La nueva AN y un pueblo que mucho espera...

Mañana se instala el Parlamento para el período 2021/25, el cual asume el compromiso histórico para un sin fín de responsabilidades hacia el único objetivo de enderezar entuertos, estabilizar el país, consolidar y asegurar la paz lograda con la ANC; fomentar, fortalecer y enaltecer los principios de la moral y la solidaridad; coadyuvar a que se haga justicia a quienes han traicionado y mancillado a la Patria (1) y, en fin, ponerlo en la senda de su desarrollo y crecimiento en el marco de lo que es su sagrada independencia y soberanía.

"La ocasión la pintan calva", expresión popular de muy antiguo origen, que nos viene como anillo al dedo, con el inicio de este nuevo período de sesiones de nuestro Parlamento, para replantear lo que ha sido nuestro llamado por años para que la dirigencia que gobierna el país, en todos sus ámbitos del poder público nacional, termine de entender que sin una política de Estado contra la corrupción que sea rigurosa e implacable, jamás será posible impedir que aparezcan, como moscas, los corruptos...

En toda instancia pública donde se manejan dineros y bienes públicos, hay que fiscalizar si o si y, por supuesto, que ese proceso de fiscalización sea sometido a una permanente supervisión. Es preciso, por otra parte, exigir, sin exclusiones, la rendición de cuentas y quienes asuman tales responsabilidades de contraloría, tienen que estar investidos de autonomía absoluta, de manera que sus observaciones y sus decisiones sean de obligatorio acatamiento.

Sabemos que para ello, la República dispone, por mandato constitucional, de un máximo ente para ejercer el control público externo, que se denomina, Contraloría General de la República, el cual se hace necesario, en primer término, despertarlo, pues desde nuestra mirada ha quedado atrapado, ya por muy largo tiempo, en un profundo estado catatónico y, en el segundo lugar, asignarle competencias que la Cuarta República le cercenó y obligarlo, al margen de la obligación constitucional que tiene de hacerlo ante la AN, que le rinda cuenta a nuestro pueblo, al menos dos veces por año y por vía directa (ya se diseñará y la forma y manera de hacerlo), acerca de sus proyectos y planes para prevenir los ilícitos en los entes del Estado, así como los pormenores de aquellos hechos de corrupción que haya detectado, por supuesto, sin alterar las limitantes que impone el llamado secreto sumarial, pues es un derecho del pueblo estar enterado de todo cuanto acontece en relación a la administración de los dineros y bienes del Estado. Con esta nueva previsión, estaríamos haciendo una realidad concreta no solamente aquello de que el pueblo es "legislador", sino que los es, también, copartícipe activo en la acción de los gobiernos, tanto el nacional, como los estadales y municipales...

Como ya lo hemos escrito muchas veces, no hemos dejado de exigirle a nuestro Gobierno Bolivariano, y a la Asamblea Nacional Constituyente (2), inclusive en varias ocasiones en vida del Comandante Hugo Chávez, la necesidad urgente de restablecer en la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República, la potestad para que el ente Contralor ejerza el Control Previo Externo a los compromisos financieros que ejecutan los entes del Estado, sin excepcióm alguna, como la única estrategia que hay, no conocemos otra, para impedir los ilícitos con los dineros y bienes de la República.

A la fecha y desde que el Gobierno de Caldera II logró, en diciembre de 1995, la reforma la Ley Orgánica de la Contraloría General de 1975, para eliminar la competencia que la misma le otorgaba al máximo ente Contralor, para ejercer los controles preventivos al gasto y al pago de los compromisos financieros de la Administración Central, las muy pocas irregularidades y fechorías que se han logrado detectar, lo han sido después que sus responsables han logrado su objetivo de robar a manos llenas e, inclusive, huído del país. Han sido incontables los casos sucedidos en estos últimos 20 años y a título de ejemplo vale que recordemos dos muy emblemáticos, por quiénes fueron sus autores, Luis Velázquez Alvaray, exDiputado, exMagistrado y exDirector Ejecutivo de la Magistratura y Rafael Isea, Exministro de Finanzas, Gobernador del Estado Aragua y antes de todas esas responsabilidades, fue -nada menos- que el amanuense de mayor confianza del Comandante Hugo Chávez, quienes, bien disfrazados por años de chavistas, "rodilla en tierra", robaron al país hasta más no poder, y hoy disfrutan de las inmensas riquezas mal habidas que tienen, el primero, en Costa Rica, y, el otro, en Miami. Como ellos, ha habido muchísimos; ya habremos de conocer, en algún momento, cuántos son y quiénes fueron...

Esto es lo que viene sucediendo en el país. La decisión del burócrata corrupto de inflar precios para su beneficio no encuentra obstáculos de ninguna naturaleza para lograr ese objetivo, pues conforme a la Ley, en el propio espacio donde él fragua esos ilícitos, es donde se perfecciona el "Control Previo" y listo…!!!

Pero lo sorprendente de toda esa deplorable y bochornosa maniobra legal en favor de la corrupción, como fue haber eliminado la contraloría preventiva externa, es que desde entonces, a esta fecha, dicha ley ha tenido dos reformas, en los años 2001 y 2010, en pleno proceso revolucionario, por lo que en nada exageramos al afirmar que eso lo vemos como algo inaudito; nos resulta increíble que en Revolución hayamos pifiando de esa manera…(ver en este enlace el artículo 36 de la Ley de la Contraloría: http://www.cgr.gob.ve/pdf/leyes/LOCGR.pdf)

Es un imperativo que los legisladores de la Revolución, que a partir de ahora inician un nuevo período de sesiones, modifiquen en lo inmediato la 'Ley Orgánica de la Contraloría General' en ese tema y retomen el dispositivo del Control Previo (al Gasto y al Pago) que estaba previsto en la Ley de la Contraloría General de 1975, pero eso sí, extendido dicho control a todos los entes del Estado, lo cual es perfectamente viable hoy en día y cada vez más, dado los sorprendentes avances en las tecnologías de la información, las cuales hacen posible ese ejercicio del control preventivo en cuestión de segundos, y, además, sin la posibilidad de que sea manipulado por mano alguna, pues en caso de que se lo intentara, resultará imposible que se logren ocultar las huellas de quien o quienes estuvieron detrás de ello…

Una lucha frontal contra el terrible flagelo de la corrupción debe comenzar por allí, ahora mismo y sin más dilación. Luego, deberán seguir adelante con otras reformas complementarias y muy necesarias, también bien urgentes, como serían, sólo a título de ejemplo, las que se demandan en aspectos tales como:

1) Revisar con el objetivo de aumentar los años de prisión para los distintos hechos de corrupción administrativa;

2) Establecer disposiciones que apunten a la más absoluta protección de testigos durante los procesos administrativos y judiciales, referidos a delitos contra los dineros y bienes públicos y,

3) Que las declaraciones juradas de patrimonio para quienes ejerzan cargos en cualquiera de las instancias del Estado y que en sus responsabilidades estén incluidas el manejo y disposición de dineros y bienes públicos, nacionales, estatales y municipales, se hagan del conocimiento nacional a través de la página oficial de la Contraloría General de la República. Esta previsión en absoluto debe causar inquietud y escozor alguno, pues hay que tener muy presente que nadie es forzado a desempeñar cargos públicos, de manera que quien decida asumir esas responsabilidades, ya sabe que deberá mostrarle al país su riqueza patrimonial…

Con respecto a este último asunto, es muy relevante que recordemos al Comandante Chávez reiterarle a quienes hicieron parte de sus equipos de gobierno, de forma pública y en mil escenarios, que tenían que tener muy en claro que los espacios públicos no son para hacer negocios... Son, -les decía él en muy alto tono- (palabras más, palabras menos): "única y exclusivamente, para servir con la mayor entrega, desprendimiento y eficiencia, así como dentro de la más absoluta transparencia, a nuestro pueblo. De manera que aquellos que quieran hacer dinero, que se retiren de mi vista, que se vayan con sus macundales a otra parte…y chao…!!!"

Y lo reiteramos, esperamos, por supuesto, que dicha potestad, una vez sancionada por la nueva AN, la haga valer nuestro máximo ente del Control, sin vacilaciones de ningún género y con el compromiso irrestricto de asegurarle a nuestro pueblo que dentro de la Revolución Bolivariana, si es posible llevar adelante una política severa e inflexible para que de una vez y para siempre logremos erradicar de la Patria de Bolívar, el abominable morbo de la corrupción, el que nuestro Libertador no vaciló, ni un ápice, en combatirlo, decretando el fusilamiento a sus autores y no solo eso, sino igualmente la muerte por la misma vía para aquellos jueces que se abstuvieran de aplicarla...

Aquí el enlace para leer ese Decreto del Libertador, firmado en Lima, hace 196 años, el 12 de enero de 1824: https://www.conelmazodando.com.ve/en-1824-bolivar-decreta-la-pena-de-muerte-para-los-corruptos

¡Adelante con eso, Camaradas de la ANC…!!!

__________________

(*) Como bien lo escribe el Camarada y periodista, Luis Ugas: "no hay excusa posible para solaparlas o mediatizarlas. Ha sido, ciertamente, una conducta criminal que, apuntalada en el poder imperialista y en la derecha internacional, no ha escatimado perversidad con tal de alcanzar sus despropósitos: clamar por una intervención militar extranjera contra la patria, contribuir a sustraer recursos del país ubicados en el extranjero, suscitar sabotajes a los servicios públicos, intentar magnicidio, fomentar el desabastecimiento de productos básicos para la dieta del pueblo y de insumos para el aparato productivo, usurpar funciones que no le corresponden, concertar pactos con el narcoparamilitarismo, promover bloqueo económico, comercial y financiero del país sin medir las consecuencias de distinta índole en contra de la vida de los venezolanos y venezolanas, atentar contra la salud del pueblo impidiendo la entrada de medicinas, particularmente, en esta época de pandemia, promover el desprestigio del país en foros internacionales, pretender negociar nuestro territorio esequibo, ponerse al servicio de potencias extranjeras sin importarle socavar la soberanía nacional, enriquecerse a costa de recursos del pueblo, mentirle a sus propios partidarios creándole falsas expectativas incentivando en su seno una mayor disociación, desvirtuar totalmente el papel fundamental que le corresponde jugar al Poder Legislativo en la estructura republicana venezolana, etc., en fin, todo un dechado de egoísmo, de antivalores, antivenezolanismo, de antipatriotismo, de antipueblo, cuyas consecuencias han sido trágicas para la vida política, económica y social de los venezolanos y venezolanas" (https://www.ensartaos.com.ve/dilema-que-hacer-con-guaido/)

(2) La ANC cesó en sus fuciones el pasado 18 de diciembre (https://www.analitica.com/actualidad/actualidad-nacional/anc-ceso-funciones-y-aprobo-nueva-ley-para-mantener-vigentes-sus-actos/)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 856 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: