Auditórium

Venezuela, vive su peor tragedia económica, y política

"Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia". Albert Einstein.

La revolución no solo ha implantado una dictadura en Venezuela, sino que ha condenado a la población, a vivir en la miseria más absoluta.

En Venezuela vivimos en una dictadura, ya es un hecho con la inconstitucional ley del odio, y los cientos de presos políticos depositados en los distintos retenes policiales, y militares del país, una de sus principales consecuencias, es la ausencia de derechos, y libertades fundamentales, a todo aquel que ose hacerle criticas al gobierno, siendo la tragedia económica la que mas ha masacrado, a su población bajo la bota policial, y militar, una de las mayores catástrofes que está registrando la historia de la humanidad en pleno siglo XXI.

Según expertos economistas consultados, la renta percapita se ha desplomado en más de un 70% desde hace 13 años, hemos regresado a niveles de pobreza nunca vistos desde los años 40 del siglo XX. Es decir, o sea que en los últimos cinco años, la riqueza de los venezolanos ha mermado unos 90 años. Muy rara las veces, al decir de la historia, se han experimentado un retroceso tan dantesco, cuando hay una ausencia de guerra, o catástrofe natural.

Uno de los más claros ejemplos de la destrucción económica del país, es el colapso en la producción de petróleo. Venezuela posee las mayores reservas petrolíferas del mundo y, sin embargo, hay escasez de gasolina para surtir a su población desde hace años. La producción de crudo se ha caído cerca de un 80%, una caída que carece de precedentes.

Todo esto se traslada en forma drástica al empobrecimiento de la población. El 90% de los hogares venezolanos hoy están en situación de pobreza, lo cual significa que carecen de ingresos suficientes para poder cubrir el doble de las calorías diarias recomendadas. Pero es que, además, un 80% no tiene siquiera recursos para cubrir ese nivel básico de alimentación.

Una de las consecuencias más visibles de esta miseria generalizada es el hambre. Venezuela registra un 30% de desnutrición infantil, un nivel que es propio de los países más pobres de África. Más de 500.000 niños menores de 5 años sufren desnutrición crónica. Donde el 60% de las familias se han quedado sin alimentos debido a la cuarentena cavernícola, por falta de dinero, y el 50% sufre de hambre en algún momento de este encierro.

Venezuela hoy sufre una de las mayores migraciones de la historia. Las estadísticas disponibles reflejan la salida de entre 5y 6 millones de ciudadanos, superando incluso el éxodo masivo que causó la guerra de Siria.

Asimismo, la hiperinflación se ha convertido en la peor guillotina de su población. El bolívar ha perdido el 100% de su valor desde la llegada de la revolución al poder. Hoy, la inflación supera el 5.000 % interanual. El poder de compra de la moneda nacional es nulo. Esto significa, entre otras cosas, que un refresco de 2 litros cuesta 3 dólares, el equivalente a tres meses de salarios mínimos de un venezolano. Las carencias propias de una pobreza extrema, sumadas a los efectos de la crisis en Venezuela, hacen que hoy 8 de cada 10 ciudadanos estén hundidos en la miseria, con una vida llena de graves dificultades para satisfacer las necesidades más básicas. Donde La pobreza, y el hambre azotan más que el coronavirus en Venezuela.

El 80 % de los venezolanos no reciben agua de manera continua, y la que se recibe, a veces, no es potable. Las redes de distribución no tienen mantenimiento.

La falta de suministro de agua afecta a un alto porcentaje de los centros de salud pública, que la reciben esporádicamente, mientras que los sectores educativos, desde primaria hasta universidades, padecen de severas deficiencias, por esta situación son los problemas sanitarios.

La mayoría de la población no cuenta con ingresos suficientes para pagar los precios de la canasta de alimentos, y de los servicios básicos. Esto quiere decir que millones de venezolanos, tienen dificultades para comer, y para atender otras de sus necesidades más elementales.

La estimación de que tres cuartas partes de la población, viven en pobreza extrema, según indicadores como el salario mínimo legal, que indica que la mayoría de los venezolanos ganan menos de un dólar mensual. Donde la pobreza extrema alcanza por igual al 96 % de los venezolanos, millones de personas no tienen dinero suficiente para una vida digna en el más mínimo de sus significados.

El colapso de los servicios públicos también enfrenta severas restricciones para movilizarse por la falta de transporte público, un problema que se debe a la escasez de autobuses, y de combustible. Esta situación hace que menos personas no puedan asistir regularmente a sus labores. Un alto porcentaje de los ciudadanos tienen problemas de comunicación por fallas o falta de telefonía móvil, mientras que un alto porcentaje de los hogares no cuenta con ningún servicio de internet, y un alto porcentaje de la población no está suscrita a ningún servicio de telefonía móvil celular.

Así mismo, las interrupciones diarias del servicio eléctrico, y las serias dificultades para acceder al servicio de bombonas de gas doméstico, Todo esto sumado a la tragedia en medio de la pandemia por el covid-19, tienen a la población patas arriba.

Moraleja yaracuyana: La Fiscalía General de la Republica de Venezuela informó este miércoles 7 de abril del 2021, de la apertura de una investigación a Luis Adrián Duque, alcalde del municipio venezolano de Sucre, en el estado venezolano de Yaracuy, por marcar: "macabramente" las casas de los pacientes contagiados de covid-19 en la zona. El Fiscal Tarek William Saab manifestó que su despacho, y el del Defensor del Pueblo procedieron a retirar los "insólitos avisos colocados selectivamente" en las casas de los pacientes contagiados. Este caso provocó la inmediata reacción del Fiscal General, después que se hizo viral en las redes sociales, un vídeo en el que Duque señalaba una vivienda en la que se podía ver un círculo rojo con la frase: "familia en cuarentena preventiva, no se aceptan visitas". Donde el alcalde de Guama manifestaba, mientras señalaba el cartel rodeado de policías, de que lo hará con todas las viviendas donde haya un paciente con covid-19. Acto macabro inconstitucional e insólito, la acción dictatorial tomada por este alcalde en contra de humildes ciudadanos de su municipio, cuyo único delito fue contagiarse con el virus chino. Este tipo de acciones fascistas de baja ralea son discriminatorias, donde la estigmatización de pacientes con covid-19 es una violación a sus derechos constitucionales. Fin de la cita.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 885 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: