Porque se van

¡Tenía que irme a un sitio en el que trabajar tuviera sentido! ¡Un sitio en el que trabajar no solo me permitiera pagar el pasaje para ir a trabajar y regresar del trabajo, sino que además me diera para vivir! Tomado de la última novela de Santiago Arconada No dejaré mis sueños atrás

Arconada describe la frustración que despuebla a Venezuela de sus técnicos calificados. Con ello se produce una depuración a la invertida.

Se asume que exportar profesionales y técnicos calificados no puede ser una política deliberada del gobierno.

Tampoco es un objetivo de la ideología socialista en versión bolivariana; porque, la escasez de gente competente crea un caos general en la producción de bienes y servicios para el pueblo.

Tal desorden en el suministro de bienes y servicios básicos erosiona el apoyo popular del gobierno. Los gobiernos sin apoyo popular tienen corta vida; sobretodo, cuando, adentro y afuera, asechan enemigos mortales.

El apoyo que aún tiene al gobierno de Maduro proviene de la popularidad universal que tuvo Hugo Chávez. Popularidad interna que no venía de una propuesta de política concreta. El apoyo a Chávez surgió del cansancio general con la larga dictadura colegiada de dos mafias políticas. Un bipartidismo fraguado en Punto Fijo por la Embajada de Estados Unidos, para impedir el regreso al poder de Pérez Jiménez y su eficiente prosperidad nacionalista. Para la oligarquía gobernante de Estados Unidos la ineficiencia productiva ajena son oportunidades de negocios.

Al Pacto de Punto Fijo lo remachó la Constitución de 1961 que garantizaba la representación democrática nacional a partidos tan esquivos a la representación popular que no la practicaban internamente. Los partidos políticos de la Cuarta República se parecían mucho a las bandas capitaneadas por caudillos regionales que fundaron la primitiva sociedad feudal.

La sociedad feudal consistía en una complicidad depredadora que repartió su prosperidad entre cortesanos regionales hasta que Caudillos más feroces y ávidos, cuyo comportamiento describe Macchiavelli, ejercieron sus depredaciones en territorios más vastos que asumen rango monárquico que etimológicamente significa poder de uno sólo. Estos se apropian de los Estados Nacionales y así le dieron rasgos dinásticos a las rapiña continua ejercida desde la Presidencia republicana Así se sucedían a sí mismos los personajes que abonaron la popularidad de Hugo Chávez Frías: La dinastía de nuestros últimos monarcas: Rafael I, Carlos Andres I, Carlos Andrés II y Rafael II.

Lo mejor del Chavismo es la Constitución de la Quinta República. Lo más iluminado en esa constitución son los referéndums revocatorios. Una figura constitucional original e inédita que permite el control periódico posterior de las comunidades electoras sobre los elegidos.

Aplicar ese principio resolvería la actual polémica institucional sobre el derecho a administrar fondos venezolanos en el extranjero.

Guaidó debería someterse a un referéndum revocatorio en la circunscripción electoral que lo envío al Congreso.

En lugar de convocar a nuevas elecciones como candidato a la presidencia Maduro debiera someterse a un Referéndum revocatorio y solo después de perderlo convocar unas elecciones supervisadas por una entidad de neutralidad garantizada.

El asunto electoral no es un problema urgente, visto que al negarse a presentar un candidato que compita ante los electores, la oposición pierde por Default. Con harta frecuencia parece que el mayor sostén de Maduro en el Poder es la terquedad con que la oposición repite sus errores.

El tema de este comentario no son las próximas elecciones.

Hay problemas más urgentes que aquejan a la población y paralizan el esfuerzo productivo vital: la falta de gasolina, el suministro intermitente de electricidad y agua

Son problemas que amenazan con devolver el país al siglo XIX: alumbrado con velas, mosquiteros, tracción animal y agua de pozo.

Ese atraso productivo la convierte en Estado fallido. Esa condición sucede, cuando un gobierno no sabe cómo prestar servicios públicos, mantener una administración o pagar sus deudas.

En ese punto se suceden la cesación de pagos, la convocatoria de acreedores y declaración de quiebra. La historia muestra que sólo hay un paso para que una coalición de acreedores intervenga manu militari la administración del país fallido.

La política internacional, como la física, no admite el vacío.

Los países que caen en cesación de pagos tienen pocos amigos y los rondan muchos buitres. Hay antecedentes son de intervenciones coercitivas: invasión e imposición de una administración extranjera que garantice el pago de las deudas. E caso de Egipto por Inglaterra y Francia (1840) cuando hay deudas quedan pocos amigos. Francia había sido siempre la protectora de Egipto.

La intervención anglo- hispano-francesa de México (1862), cuando Estados Unidos ni siquiera protestó, malgrado la Doctrina Monroe. En 1910 Venezuela ya fue objeto de los amagos militares combinados por Alemania e Inglaterra, supuestos rivales en la escena internacional. Pero Money talks, como dicen los gringos.

Para resolver sus graves problemas de suministro Venezuela podría seguir el ejemplo de Cuba y usar el sistema de concesiones. Cuando no se puede administrar con eficiencia una actividad vital. Lo habitual es darla en concesión a una empresa especializada. En el mundo empresarial se le llama Outsourcing.

Antes de la Revolución Cuba vivía del turismo extranjero y la exportación de azúcar.

Después de su Revolución, la Unión Soviética compraba su azúcar. Al colapsar la Unión Soviética, el azúcar cubano dejó de ser fuente importante de ingresos

Los subsidios europeos a la exportación(dumping) de azúcar de remolacha, hice caer el precio internacional, del azúcar y el azúcar cubano no es rentable.

La fuente importante de divisas para Cuba es ahora el Turismo.

Después de esfuerzos estatales insatisfactorios en la administración del recurso vital para la entera economía cubana.

Cuba optó por negociar concesiones a empresas extranjeras especialistas en turismo.

El turismo en Cuba no solo recuperó el rango como aporte al PIB cubano que tuvo antes de la Revolución, sino que lo superó, Todo esto sin invertir recursos estatales ni hacer concesiones políticas.

Para que Venezuela no retroceda a un nivel de vida anterior al de su revolución petrolera (1920), Sirve imitar a Cuba en su empirismo y dejar de privilegiar la ideología en la práctica de la administración pública. La ideología, debe evitarse si da mal resultado en productividad económica nacional y desmejora el nivel de vida. Eso lo aprendimos del ejemplo de Deng Xiao Ping en la China Popular.

Por anteponer la ideología a la productividad económica fracasó la Unión Soviética. Imponer la doctrina Neoliberal de distribuir riqueza por derrame produjo caída del consumo y las burbujas de oferta que provocaron la crisis del 2008 y el colapso financiero del Mundo Occidental.

Venezuela, con las reservas petroleras más grandes del mundo y 25 refinerías dentro del país; no logra superar las ineficiencias que impiden el suministro de la gasolina indispensable para movilizar la economía nacional.

Opino que la solución más práctica e inmediata es volver al sistema de concesiones; tal como hicieron en Cuba con el turismo.

Imagino que el regreso de las antiguas concesionarias petroleras sería para el paladar bolivariano un trago ideológico muy amargo. Es la solución racional fácil e inmediata.

Una movida política inesperada que mataría muchos pájaros con una sola piedra.

Por coherencia con la retórica soberanista y de oposición al Imperio Occidental; busquemos concesionarios petroleros eficientes de países amigos.

Rusia tiene en Rosneft, una empresa estatal con recursos financieros y experiencia, para reactivar la producción venezolana de gasolina y como es algo urgente y necesario puede enviar suministros de inmediato. Tanqueros rusos garantizan que Estados Unidos se guardaría bien de molestar el suministro.

El éxodo de la población más calificada es tan perjudicial a Venezuela como lo fue la decisión de Rafael Caldera de cerrar las escuelas técnicas con el pretexto de unos desordenes estudiantiles. Imagino que seguía instrucciones de Estados Unidos; porque la mano de obra experta es más necesaria al desarrollo industrial que la formación de ingenieros.

Un éxodo de venezolanos calificados pone en peligro la capacidad venezolana de producir. Un objetivo indispensable para el bienestar económico del pueblo

Es urgente resolver el suministro de combustible y de los servicios de electricidad y agua

Eficacia es la virtud que debe buscar un gobierno. Gobernar es resolver problemas cuando se presentan.

El secreto del éxito político es optar por la decisión más eficaz que solucione problemas estructurales en modo rápido y permanente.

Otro gran problema es la inseguridad ciudadana. En esa materia nuestros amigos chinos son los campeones mundiales. Con 1300 millones de chinos, en cualquier semana ocurren menos delitos violentos en toda China que en Caracas.

Sería un ejemplo sin precedentes dar en concesión a China los servicios de seguridad contra la delincuencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1600 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor