Objetivo perdido

Imaginar que los que manejan el gobierno y sobre todo la economía son inocentes de lo que está aconteciendo; sería estar metidos en burbujas de ignorancia, que se convierte en tranca para encontrar posibles caminos revolucionarios.

El consumismo en los gobiernos capitalista es una moda continúa y aliena seres creandoles necesidades artificiales, es la forma de sustentarse y deslumbra ofreciendo bambalinas y superficialidades, para saciar la boracidad del capital. En socialismo tiene que ser lo contrario y una constante conciente; producir para desarrollar y atender lo humano y en colectivo ir construyendo una forma de adaptarnos a las exigencias de futuro.

Es la tarea urgente que tenemos y estamos obligados a practicar, para no perder lo avanzado en éste intento de los últimos años.

Parece contraproducente que en socialismo, los responsables de direccionar no muestren políticas socialistas, ante las acciones que hay que tomar, para ir desprendiendo el proyecto socialista de este depredador consumismo.

La educación incrustada en los genes IV Republicanos de una casta que se infiltró en el proyecto, está socavando.

Un ejemplo de decidía entre muchos: es que con todos los avances que hay en tecnología, no se haya tenido el poder de voluntad, para erradicar el delito que todos conocen y afecta directamente lo social, sabiendo sería uno de los más sencillos de solucionar en articulación con la banca activando la capacidad política.

Es de resaltar, que la mayoría de los punto de venta no son del comerciante usuario; hay unos grupos que los tienen acaparado y los alquilan; ocasionando solo por ese renglón un aumento en la mercancía que compra el PUEBLO llamo, sobre todo la de alimentación, un 10 y hasta 15 %. que es lo que le cobra el dueño de la cuenta al pequeño comerciante y este se lo carga al último eslabón de la cadena que es el consumidor; ésto sucede en los sitios que más compra el PUEBLO.

Menciono éste punto como neurálgico en una cadena dónde no hay ningún interés por darle solución a un cúmulo de especulación que evidentemente funciona para el capital; pero en la economía socialista es un fracaso y los resultados se están viendo en el deterioro que avanza; donde las diferencias de clase se están marcando con profundidad: una que explota y otra explotada.

Está la excusa válida del ataque criminal del imperio, pero la falta de voluntad política es más grave dejando crecer al lumpen; parece que estuviera funcionando para que el capitalismo siga socavando.

Todo las medidas que se toman, sin esconder nada: está en función del capital; el socialismo no aparece por ningún lado (la comuna) y es lo que nos ha ocasionado este hueco tan pronfundo y del cual para salir, tenemos que empezar de nuevo y concientizar, por encima de los que no lo han entendido: que la burguesía parasitaria no va a compartir sus ganancias con los socialistas, los principios del capital crearían un híbrido que no es compatible y se perdería la premisa que sustenta su caja registradora (corazón) de ganar ganar, que solo puede detener la conciencia patriotica que seguirá intentando, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 655 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor