El madurismo acorralado ya no simula anti-imperialismo, anti-capitalismo

El madurismo no cesa en sus humillaciones frente a los gringos; por más que los Estados Unidos lo pateen, el madurismo insiste en su humillante pedido de perdón. El madurismo acusa a los gringos de intentos de asesinar al presidente, los acusa de intentos de invasión; los gringos han puesto precio a la cúpula madurista comparable con las recompensas a los delincuentes destacados; reconocen y apoyan al cogobierno de guaidó, le dejan que administre recursos de la nación. Los gringos sancionan y bloquean. Y estos tontos del madurismo no cesan de pedir perdón, de pedir cacao.

Lo hicieron con Obama, recordemos aquel "Obama deroga el decreto", acompañado de la recolección de firmas internacionales que nunca fueron entregadas, la consigna daba pena por su ingenuidad y falta de dignidad; recordemos los primeros días del gobierno del "camarada trump". Qué lejos están de la política del Comandante Chávez: "a cada agresión yanqui, profundizar la Revolución." La cambiaron por "a cada agresión yanqui, una nueva concesión, un nuevo pedido de perdón". Qué lejos están de aquel vergatario "Váyanse al carajo, gringos de mierda".

El segundo en la sucesión presidencial, jorge rodríguez, en una entrevista a dos periodistas extranjeros, aclara, reafirma, la posición de la fracción más entreguista del madurismo. Lo primero que hace es deslindarse de los maduristas que piden represión a guaidó, sabe que esa carta terminaría con las esperanzas de perdón gringo. La entrevista es clara en esta visión del segundo en la sucesión. Dicen los periodistas:

"Rodríguez se negó a respaldar las exhortaciones de sus partidarios para que encarcele a Guaidó, y en lugar de ello dijo estar dispuesto a dialogar con el expresidente legislativo".

En la entrevista, y con descaro, jorge propone la rendición a los gringos y, sin un atisbo de pena, declara:

Rodríguez dijo tener esperanzas de alcanzar un entendimiento con Washington, uno que beneficie no sólo a los venezolanos, sino también a compañías petroleras y tenedores de bonos estadounidenses que han perdido miles de millones de dólares como resultado de una congelación a cualquier trato de negocios con el gobierno de Maduro.

"Nosotros insistimos en que es una buena oportunidad para que, dejando o aplacando la situación política y la virulencia y la agresividad, pues podamos hacer lo que históricamente ha hecho Venezuela: Buenos negocios con Estados Unidos", manifestó.

Estas declaraciones de rodríguez aclaran la lucha interna dentro del madurismo, entre los partidarios de mantenerse con un mínimo de lealtad al pensamiento del Comandante Chávez, los que aún tienen un poco de sentimiento hacia el recuerdo de Chávez, y los descarados que piensan primero en hacer "buenos negocios con Estados Unidos". En realidad, no creemos que esta guerra llegue a mayores, ya vimos cómo neutralizaron al cándido Cabello, ya observamos la deserción de los partidarios de esa opción. Sólo queda una iris varela por allí, con más estruendo que eficacia, desesperada, reaccionando con tremendismo tardío, con pirotecnia verbal.

Las declaraciones de jorge dejan ya definitivamente claro que este gobierno no es antiimperialista, ya lo declaran sin ambages. Los que aún se mantengan creyendo en el antiimperialismo y anticapitalismo del madurismo que se cocinen en la salsa de su ingenuidad. Ahora está suficientemente demostrada la traición, la deslealtad al Comandante Chávez, que no se presente el madurismo o quien apoye a este gobierno como Chavista, como Socialista.

La posición de los revolucionarios, de los chavistas auténticos, tiene que ser de enfrentamiento frontal contra el madurismo y su gobierno entreguista. Ya no hay excusas.

¡CHÁVEZ, ANTIIMPERIALISMO Y ANTICAPITALISMO VERDADERO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2206 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: