El de Maduro, no es solo un giro neoliberal, es también un giro anticomunista

En mis 62 años de vida revolucionaria, he visto muchas traiciones, he militado con personajes a quienes el miedo y terror desatado por el enemigo estadounidense en la Venezuela de los años 60 los quebró y volvió traidores y delatores, eran arrogantes, incluso torturaban y mataban, se afanaban por destruir a las familias de sus víctimas delatadas allanando, violando y maltratando seres queridos.

Pareciera que los comunistas venezolanos de hoy día, comenzamos a transitar los tiempos de una nueva furia anticomunista, por órdenes increíblemente dadas por el presidente Nicolás Maduro.

Hace muchos años, Juan Vicente Gómez, sin ningún conocimiento, prohibió las ideas marxistas y comunistas en 1928, luego, otro militar, López Contreras, ilegalizo al Partido Comunista, lo hizo en en 1936, cuando tuvo conocimiento que los obreros petroleros comunistas, habían dirigido La Gran Huelga Petrolera en contra del atropello salvaje, a manos de policías gringos...más recientemente, Pérez Jiménez, también los ilegalizó y su lucha clandestina condujo a la gran apertura democrática del 23 de enero de 1958.

Richard Nixon, con la IV Flota estadounidense desplazándose hacia Venezuela, se autosecuestró en Caracas, el 13 de mayo del mismo año y ordenó la destitución del Almirante Wolfgan Larrazábal, en ese momento Presidente de la Junta Provisional de Gobierno, acción de intervención que contó con el apoyo incondicional de Eugenio Mendoza y Blas Lamberti, representantes de FEDECAMARAS.

Se desatan los demonios de la guerra civil anticomunista en los años 60, con los gobiernos de Rómulo Betancourt y Raul Leoni, concluyó la IV república entregada al Fondo Monetario Internacional, con una duda externa de 80.000 millones de dólares.

Con un país convulsionado y protestando al imperio estadounidense, un militar desconocido, pero de izquierda, llega al poder para comandar una revolución socialista y él mismo, combina el pensamiento de Simón Bolívar, con el de Marx y Cristo para abrir un camino revolucionario anticapitalista...lo hace en los hombros del pueblo quien reafirma ese camino con una formidable Constitución, defendida en la calle, entre otros, por el Partido Comunista de Venezuela y reconocida en el mundo por la izquierda mundial, asestando duros golpes al imperialismo...alborotando incluso su patio trasero, Latinoamérica...

Es una REVOLUCION, al mejor estilo bolivariano, cantada en nuestro Himno Nacional...con los claros principios expuestos por Bolivar y Marx, en la obra emancipadora y antiimperialista de los pueblos oprimidos de Latinoamérica y en los principios liberadores de la explotación del hombre por el hombre en el capitalismo.

Por eso la canción revoluciónaria del comunista Ali Primera, era entonada por el comandante Chávez, combinada con la tonada del trabajador apureño y barinés.

Esta Revolución hay que defenderla con "cojones" y no con traiciones.

Siento que hoy asistimos a una más, de las abyectas conductas traidoras, porque ésta, agrede a todo un pueblo y no a un pequeño grupo de luchadores revolucionarios.

Increíblemente observamos, cómo se admite el saqueo y robo de los necesarios recursos del estado, con absoluta impudicia y flagrancia, que asombran al mundo, con criminales paseando y ostentando riquezas mal habidas

Vemos ex funcionarios de Chávez, pero vemos también funcionarios activos en el parlamento, en abierta traición a la Patria.

No hay moral republicana, cuando se dice un discurso Anti estadounidense y se destruye el bolivar, para ser sustituido por el dólar genocida.

Se instalan empresas privadas para vender gas, agroquímicos, distribuir semillas, se cobra ahora por permitirse un cupo en universidades públicas, se sujeta propiedades de narcotraficantes, para ponerlas a producir con financiamiento del estado, carne de ganado, para obtener dólares y enriquecer funcionarios del estado venezolano, abandonando al pueblo a su suerte, con salarios de hambre.

Esto, sin duda, va de traición al Comandante Chávez, a su obra revolucionaria.

¿Pueden ser limpias unas elecciones, prohibiendo la participación de revolucionarios que hemos acompañado la revolución chavista?

¿No se puede expresar de viva voz la opinión y denuncia sobre el incumplimiento y violación ver la Constitución?

No nos subestimen, si creen que el pueblo se va a dejar traicionar una vez más.

 

Feijoo Colomine es candidato de la APR a la Asamblea Nacional



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1623 veces.



Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Feijoo Colomine

Feijoo Colomine

Más artículos de este autor