La psiquis humana y los mecanismos de control

"No podemos subestimar al adversario en ninguna

batalla, ni en la guerra ni en la política. Al adversario

hay que darle su justo peso".

Ref. 3, p. 20

Hugo Chávez

Compilación de Salomón Susi Sarfati.

"Tenemos que lograr traducir o convertir cada

hombre, cada militante nuestro, cada mujer, cada

simpatizante no en un voto potencial, sino en un

voto disciplinado aun cuando crítico, pero disciplinado,

responsable, estratégico, voto permanente,

voto seguro".

Ref. 90, p. 23

Hugo Chávez

Compilación de Salomón Susi Sarfati.

"No permitan que otros decidan por usted" "No delegues tu derecho a votar".

Cuantas frases como éstas no hemos escuchado cuando se aproximan unas elecciones. En la televisión, en la radio, en las redes sociales y en las declaraciones de partidarios de diversos partidos políticos. En este momento eleccionario se reúnen y se congregan los más acuciantes acólitos entorno a esa tipología de expresiones. Además, utilizan a los medios de comunicación para manipular y tergiversar la conciencia digna del militante. Veamos.

Con todo lo que yo hice por ti,

Ahora ¿me pagas así?

UNA MADRE A SU HIJO

Bernardo Stamateas establece: "Que la culpa es uno de los sentimientos más negativos que puede tener el ser humano y, al mismo tiempo, una de las maneras más utilizadas para manipular a los otros. Los Psicólogos establecen que la culpa es la diferencia entre lo que hice y lo que debería haber hecho, entre lo que quiero y lo que debería hacer. La culpa es una emoción que nos paraliza, que nos impide seguir desarrollando todo el potencial que tenemos". Gente Toxica, p 11.

Todos en algún momento de nuestras vidas, nos hemos encontrado con personas indefinidas en un conjunto humano, ¿quién no se ha enfrentado con un manipulador de conciencias que querías que hicieras todo lo que él disponía? Mas allá de los encuentros que propiciamos con estas personas en cierta etapa de la vida, nos dejan una estela imborrable en nuestra forma de ser, vivir y convivir. Estamos en cierta forma dominados por ese manipulador de conciencias, el cual alberga un arsenal de herramientas e instrumentos necesarios para llevar a cabo sus objetivos más inmediatos. Me explico: el ser humano es el objeto por excelencia de la manipulación. Hacia el ser humano van dirigidas como saetas en fila todas las estrategias y campañas para conseguir objetivos precisos y contundentes. Entonces,

¿En qué escenario es más propicio que te manipulen? ¿Quiénes actúan como agentes manipuladores de conciencia? Y ¿Cuáles son sus armas? Veamos: El escenario más conveniente para que te manipulen es en el ámbito político y más aún cuando se tratan de procesos electorales. Es en ese preciso momento cuando comienzan a aparecer sujetos de cualquier tendencia o inclinación política-partidista. Estos sujetos anhelan obtener un beneficio o una cuota de poder a expensas de la destrucción del otro, a expensas de las debilidades y las condiciones de cualquier índole en la que nos encontramos. Esta tipología de personas nos domina y nos controlan y se valen de los medios de comunicación para ejercer controles psíquicos que condicionan la conducta humana.

Y esto ocurre en todos los espacios de la vida societal todo el tiempo, pero nos vamos a concentrar en los tiempos de elecciones. Por lo tanto, éstos mercantes de la política, llámense líderes, dirigentes, cabecillas, grupos, camarillas, grupúsculos, en fin; de cualquier tendencia o inclinación política que tengan, el objetivo de ellos es meter-culpa. Son voceros mete-culpas. Son personas que saben lo que hacen y saben cómo lo tienen que hacer para manipular la mente humana. El pueblo es el objetivo en este caso por antonomasia de este cúmulo de pirañas políticas, que lo único que buscan es satisfacer sus propias necesidades y aspiraciones personalistas.

En este sentido es pertinente resaltar que estas cúpulas de cualquier tendencia político-partidista pretenden meterle la culpa al pueblo de su ineficiencia e ineficacia para solventar los inconvenientes que acarrea el país. Sus propuestas se fundamentan en detrimento de otras y así sucesivamente. Y el único afectado es el pueblo de Venezuela.

Todos nosotros, el pueblo de Venezuela está llamado según la Constitución de la República bolivariana de Venezuela a votar en las próximas elecciones del 6 de diciembre. Cada venezolano tiene el supremo derecho de cumplir con su deber de ir a votar. Sin embargo, es preciso aclarar que nuestro derecho es intransferible e indelegable. Si cualquier venezolano tomara la resolución de no votar, esto no quiere decir que está permitiendo que otros decidan por él, ni mucho menos está delegando su derecho, como lo quieren hacer ver las cúpulas políticas con su estrategia de mete-culpa. Lo que sucede es que ese derecho es una decisión personal de cada quien, eso es todo. Aquí no estamos cediendo, ni regalando, ni permitiendo nada. Es una disposición personal de cada ser humano. Solo que la decisión sea cual sea, no debe estar condicionada, ni influenciada, ni enajenada por ninguna maquinaria política e ideológica que pretenda dominarnos y controlarnos como marionetas en un gran circo político. Cada ciudadano debe obtener sus propias conclusiones, ser un evaluador audaz y ser capaz para tomar la decisión más acertada para lograr la estabilidad de la Nación Venezolana. "Vamos a Votar".

"El derecho lleva implícito un deber".

Ref. 21, p. 278

Hugo Chávez

Compilación de Salomón Susi Sarfati.

Correo Electrónico: allennebrija@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 560 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter