdista y ateo

 ruhergeohist@yahoo.com

Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rubén Alexis Hernández

Rubén Alexis Hernández

Más artículos de este autor