(Desmontando la falsa narrativa del corto "Adiós Venezuela")

Antes de la intervención...

Cuando las fuerzas del Imperio se preparan para intervenir "humanitariamente", por supuesto, en alguna nación que casi siempre, solo por pura casualidad, posee grandes cantidades de recursos no renovables y no quiere "dar su brazo a torcer" a las avariciosas demandas imperiales, los planes son siempre los mismos.

Lo primero es una costosa, masiva y muy bien elaborada campaña de propaganda en la que se crea una narrativa muy distinta a lo que en verdad sucede en el país a atacar. Utilizando "falsas verdades", medias verdades siempre sacadas fuera de contexto y un sin fin de descaradas mentiras que se convierten en "verdades" a punta de retweets, views, likes, y un sin fin de repeticiones y réplicas por sus diferentes medios de comunicación y las redes en general.

Así fué antes de la primera invasión a Irak de Saddam Hussein, con aquellas famosas declaraciones de una "pobre niña refugiada de Kuwait" que sola y desamparada contaba llorando ante un mundo horrorizado que había visto como los crueles soldados iraquíes: "sacaban a los niños de las incubadoras para dejarlos morir en el piso". La refugiada llorona resultó ser la hija del embajador de Kuwait en Washington, para cuando la verdad se supo, ya las maquinarias de guerra se habían desatado.

Esta historia se volvió a repetir con Irak con la última invasión que causó el derrocamiento y muerte en la horca de Saddam y que comenzó con una feroz campaña contra el "Dictador" que otrora fuera un favorito de los gringos. Así pudimos ver a Collin Powell mentir descaradamente frente a todos los miembros de la ONU hablando de armas de destrucción masivas y guerra biológica , con un frasquito en la mano que, según él, contenía el poderoso veneno antrax fabricado por el dictador iraquí. El general Powell asesorado, demás está decir, por un grupo de científicos, manipulaba el "veneno" sin ningún precaución, sin guantes, ni máscara y frente a todos los representantes del mundo en un sitio cerrado...bueno probablemente era talco, o quizás un frasquito de cocaína olvidado por Uribe en algún baño del edificio. Al final , la guerra se impuso, más de un millón de iraquíes murieron en la violencia, además de los 500 mil niños que previamente habían fallecido por culpa de las "sanciones" aplicadas contra irak previo a las invasiones militares - por cierto, la entonces secretaria de estado Madeleine Albright declaró públicamente que esas muertes "habían valido la pena"-. Las supuestas armas de destrucción masiva nunca fueron encontradas y la nación iraquí sigue hasta el día de hoy inmersa en la violencia, mientras las transnacionales del petróleo y la "reconstrucción" bailan y se rien camino al banco.

Luego vinieron Libia y su líder Muamar el Gadaffi, quien cometió el grave error de guardar las reservas internacionales de su país en los grandes bancos europeos y confiando en el presidente francés Sarkosí, mafioso representante de esa misma banca, entregar todos sus sistemas defensivos como acto de buena voluntad. Gadaffi logró convertir a Libia en el país más próspero y con el nivel de vida más alto del África, pero sus planes de dejar de vender su petróleo en dólares y peor aún su iniciativa de una unión africana fortalecida con una moneda propia, el Dinar de oro, no agradó a las élites eurocéntricas y sus corporaciones.

Muy pronto comenzó la demonización por los medios, "Gadaffi el asesino", "Gadaffi el dictador", "el malvado dictador Gadaffi está a punto de bombardear a unos manifestantes pacíficos que solo quieren libertad y democracia". Mientras esto sucedía el gobierno sionista de Israel apoyaba airadamente el ataque de la OTAN sobre libya y pedía que se atacara a Siria tambień y aunque el gobierno Sudafricano declara que se debe investigar la intervensión de la OTAN en Libya y muestra pruebas de los estrechos vinculos y la coordinación entre los "rebeldes" y esa Organización Terrorista del Atlantico Norte, de la nada, un domingo los medios explotaron con las filmaciones de los rebeldes tomando la Plaza Verde de Tripoli y festejando el triunfo. Las imagenes le dieron la vuelta al mundo y los ataques frontales contra Libia se desataron culminando en el brutal asesinato de Gadaffi, del cual la vice del presidente Barack "oreo" Obama, la inefable Hillary Clinton (que según parece no era muy buena con el sexo oral) comentó en vivo por los medios con una risíta sicótica : "vinimos , vimos y se murió", remembrando aquella frase del general y consul imperial romano Julio Cesar . "veni, vidi, vici". El famoso video de la toma de la plaza resultó ser un montaje , realizado en Qatar. el emirato absolutista de Qatar que será uno de los financistas y colaboraba con la logística de los grupos rebeldes, financió las filmaciones incluyendo la construcción de una Plaza verde casi de utilería! Libya fue desmembrada, dividida en tres republiquetas en guerra entre ellas disputándose el comercio de sus recursos naturales a precio de gallina flaca con las grandes corporaciones occidentales. Las reservas del pueblo Libio, aproximadamente unos 300 millones de dólares, "misteriosamente" desaparecieron.

Con Venezuela las campañas comenzaron temprano, incluso antes de llegar el comandante Chavéz al poder. "los chavistas van a freír cabezas de opositores en aceite", "nos van a quitar las casas y hasta los apartamentos en la playa", "nos van a quitar la patria potestad de nuestros hijos", "te van a quitar la panadería", "van a instaurar una dictadura Castro comunista". Nada de eso sucedió, la propaganda entonces comienza a convertirse lentamente en falsas verdades: "el régimen castro chavista", "el dictador Chávez", "los violentos círculos armados bolivarianos que persiguen y hostigan a la oposición", que por supuesto según ellos son mayoría. Y así pasan los años y ahora el terrible dictador, el malvado tirano se llama Maduro, y los guarimberos armados y violentos son unos pacíficos manifestantes luchando contra una dictadura. Y siguen corriendo los años y el dictador ya es, según la propaganda, un presidente ilegítimo, y se inventan un presidente de mentira que no gobierna ni en su casa, pero que junto a sus cómplices, entregan los bienes y los recursos de la nación venezolana en el extranjero a sus amos gringos a cambio de unas migajas que ascienden a millones y millones de dólares, de los cuales el pueblo venezolano no ve , no digamos una vacuna, no ve ni una puta inyectadora!

Eso si, con esos millones de dólares, robados al pueblo venezolano, -pero claro, no vayan a pensar mal, que se le entregan a los yankees y a la banca europea para "protegerlos de la terrible corrupción chavista" , la corrupción más terrible , según la propaganda, nunca vista en la historia de la humanidad- con esos millones de dólares repito, se financian, entre otras muchas cosas, todo tipo de campañas por los medios y las redes para ir preparando el terreno para la "intervención humanitaria" de los benefactores del norte y sus victoriosos ejércitos de salvación.

Llegamos entonces a la narrativa de los migrantes, al principio, políticos conocidos y supuestos líderes de oposición obligados a salir al exilio por la "persecución del Régimen". Claro que estos exiliados no son para nada como los exiliados que conocimos huyendo de las dictaduras militares asesinas instaladas por los gringos en NuestrAmérica en la década de los 70. Recuerdo bien a aquellos que tuvieron que huir para salvar sus vidas amenazadas por la "Operación Cóndor" una campaña de torturas, desapariciones y asesinatos desatada por las dictaduras militares del sur con pleno respaldo y apoyo del gobierno de los Estados Unidos. Aquellos activistas, artistas, estudiantes y periodistas huían con lo que tenían puesto y llegaban a casas de amigos o simpatizantes de la lucha antidictatorial, no como los exiliados de ahora que llegan a su exilio comprando apartamentos y automóviles de lujo, flotas de taxis y discotecas o montando tiendas y restaurantes de comida venezolana, haciendo todo tipo de negocios con el dinero robado a todos los venezolanos. También existe un tipo de migrante que envenenado por la propaganda y sin ser activista político o estar seriamente afectado por la crisis económica decide vender sus negocios, apartamentos y automóviles- todos adquiridos bajo la bonanza económica creada por el gobierno del presidente Chávez durante la recuperación económica de los años 2005 al 2011 aproximadamente- , algunos de estos tienen éxito en el exterior a veces por tener doble nacionalidad e invertir bien el dinero que llevan. También hay otros tipo de migrantes venezolanos, esos que debido a la brutal guerra económica desatada contra el país se van a buscar fortuna en países vecinos y terminan vendiendo empanadas o caramelos en las busetas o trabajando ilegalmente como esclavos. Pero hay otro tipo de migrantes y de eso se trata en verdad todo este largo cuento que les estoy echando.

Está rodando masivamente por las redes un tremendo documental muy bien producido, con excelentes tomas con drones y demás, una fotografía impecable y una musiquita de fondo perfecta para el caso, en fin, una obra maestra de propaganda. Realizado y presentado por un conocido mercenario del periodismo corporativo, asalariado de una de las grandes corporaciones de noticias del norte, el documental llamado muy eufemísticamente "Adios Venezuela". Ya de entrada el título da ganas de llorar y nos predispone al contenido. Primero una entrevista a un matrimonio de maracuchos con un hijo pequeño, que nos relata la terrorífica historia de cómo eran hostigados y amenazados por los círculos bolivarianos de malandros armados confesando que decidieron "huir" temiendo por sus vidas, sobre esto no presentan ninguna prueba, al parecer nunca presentaron denuncias en organismos ni venezolanos ni internacionales, ni siquiera un videíto por las redes o una entrevista previa. Después sutilmente cambia la conversa, y dicen que se marcharon porque no soportaron que les dijeran lo que tenían que comer y dónde y cuándo comprar y bueno el hambre...

Luego con bellísimas tomas aéreas a lo hollywood, de esas hechas con drones y que cuestan una bola de real, el cantante de una reconocida y muy buena banda de wanabi rastas, que tocan un pseudo reggae pop tan comercial que debe tener a Bobby Marley revolviendose en la tumba! nos recita de una forma poética tan o más comercial que la música de su banda unas muy sentidas palabras sobre lo lindo que es su hogar Venezuela y que lastima la corrupción y la falta de oportunidades y oh! la impunidad, y oh! la falta de libertad. Nos cuenta libremente todo esto desde una panorámica terraza en caracas, ciudad en la que residen libremente, hablando libremente pestes del gobierno "chavista" por las redes y los medios cada vez que libremente tienen la oportunidad. De paso, la banda y nuestro joven poeta/cantante entran y salen libremente de Venezuela cuando van de gira, y antes de la pandemia giraban, aún siendo rebeldes jóvenes opositores, libremente por todo este hermoso país gobernado por un terrible tirano y una terrible dictadura. Claro que el corto muy hábilmente le va dando vuelta la cosa hacia la "crisis Humanitaria" y sigue preparando sutilmente el terreno para una "intervención humanitaria". Aprovechan nuestros amigos músicos para promocionar su última producción inspirada en las guacamayas y tal...y "los jóvenes que como guacamayas levantan vuelo dentro y fuera de venezuela para ser mejores venezolanos y crear un mejor país". No nombran para nada las medidas coercitivas ilegales , las mal llamadas sanciones que siguen asfixiando cada vez más a la población, sobretodo a los de más bajos recursos, al parecer no se han dado cuenta o quizás a ellos no les afectan, o tal ves les dijeron :" mira loco ni de vaina nombres en tus canciones o en las entrevistas las sanciones del coño esas!". Sabrá dios cuánto les pagaron por participar.

En medio de todo esto, nuestro palangrista presentador alias "don ramón" nos habla de una forma sumamente seria de la "peor crisis de refugiados del planeta" según él - por supuesto sin nombrar ninguna fuente verificable ni presentar ninguna prueba, ni decir donde estan, en qué países, ni cuantos hay en cada país-. son cinco millones, si leyó bien cinco millones los migrantes venezolanos regados por el mundo, ahora sí debido a la "crisis humanitaria", término que empieza a repetirse una y otra vez. No se da por enterado de los seis millones de refugiados colombianos que huyendo de la violencia institucionalizada por los diferentes narco gobiernos de la hermana República vinieron a vivir a nuestro país. Se le olvidan los más de 8 millones de desplazados internos en Colombia. Y no dice nada, ni siquiera asoma la idea de hacer un documental sobre las masacres y asesinatos de líderes indígenas, campesinos y de movimientos sociales que se repiten casi a diario ante la pasividad de las autoridades colombianas y de la gran mayoría de la gran prensa internacional.

Luego una señora muy arregladita, con sus mechitas muy bien teñidas, directora de una "fundación" de ayuda a los migrantes nos muestra su depósito en uno de esos famosos "warehouses" gringos desde donde supuestamente reparte gratis muchisimas cosas para ayudar a los migrantes que llegan "sin nada" a Miami atravesando la frontera de México y huyendo por supuesto, de una "crisis humanitaria nunca vista en venezuela" también se le olvidan las ilegales sanciones, el sabotaje continuo a todos los servicios, el brutal ataque a la moneda Venezolana realizado desde Miami y Cúcuta, y se le olvida también decirnos quién la financia.

Un poquito después reaparece el matrimonio maracucho para contarnos con una excelente dramatización animada que debe haber costado unos cuantos dólares, su impresionante y accidentada aventura para llegar a los Miamis. Cómo atravesaron desiertos llenos de basura, como nadaron a través del río Bravo hasta que llegaron a instalarse así, sin nada, en el "Doral" que no es precisamente un barrio de mala muerte de esos donde viven los migrantes centroamericanos. No nos explica nuestra parejita de maracaiberos como llegaron a la frontera, ni cómo sabían exactamente el sitio donde cruzar el río para no ahogarse en el intento. Les explico, cualquiera que conozca las dinámicas de los pasos ilegales de frontera, sabe que este es un negocio controlado por mafias, casi siempre ligadas al narcotráfico y al tráfico de armas. El desierto que atraviesa la frontera entre México y los USA, es imposible de cruzar sin agua suficiente y sin conocer las rutas menos vigiladas por las patrullas de fronteras gringas. Normalmente los migrantes les pagan, en el caso de la frontera colombo venezolana a los "trocheros" y en el caso de la frontera méxico/gringa a los "coyotes" que son más o menos la misma vaina. Intentar pasar de la forma dramática y aventurera que nos cuentan es imposible y los que lo intentan casi siempre terminan muertos o en manos de la "migra".

Pero bueno para hacer una historia larga corta, "Adios Venezuela" con todo y el valor subliminal del título, es una obra maestra de propaganda que posiblemente se haga viral en las redes y es solo una muestra de la cantidad de dinero y trabajo que se invierten para crear una narrativa específica que prepare a la gente para aceptar una supuesta "intervención humanitaria" que en realidad no es otra cosa que otra invasión por recursos de uno de los imperios más sanguinarios de la historia moderna.

¿Existe corrupción, nepotismo e impunidad en Venezuela? lamentablemente sí! pero igual que en cualquier otro país capitalista. ¿Por primera vez hay un fenómeno de migración masiva hacia otros países? muy cierto pero no se van huyendo de una "dictadura comunista" ni de una "crisis humanitaria". ¿Que el gobierno chavista ha cometido muchos errores? pues igual que cualquier gobierno en el mundo en especial si está plagado de oportunistas, bajo presión y ataque constante y tratando de inventar algo diferente.

La interrogante más importante de "adios Venezuela" y toda esta historia, es ¿cuántos de esos carajitos venezolanos afectados con enfermedades catastróficas que languidecen esperando trasplantes en la República Argentina, cuyos tratamientos eran -antes del saqueo de leopoldo lópez, Guaido y compañía- financiados por el estado venezolano, podrían salvarse con ese coñazo de dólares invertidos en esta magnífica obra de propaganda?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1003 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor