Señoreaje con teclado

El mundo entero ha padecido una dolarización subrepticia desde hace 77 años pero nuestro país, Venezuela, ya lo estaba desde hace 80. En 1942 el presidente Medina Angarita lanza esta frase en un discurso ante el Congreso: "Que los venezolanos consuman lo que los venezolanos producen y que los venezolanos produzcan lo que los venezolanos consumen…" y luego, en el informe de hacienda de 1943 Medina escribió esta justificación para el control de cambio: "este gobierno, tomando en consideración que las reservas de divisas debían ser razonablemente empleadas para garantizar al país su abastecimiento normal y la adquisición de los equipos indispensables para el desarrollo de su industria, agricultura y cría. Considera que la eliminación de las restricciones de importación podría significar que el país malbaratase sus recursos". Párenle bolas a las palabras "abastecimiento normal" y "equipos indispensables".

Ya en la Venezuela de 1942 el precio de las cosas venía siendo calculado por el precio del dólar, fletes y aranceles y no por el precio del trabajo. Se había desatado la agricultura de puertos, se importaba papa, arroz y oleaginosas en grandes cantidades. El dólar que ingresaba por petróleo se convertía en el verdugo del campesino y el enriquecedor del comerciante. Pero salgamos del encierro y ampliemos hasta una visión panorámica, llegaremos a la conclusión que el precio del dólar ha fijado el precio de todo en Latinoamérica y en casi todos los países del mundo, incluyendo a Rusia y China. El mundo está dolarizado desde 1944, cuando la inminente victoria de los Aliados hizo posible un acuerdo tipo contrato leonino, tal cual una fábula de Fedro.

¿Qué es lo que ha ocurrido?

Necesario es echar el cuento una y otra vez. Cuando en 1944 se acuerda usar el dólar como moneda de reserva, se aceptó a los EEUU como el Señor Feudal del mundo; Señor que se convirtió en Emperador cuando, sin ningún tipo de escrúpulos, traicionó los acuerdos de 1944, primero a escondidas y luego descaradamente, terminando por imponer su moneda de manera fiduciaria, y logra, en 1974, de manera inaudita, que sus principales proveedores acepten vender petróleo solo en la moneda que el comprador emite.

Para simplificar la explicación uso el siguiente ejemplo: imagínese que un carnicero le vende a usted carne a cambio de servilletas firmadas por usted, bajo la promesa que cuando el carnicero necesite reparar la nevera o comprar algún repuesto usted le hará el trabajo o le venderá el repuesto, pero no gratis, el carnicero le va a pagar a usted con las mismas servilletas firmadas por usted. Servilletas que usted podrá usar para comprarle mas carne. No importa de dónde sale la carne, lo importante son las servilletas…Nota: … amigo lector, por respeto lo pongo a usted en el rol de firmador de las servilletas, aunque éticamente, sería más honesto ser el carnicero. Bueno, mejor decida usted su rol en el ejemplo.

Volviendo al inicio de todo, Keynes, el genio británico de la economía que les solucionó la crisis económica a los EEUU en 1929, crisis producto de la borrachera de dinero sobrevenida por la Primera Guerra Mundial, después de venderles de todo a todos los que se palearon entre si en Europa, en 1943 escribió: "No existe ningún país que en el futuro pueda permitir sin riesgos la fuga de fondos por razones políticas o para evasión de impuestos o como previsión de que el dueño se vuelva refugiado. Del mismo modo, no existe ningún país que pueda recibir fondos fugitivos sin riesgos, los cuales constituyen una importación no deseada de capital, que no puede utilizarse como inversión fija de manera segura. Es por estas razones que en general hay consenso en cuanto a que el control de movimientos de capital, tanto los que fluyen al interior como al exterior de un país, debería ser una característica permanente del sistema en la posguerra". Con este argumento, Keynes, que era británico, defendía la tesis de la creación de una moneda internacional única, proponía Ban cor por nombre; pero no se logró, El salvador de la economía de los EEUU fue derrotado por la tesis de los EEUU de usar el dólar provisionalmente, mientras el mundo se recuperaba…

Vuelvo al punto. Leí el informe Fundamentos de la Dolarización, un reporte del Comité de Asuntos Económicos del Congreso de los Estados Unidos escrito en julio de 1999, usted lo puede descargar fácilmente de internet. En este informe se explica muy didácticamente cómo funciona la dolarización, los detalles de beneficios para los EEUU y los posibles países candidatos para dolarizarse, aunque se nota que está hecho para el caso de la crisis en Argentina, causada por la política neoliberal extrema de Carlos Menen y que estalló en la cara de Fernando de la Rua en el año 2001.

El informe habla de dolarización extraoficial, semi-oficial y oficial, tres etapas de la invasión. En la primera etapa la gente usa el dólar para pagar artículos caros aun cuando legalmente se supone que deben usar la moneda doméstica, En la segunda fase, dolarización semi-oficial, la moneda extranjera es de curso legal y puede entrar en depósitos bancarios, la moneda doméstica queda para pagar salarios, impuestos y servicios públicos, pero todo el comercio establece precios en dólares. Al pasar a la tercera fase, dolarización oficial, el Banco Central y la moneda doméstica son eliminados. Ya en la fase tres, el dólar es la única moneda de curso legal y la emisión de esta moneda no existe para el país dolarizado, pues para obtenerlo debe exportar cuanto tenga y pueda o acudir a empréstitos internacionales.

Con el citado informe aprendí que se le llama "señoreaje" a la ganancia que obtiene un Banco Central, o una casa de la moneda, imprime o acuña moneda existe un costo que debe ser menor al valor nominal de las monedas y billetes fabricados y, por supuesto, cuando es dinero electrónico, el costo es nada.

Esa nueva emisión, además de generar una ganancia neta para el Señor Feudal, también sirve para pagar salarios y construir obras públicas al gobernante de turno.

¿Genera inflación? Respuesta: Por supuesto que sí. La genera dentro del feudo, los bolívares nuevos generan inflación dentro de Venezuela y los dólares nuevos en el mundo entero, excepto dentro de los EEUU, pues con el mecanismo de reservas internacionales cuasi-obligadas, el exceso de servilletas - perdón- dólares, debe ser represado, es decir, no se puede usar sin el permiso del Señor, y si lo haces te sanciona.

La inflación no siempre es un problema, por el contrario, la mayoría de las veces es una solución para el gobierno de un país y, para el caso de los EEUU también es una solución, sobre todo para comprar carne –perdón- petróleo, para recuperar bancos y financiar guerras.

¿Cuánto es el señoreaje de la empresa privada llamada Reserva Federal de los EEUU? Respuesta: 25 mil millones al año (año 1999, pues estoy tomando datos del informe citado). Era un 1,5% del total de los ingresos del gobierno federal, un 0,3 por ciento del producto interno bruto de los Estados Unidos. Hoy puede ser 10 veces más.

La dolarización extraoficial es consecuencia directa de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra de los 6 días y de todos los conflictos armados del siglo XX. No es producto de lo mal o muy mal que cualquier país maneje su economía. Es que simplemente no se puede esperar otra cosa cuando el emisor de la moneda la impone con un poderoso ejército invasor, extorsiones y amenazas y cuando el principal combustible del mundo es cotizado exclusivamente en dólares. Todo lo demás, las tecnologías, la producción de alimentos, la industria en general será comercializado en dólares por la simple razón que todos necesitan combustible, y el combustible es el petróleo, y se compra en dólares. De esto puede cualquier economista disentir y hasta insultarme, pero es la verdad, la cruda verdad. No escribo esto para ganar el Premio Nobel de Economía.

El informe gringo se debate entre la dolarización extraoficial y la oficial. La extraoficial les permite a los dueños del dólar exterminar el precio de cualquier cosa que produzca el país víctima, pues sobre-valora al dólar, observen que no escribo "devalúa la moneda doméstica". Por lo tanto, se puede, con un puñado de dólares, comprar fincas, mansiones, industrias…

Con la fase de dolarización oficial el país queda absolutamente sometido. Para pagar empleados públicos, para construir un camino, por más sencillo y simple que sea; para absolutamente cualquier proyecto nacional, el país victima debe venderle sus recursos naturales, única y exclusivamente, al país emisor del dólar, y si no tiene nada para vender, le toca endeudarse con su Señor. Eso sí, no crea usted que ese país va a entregar dólares tomados de su cuenta corriente o cuenta de ahorro, no señor, ese país va a pagar o prestar con dólares recién hechos …tecleando una PC, ni siquiera …los imprimirá.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 447 veces.



Manuel Gragirena

Profesor Universitario. Ingeniero Electricista. Especialista en Telecomunicaciones. Diploma de Estudios Avanzados en Educación. Ex Sidorista

 manuelgragirena1@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Gragirena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: