El dinero no se desaparece solo, no señor, jamás

ATTENCIÓN (a todos los lectores): El artículo sigue después de esta nota. Me he encontrado en la necesidad de definir algunas cosas, por ejemplo, cuando utilizo la palabra Estado, no me refiero únicamente al gobierno sino al conjunto de todo lo que forma las bases operativas del país, elementos como por ejemplo los poderes gubernamentales del Estado y sus instituciones, la burocracia estatal, la política, la banca pública y privada, los gremios públicos y privados, los sindicatos, la iglesia, los puertos bajo el control público y privado, las mafias, especialmente aquí en Venezuela las mafias del narcotráfico, del contrabando, del tráfico en general, de la explotación minera, y las enormes mafias de las importaciones y exportaciones, y cosas así, lo cual en su conjunto es esencialmente controlado por los mantuanos y sus aliados, o sea, por las mismas clases dominantes que han controlado y que siempre se han peleado entre ellas por las riquezas de Venezuela desde hace 500 años, la mayoría de sangre blanca de descendencia española y mixta ahora debido al pasar del tiempo, quienes hoy, como siempre, siguen peleándose entre ellos mismos por el control del país en todos sus niveles, y normalmente a expensas de los más desposeídos de nuestra sociedad retrograda y colonial. Cuando digo colonial, me refiero a una de sus definiciones, “Que tiene las características propias de lo que se produce en las colonias,” y cuando digo retrograda me refiero a esta definición, “De ideas o instituciones políticas o sociales propias de tiempos pasados.” No son insultos. También quiero aclarar que cuando hablo sobre alguien en particular quien esté relacionado al Estado, no es que esté hablando sobre esa persona de manera personal, no, sino que estoy hablando sobre esa persona porque ella forma parte directa o indirecta del Estado y de su condición (del momento), su nombre como tal no tiene absolutamente nada que ver, podría ser quien sea, podría tener el nombre que sea, podría llamarse lo que sea, podría ser madurista, opositor, capitalista, comunista, socialista, lo que sea, eso a mí no me importa, lo que me importa es lo que esa persona haga y cómo eso afecta el bienestar de nuestra Nación y en particular como afecta a los más desposeídos de nuestra sociedad.

 
ARTÍCULO 
 

Saben, hay mucha gente aquí en Aporrea que escribe a favor del Estado, jactándose de sus supuestos éxitos (todo es relativo) y apoyando a estas pandillas de mantuanos (ver definición arriba) que desde el 2013 controlan el Estado y se pelean por él entre ellos sin consideración por los demás, sin embargo, jamás los he visto a ellos (a esos escritores) utilizar estadísticas o matemáticas para comprobar o demostrar con precisión lo que expresan, más bien dependen de suposiciones y argumentos basados en ideas y nociones subjetivas o partidistas donde a menudo ocultan alguna cosa para poder mejor expresar otra, cuando les conviene por supuesto, o, le echan muy convenientemente la culpa a los demás para justificar alguna incomodidad o vergüenza, en vez de basarse en hechos reales y enfrentarlos con cifras reales y medidas reales y verificables.  
 
Hay muchos ejemplos, entre ellos el hecho que apoyan al Socialismo y la justicia mientras ocultan y obvian la muy verdadera realidad de que el Estado que ellos apoyan ha estado cometiendo muy graves crímenes de lesa humanidad, incluyendo los encarcelamientos sin juicio, las desaprisiones forzadas, dejando morir a oponentes en prisión por falta de atención médica, las torturas, y los asesinatos extrajudiciales. 
 
(Hay muchos ejemplos.) 
 
Por lo contrario, tampoco he visto que proveen evidencias mensurables para sustentar sus viles e irracionales críticas en contra de por ejemplo los reportes de la ONU sobre esos mismos crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Estado venezolano, los cuales son muy reales.  
 
Tampoco parecieran reconocer los bastante confiables reportes y análisis internacionales de organizaciones como Transparency.org sobre la rampante corrupción que existe aquí en Venezuela en comparación con la mayoría de los otros países del mundo (ver más abajo), o por ejemplo las cifras internacionales generadas por instituciones muy reconocidas y confiables a nivel internacional como los es el Banco Mundial y su cifra internacional actual de la pobreza extrema de $1.90 USD por día ($57 USD por mes).  
 
(Un enorme porcentaje de la población venezolana --- más de 60% en mi estimación --- se encuentra muy por debajo del margen internacional de la pobreza extrema con el salario mínimo más bajo del planeta a $1 por mes y una pensión equivalente.) 
 
Es como si las estadísticas y las cifras internacionales no se aplicaran a Venezuela porque para ellos, para esos escritores y para quienes apoyan a este Estado, Venezuela es más especial que los demás países del mundo, o algo así, algo que no es por nada cierto ya que todos los países del mundo están compuestos de seres humanos, buenos y malos, y todos tenemos las mismas necesidades básicas, todos vamos al baño, y todos fornicamos (o casi todos), no importe en qué parte del mundo vivamos, entonces, eso de que las estadísticas y las cifras no se aplican a Venezuela, bueno, eso es ridículo y no tiene ninguna base en el razonamiento sano ni moderno, es un razonamiento arcaico y retrograda que fue practicado en los tiempos medievales y coloniales por ejemplo para asegurar que la población no sepa nada y que se mantenga ignorante y sumisa a las clases dominantes que desde hace 500 años en las colonias europeas incluso en Venezuela poseen todos los secretos, el poder, y el control del Estado (excepto en mi estimación durante un corto periodo entre el 2004 y el 2012 con Chávez cuando una parte del poder se encontraba en manos del pueblo, y por pueblo, no incluyo a las clases media o media altas, no señor). 
 
Bueno, con respecto a estadísticas y cifras confiables aquí en Venezuela, si bien recuerdo, el Estado venezolano paró de recolectar y publicar estadísticas en el año 2016, ¿verdad? 
 
¿No creen que deberíamos preguntarnos ¿por qué?” 
 
Digo yo, porque eso no es normal para ningún país en estos tiempos de modernidad, eso no tiene ningún sentido, ¿verdad?, pero debe haber una razón, eso no ocurre así arbitrariamente, todo tiene su razón, ¿no les parece? 
 
¿Por qué un Estado haría eso --- una cosa tan colonial y retrógrada (de no recolectar y/o compartir estadísticas) --- especialmente en estos tiempos modernos cuando las estadísticas y las cifras (las matemáticas) se han convertido desde hace más de 50 años, y a nivel internacional, en un pilar fundamental para analizar, pronosticar, y ajustar el progreso mutuo y conjunto de la humanidad (entre otras cosas), como por ejemplo para implementar entre Estados y Naciones y Regiones las medidas y las leyes que guiarían a la humanidad en materia de las necesidades básicas como la comida, la salud, la educación, el trabajo, y las viviendas de las poblaciones del mundo en ritmo con el avance y el desarrollo del planeta en términos financieros, comerciales, y humanitarios? 
 
¿Verdad? 
 
¿Entonces por qué a partir del 2016 el Estado venezolano se ha rehusado a contribuir o a participar en esto?  
 
(Nota: Deben haber estado participado hasta cierto punto creo yo, pero lo han hecho como fachada, obviando, ocultando, y manipulando cifras a su conveniencia, digo yo.) 
 
Bueno, deben existir razones. 
 
Cuando supe de eso en el 2016 -2017, pensé: 
 
“Debe ser que esos mantuanos quieren ocultar algo, ¿pero qué será?  
 
¿Qué estarían haciendo? 
 
¿Estarían preparándose para algo?  
 
(De hecho, en mi opinión, creo que sí, se estaban preparando para saquear el país, lo cual ha estado ocurriendo más abiertamente desde entonces 2016, y en particular desde el 2018 cuando llegaron a acuerdos secretos entre ellos, aunque había empezado en el 2013, y ahora más descaradamente desde el 2020, especialmente con esa nueva ley para la privatización del Estado.) 
 
Bueno, en base a estos temas --- cifras y estadísticas y su divulgación (o no) --- y para ver donde se sitúa Venezuela en algunos ámbitos (pobreza, salarios, corrupción, etc.) en relación al resto del mundo, les presento aquí abajo algunas de las cifras que se han publicado [recientemente] a nivel internacional, esto con el fin de hacer una comparación preliminar y muy básica entre la situación de Venezuela y la situación de algunos de los países del resto del mundo, pero antes de proceder, quiero mencionar una cosa muy importante e interesante que también tiene que ver con las estadísticas y cifras y su divulgación. 
 
POBREZA EXTREMA EN VENEZUELA 
 
Al parecer, las últimas cifras sobre la pobreza y la pobreza extrema en Venezuela fueron publicadas (o conocidas) en el 2015, lo cual coincide con que el Estado venezolano haya parado de recolectar estadísticas, y de acuerdo con esas cifras: 
 
Pobreza extrema en Venezuela 2006: 10.2% 
Pobreza extrema en Venezuela 2015: 33.1% 
Pobreza extrema en Venezuela 2020: no hay cifras (pero en mi estimación, sería más de 60%) 
 
Ver:
https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_percentage_of_population_living_in_poverty 
 
NOTA IMPORTANTE: Aparte de mis estimaciones (arriba y abajo), todas las cifras que les presento aquí en este artículo vienen de fuentes bastante confiables y respetadas a nivel mundial, sin embargo, uno debe tomar en cuenta que este tipo de cifras no son necesariamente precisas, sino que representan una aproximación a la realidad ya que es imposible controlar la calidad de las cifras desde su origen, o las intenciones de quienes las divulgan. 
 
Primero les presentaré --- otra vez --- algo que les presenté hace unos días (Parte 1), y enseguida me dedicaré a hacer una comparación (Parte 2) para demostrar --- pero no necesariamente comprobar --- que aquí en Venezuela los mantuanos que manejan y que se pelean por el Estado se estarían robando más de 99% de nuestros ingresos de trabajo (salarios), existen índices (cifras) bastante confiables para sospecharlo (ver más abajo). 
 
PARTE 1 
 
Índice de corrupción, Venezuela: 173/198 (el número 27 peor del mundo) 
Índice de corrupción, RD del Congo: 168/198 (el número 31 peor del mundo) 
Índice de corrupción, Canadá: 12/198 (el número 12 mejor del mundo) 
 
Calidad de internet, Venezuela: 162/176 (el número 15 peor del mundo) 
Calidad de internet, RD del Congo: 161/176 (el número 16 peor del mundo) 
Calidad de internet, Canadá: 17/172 (el número 17 mejor del mundo) 
 
Salario mínimo, Venezuela: Aproximadamente $1 USD por mes 
Salario mínimo, RD del Congo: Aproximadamente $40 USD por mes 
Salario mínimo, Canadá: Aproximadamente $1500 USD por mes 
 
Ver:
https://www.transparency.org/en/cpi/2019/results/ven 
Ver:
https://www.speedtest.net/global-index 
Ver:
https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_minimum_wage 
 
PARTE 2 
 
¿El Estado no estaría robando más de 99% de nuestros ingresos de trabajo (salario)? 
 
Creo que sí. 
 
Aquí lo que haré es una correlación entre el PIB (Producto Interno Bruto) de cada país, el salario mínimo, y el nivel de corrupción de varios países donde he vivido/trabajado, pero utilizando a Canadá como punto de referencia. 
 
Utilizaré a Canadá como punto de referencia (para hacer comparaciones) porque me parece razonable suponer que el salario mínimo de los trabajadores en Canadá es razonablemente equitativo en relación con la condición económica del país (el PIB), es más, Canadá es uno de los países menos corruptos del planeta, lo cual reflejaría la probabilidad de que la relación entre el salario mínimo y la economía sería razonablemente equilibrada, o sea, los trabajadores serían pagados aproximadamente su justo o equitativo valor ya que habrían muy pocas personas o intermediarios y corruptos robándoles una parte de ese valor en la cadena productiva.  
 
Para determinar la condición económica de cada país, utilizaré las cifras del PBI (Producto Interno Bruto) de cada país presentadas por la ONU, en Wikipedia. Los salarios mínimos de cada país son obtenidos en Wikipedia también. Los índices de corrupción vienen de Transparecy.org. 
 
Ver:
https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_GDP_(nominal)

Ver: https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_minimum_wage  
Ver:
https://www.transparency.org/en/cpi/2019/results/sau 
 
BASE PARA LOS CÁLCULOS (Canadá como referencia) 
 
Canadá PIB = $1.700 USD  mil millones ($1.700.000.000.000 USD) 
Canadá Salario Mínimo = $1500 USD por mes 
Proporción utilizada en este ejercicio = 1500/1700 =  88% 
 
Esta proporción, sin contar los ceros de los mil millones (los últimos 9 dígitos) del PIB, será utilizada aquí abajo como base para suponer que el salario mínimo justo o equitativo de cualquier país debería ser equivalente a 88% del PIB sin contar los ceros de los mil millones (los últimos 9 dígitos) .  
 
Es muy sencillo, si el PIB de un país, Bélgica digamos, es de $533.097.000.000 USD, entonces uno le quita las cifras de los mil millones (los últimos 9 dígitos) y eso resulta en $533.  
 
Enseguida uno multiplica esta cifra ($533) por 88%, lo cual resulta en $470 por mes, y ese debería ser el salario mínimo aproximativamente equitativo y justo del país en cuestión. 
 
Sin embargo, en este caso de Bélgica, el salario mínimo real es de alrededor de $2000 por mes.  
 
Esto significa que el salario mínimo en Bélgica es significativamente más alto de los que debería ser utilizando a Canadá como base de comparación, o sea, el salario mínimo en Bélgica es mucho más que justo y equitativo (a primera vista), y eso se puede confirmar con el hecho de que Bélgica es uno de los países menos corruptos del planeta (17/180). Si Bélgica fuera un país muy corrupto, como lo es Venezuela por ejemplo, donde el Estado le arranca (le roba) a la ciudadanía su capacidad de compra (su salario), el salario mínimo en Bélgica sería de menos de $470 USD por mes.  
 
Eso es lo que ocurre en [todos] los países más corruptos del planeta, el salario mínimo está por debajo de lo que debería ser (ver más abajo), o sea, más corrupto el país, más inequitativo e injusto el salario mínimo. 
 
Aquí les presento las cifras (PIB versus salario mínimo mensual) y las comparaciones de los siguientes países en base a lo que les presenté arriba, o sea, utilizando la proporción del 88% [del PIB], y el correspondiente ranking de corrupción.  
 
Arabia Saudita 
 
Lo que el salario mínimo debería ser en base al PBI: $700  
El salario mínimo actual: $800 (más de lo que debería ser) 
Ranking de corrupción correspondiente: 51/198 (poca corrupción) 
 
Colombia 
 
Lo que el salario mínimo debería ser en base al PBI: $290 
El salario mínimo actual:  $260 (menos de lo que debería ser) 
Ranking de corrupción correspondiente: 96/198 (significativa corrupción) 
 
Turquía 
 
Lo que el salario mínimo debería ser en base al PBI: $670 
El salario mínimo actual: $480 (menos de lo que debería ser) 
Ranking de corrupción correspondiente: 91/198(significativa corrupción) 
 
Egipto 
 
Lo que el salario mínimo debería ser en base al PBI: $279 
El salario mínimo actual: $68 (mucho menos de lo que debería ser) 
Ranking de corrupción correspondiente: 106/198 (significativa corrupción) 
 
Venezuela 
 
Lo que el salario mínimo debería ser en base al PBI: $120 
El salario mínimo actual: $1 (muchísimo menos de lo que debería ser) 
Ranking de corrupción correspondiente: 173/198 (muchísima corrupción) 
 
CONCLUSIÓN 
 
Analizando las cifras arriba, pueden ver que más los países son corruptos, más existe una diferencia negativa entre lo que el salario mínimo debería ser y lo que es.  
 
El hecho de que escogí a Canadá como punto de referencia no cambiaría mucho los resultados en términos de esta tendencia, pudiera haber escogido cualquier otro país que tuviera un ranking muy positivo en términos de corrupción (poca corrupción), o sea, la tendencia está allí, y es absolutamente confirmada cuando se toma en consideración que Venezuela, uno de las países más corruptos del planeta, tiene una diferencia extremadamente negativa (más de 99% de diferencia) entre lo que debería ser el salario mínimo, y lo que es.  
 
Es posible que Venezuela sea el único país del planeta que tenga un desequilibrio tan extremo e injusto en este aspecto (entre otros), no lo sé porque no he hecho todos los cálculos respectivos, ni tampoco tengo el tiempo, pero pareciera que sí. 
 
Ahora, ya que trabajé/viví en todos estos países, les puedo decir que las realidades expresadas a través de las cifras arriba son bastante certeras.  De todos estos países, en mi experiencia, los rankings de corrupción serían parecidos, de mayor a menor corrupción: 
 
1- Venezuela (extremadamente corrupto) 
2. Egipto (terriblemente corrupto) 
3. Turquía (muy corrupto) 
4. Colombia (bastante corrupto) 
5. Arabia Saudita (poco corrupto) 
6. Canadá (muy poco corrupto). 
 
Es más, al revisar las cifras de otros países donde he trabajado/vivido, me di cuenta que en los países Musulmanes donde su religión exige que los más ricos cuiden a los más pobres (Zakat), los salarios mínimos parecen ser mayores (en base a los PBI) que los salarios mínimos de la mayoría de los países cristianos donde esa religión no exige (por nada) el cuidado de los más pobres por parte de los ricos. 
 
Venezuela sería probablemente el mejor ejemplo de un país cristiano donde los ricos descuidan masivamente a los pobres, pero de manera tremendamente grosera. 
 
Video:
https://www.youtube.com/watch?v=2dxRj93FWoU&feature=youtu.be 
 
Bueno, quería darles una idea de donde se sitúa Venezuela con respecto a otros países del mundo.  
 
En el caso de Venezuela, nadie, ni los escritores en Aporrea que apoyan al Estado, han podido explicar ni justificar cómo carrizo nuestro salario mínimo pasó de ser más de $300 por mes a $1 por mes en tan poco tiempo (2013 – 2020). 
 
De todas maneras, como pudieron ver arriba, el salario mínimo aquí en Venezuela no corresponde por nada al PIB, o sea, no corresponde por nada a la situación económica del país, pero sí corresponde muy bien al índice de corrupción, o sea, es un salario mínimo tremendamente inequitativo y terriblemente injusto, especialmente cuando se compara a Venezuela con el resto del mundo. 
 
Entonces, esta realidad, la que tantos escritores aquí en Aporrea obvian y ocultan, demanda, creo yo, que nos preguntemos: 
 
¿Quién carrizo nos ha estado robando 99% de nuestro salario todos estos años? 
 
El salario mínimo debería ser de unos $120 USD por mes, no $1 por mes. 
 
¿Entonces? 
 
¿Quién se está robando los $119 por mes?  
 
Tiene que ser alguien, el dinero no se desaparece solo, no señor, jamás. 
 
N.B. Para que sepan, soy judío, soy matemático, y trabajé más de 25 años en la investigación de fraude corporativo. Conozco perfectamente los valores, el dinero, y los sistemas financieros, los conozco íntimamente, y les puedo confirmar que el dinero y los valores jamás desaparecen solitos, jamás, es más, en la inmensa mayoría de los casos donde desaparecen, desaparecen debido a esquemas fraudulentos (como el dólar paralelo y el Petro en Venezuela, entre muchos otros esquemas que serían considerados graves crímenes en otros países donde los actores irían presos de por vida), y por eso los ricos son ricos, porque pueden, no son ricos porque trabajaron duro y honestamente a salario mínimo, no señor, es porque son corruptos, son delincuentes, son criminales, es imposible ser rico sin ser malo (el término es relativo). Por eso existen tantos pobres, los ricos deben asegurar que los pobres sigan siendo pobres e ignorantes para que no se den cuenta que siempre están siendo estafados por ellos, y que por eso ellos son ricos. Chávez trató de abrirnos las puertas a la educación, en parte para que nos demos cuenta de esto, pero ya es demasiado tarde, los mantuanos que han estado manejando y peleándose por el Estado desde el 2013 se han asegurado de retroceder el país lo suficiente para asegurar que los ricos puedan seguir saqueando y estafándonos, y los pobres se pongan aun más ignorantes, todo con el fin de enriquecerse ellos aun más a expensas de nosotros los pendejos, las personas buenas, honestas, y productivas. 
 
oscar@oscarheck.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1769 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: