Revolucionarios no sean conservadores pues dejan de ser revolucionarios

Profesor Britto, la constitución es el pueblo. Comunistas, los burgueses son necesarios

Luis Britto ha hablado y no comparto su opinión. Entiendo perfectamente su sana intensión de respetar el marco constitucional, como corresponde a una sociedad ejemplar, civilizada y moderna, pero no puedo dejar de gritar que necesitamos reaccionar y pelear. Vale la pena metaforizar con ir a plantarle pelea, llevando las manos atadas a la espalda, al guapetón del barrio y luego decir "le caí a cachetazos a los puños".

El muy respetado profesor Britto puede que tenga toda la razón del mundo en hacer las críticas al proyecto de ley, está bien, pero la realidad nos exige aterrizar en la inexorable conclusión que no podemos desbloquearnos manteniéndonos autobloqueados.

El Prof. Britto acepta la necesidad de una "ley antibloqueo" y propone tres cosas: 1) retiro del privilegio de no pagar impuestos a empresas extranjeras que aducen doble tributación. 2) retiro de privilegios y ventajas conferidas en la Ley de Promoción y Protección de la Inversión Extranjera y 3) incluir confiscación masiva de los bienes situados en el territorio nacional propiedad de gobiernos que confiscan los nuestros en el exterior, y de las personas y empresas que colaboran en la Guerra Económica. Esta última propuesta me recuerda al decreto de guerra a muerte…"españoles y canarios contad con la muerte…."

En lo personal creo que las propuestas del profesor Britto son una declaración de guerra más que acciones para desbloquear, y aunque ya estamos en una guerra económica, nuestra situación es de resistencia, sin posibilidades de ir a un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, pues el enemigo ataca con drones.

Cuando existe un enemigo que pone a los funcionarios a escoger entre el soborno o la extorción (en Colombia se conoce como "plata o plomo") la "confidencialidad" es necesaria, así que no se puede, bajo este asedio de guerra, andar divulgando los Tratados Internacionales que necesitamos hacer con los aliados.

Los ingresos y su custodia no pueden quedar expuestos a nuevas confiscaciones. CITGO y los demás activos que nos han robado es debido a su franca exposición ante el enemigo. Bastó que el HDP autoproclamado montase un parapeto de gobierno para que el enemigo coaccionará bancos y tribunales para robar.

Hay muchísimas normas legales que en nuestro país deben revisarse, modificarse y hasta eliminarse. Tenemos el virus del "requisito indispensable", ¿cuántas veces una obra o un plan que beneficiaría a muchos se ha retrasado años o jamás se ejecutó porque algún requisito quedó pendiente a sabiendas que nada aportaba? Si vamos a ser revolucionarios no podemos ser conservadores.

Nuevos mecanismos o fuentes de financiamiento son indispensables en este momento. Hay que emitir moneda con respaldo para restituir salarios, hay que crear nuevos impuestos y cobrarlos para que el Estado entre de nuevo en el circuito del dinero y deje de ser una fuente que se seca. Hay que cobrar los servicios públicos para dos cosas, se pueda sostener su operatividad y para que el pueblo sienta la necesidad de su buen uso.

Necesitamos mecanismos jurídicos de protección del patrimonio. CITGO se pierde bajo el alegato tomarla como pago por una deuda no pagada en otro negocio de la República. Evidentemente que como Republica tenemos bienes comunes, pero para nada son inmunes si están bajo un mismo mecanismo de propiedad. Algo hay que hacer para, sin perder la visión colectiva de la propiedad pública, se imposibiliten nuevos arrebatos.

La optimización de la gestión empresarial de las empresas públicas es un viejo clamor. Hay que funcionar y funcionar bien. Las gerencias deben ser gerencias y no oficinas del partido. En este sentido son muchas las empresas, pero muchas más son las que hacen falta y para que prosperen necesitan gerencia y no burocracia.

Más facilidad de operaciones de administración, por supuesto. Hay que compartir o vender o rentar o concesionar negocios de la República. Necesitamos inversionistas, empleos, productividad…pongamos sin temor la piedra fundamental del socialismo venezolano…Si es gato caza ratones, no importa que sea rojo o azul o negro, es un gato.

Necesitamos mecanismos de contratación más expeditos. ¿Cuántas veces se le ha otorgado el contrato a quien no sabe o no puede o no tiene como hacer el trabajo, pero si tiene todos los documentos, así tales documentos sean producto del soborno y la estafa? Vale la pena revisar estas cosas si queremos que el pequeño empresario pueda ser contratado por el gran Estado.

El impulso a la inversión privada internacional en nuestro país es una necesidad imperiosa. Las empresas chinas son privadas, y China es comunista. Todas salen al mundo a ofrecer sus servicios y productos o a instalar sus plantas de manufactura por si solas. Esa ha sido la gran estrategia china para joder al gringo.

No hay medida más socialista que la "protección de sectores estratégicos". Esta medida es el contrapeso regulatorio de la actividad privada. Si permitimos que vengan a invertir y a trabajar, también debemos estar alertas para garantizar que lo que se produzca o la materia prima que se use este dentro de límites justos y pertinentes.

La diversificación de mecanismos financieros es incontenible. Las criptomonedas son monedas, así como el billete impreso necesitó del título de "papel moneda", así como las transacciones electrónicas son moneda circulante sin estar acuñadas ni impresas. La moneda existe para aplicar la ley transitiva al trueque. En estos días compre plátanos y aguacates y pague con arroz, por lo tanto, el arroz se convierte en cash.

Las criptomonedas son cash. Si quien vende la acepta es porque sabe que puede usarla para comprar. La diferencia entre la criptomoneda y las demás monedas es que no hay bancos de por medio, en otras palabras, van de bolsillo a bolsillo y no de bolsillo a cuenta bancaria.

La moneda de curso legal en Venezuela es y seguirá siendo el bolívar. El Estado lo emite y el Estado lo recibe. El petro también puede ser declarado como moneda de curso legal en Venezuela, pero no tiene sentido hacerlo, pues puede convertirse en una limitación para su propagación como moneda de uso internacional.

Estimular la iniciativa social es vital. Compañías anónimas, sociedades, cooperativas, fundaciones, asociaciones, todo lo que implique juntarse y organizarse para producir es lo que necesitamos hoy. ¿Queremos empresas más socialistas? formulemos normas para que una compañía anónima no sea un solo dueño, como termina siendo el caso común. Pero de que hay que propiciar y colaborar la conformación de grupos dispuestos a arriesgar capital y trabajo no hay ninguna duda.

Garantías para la inversión es lo mínimo que se puede ofrecer para propiciar la inversión. Garantía no es subsidio ni compensaciones, garantía es seguridad jurídica y seguridad material. Es evidente que si no podemos abatir la inflación y se intenta controlar los precios la consecuencia es el subsidio directo. Ya no podemos subsidiar porque no hay suficientes ingresos por petróleo, así que ese tipo de garantía es imposible darla y el empresario y el inversionista lo sabe.

Las restricciones en el mercado financiero internacional es uno de los mecanismos de asfixia aplicada por los gringos. Necesitamos dinero y hay que solicitar préstamos, a bancos o a gobiernos. Hay que vender petróleo a futuro, asumiendo el riesgo que implica.

Para quienes hablan tanta paja sobre el temor de vender petróleo a precio de hoy temiendo que mañana suba de precio, debo recordarles que en 50 años el precio del petróleo ha estado entre los 30 y los 100 dólares por barril. Jamás se ha triplicado en precio; sin embargo, todo lo demás, todo todo todo se ha multiplicado por 50 veces. El oro inicio con un precio de 35 dólares la onza en 1944, hoy cuesta 1400 dólares la onza. El petróleo en 1945 costaba 10 dólares, precio real, pues hay otro precio de robo, hoy cuesta 39, y su máximo ha sido 110 por breves intervalos menores a tres años. Así que bajo el panorama mundial que vivimos, suponer que se va a duplicar el precio del petróleo es una bobada.

Es necesario un régimen transitorio sobre reserva, confidencialidad y divulgación limitada de información. Estamos en guerra, y hay que, aparte de manejar secretos jugar con fintas. No podemos ser ni ingenuos ni tontos. Los gringos aplican estas normas de confidencialidad con sus célebres documentos desclasificados, es decir que el pueblo norteamericano y el mundo entero se entera de la verdad luego de 10, 30 y hasta 75 años después del crimen, pues siempre hay un crimen detrás del accionar gringo.

Si se otorgan poderes especiales al Ejecutivo Nacional para enfrentar a un enemigo que nos ha hecho la vida cuadritos. Nos ha puesto a pasar hambre, nos ha azuzado hacia una guerra civil, nos ha enemistado con gobiernos de países vecinos, que antes llamábamos hermanos, yo apoyo esta ley.

Sí es verdad, esta ley libera la actuación ejecutiva para bien o para mal. Pero libera, pues cuando uno va por la calle y escucha a la gente exigir acción al gobierno se hace imposible explicarle a la gente que no puede hacer nada.

Libera, pues sin esta licencia, el Ejecutivo Nacional al salir del marco legal para "hacer algo" ira directo al paredón de la opinión pública, pues quien exigió acción luego no abogará por nadie y, al contrario, terminará siendo juez sin serlo y condenará con el convencimiento que lo que se dijo en el noticiero estelar es la verdad absoluta.

Bueno está el debate, pero tampoco podemos distraernos meses, ni siquiera semanas, en promulgar una ley para accionar ya, pues la alimentación de nuestro pueblo es ya.

Hay que confiar, no hay otra ley, hay que entregar la espada de mando y confiar.

Confiemos. No tenemos más opción camaradas constituyentes, el proyecto socialista, nacionalista y antiimperialista emprendido por Hugo Rafael Chávez Frías está bajo asedio.

A los dogmáticos les digo que ni el socialismo ni el comunismo es estatización de todo. Tampoco es la negación de la iniciativa individual, muchas veces mal llamada privada. Marx para exponer la cientificidad del socialismo estudió y explicó a fondo al capitalismo, no para destruir la iniciativa individual sino para crear una iniciativa colectiva.

Si releen el "principios de comunismo" de Engels, al final hay un párrafo que voy a pegar aquí. Pero antes les recuerdo que los comunistas, socialistas y/o chavistas nos la pasamos hablando de imperialismo, una estructura de poder que sin monarca o emperador vitalicio impera en el mundo sin cabeza visible. Así que el proyecto o sueño de un mundo justo y equitativo para todas las naciones no será imposible hasta tanto no se desmonte al imperialismo o se equilibre el poder tecnológico, industrial y financiero. Lo primero le toca al pueblo de los Estados Unidos y lo segundo al resto del planeta, por lo que debemos hacer nuestra parte y, para esto nos necesitamos todos, proletarios y burgueses… ahí se les dejo el pensamiento de Engels: " Finalmente, en Alemania está todavía por delante la lucha decisiva entre la burguesía y la monarquía absoluta. Pero, como los comunistas no pueden contar con una lucha decisiva con la burguesía antes de que ésta llegue al poder, les conviene a los comunistas ayudarle a que conquiste lo más pronto posible la dominación, a fin de derrocarla, a su vez, lo más pronto posible. Por tanto, en la lucha de la burguesía liberal contra los gobiernos, los comunistas deben estar siempre del lado de la primera, precaviéndose, no obstante, contra el autoengaño en que incurre la burguesía y sin fiarse en las aseveraciones seductoras de ésta acerca de las benéficas consecuencias que, según ella, traerá al proletariado la victoria de la burguesía. Las únicas ventajas que la victoria de la burguesía brindará a los comunistas serán: 1) diversas concesiones que aliviarán a los comunistas la defensa, la discusión y la propagación de sus principios y, por tanto, aliviarán la cohesión del proletariado en una clase organizada, estrechamente unida y dispuesta a la lucha, y 2) la seguridad de que el día en que caigan los gobiernos absolutistas, llegará la hora de la lucha entre los burgueses y los proletarios. A partir de ese día, la política del partido de los comunistas será aquí la misma que en los países donde domina ya la burguesía."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1395 veces.



Manuel Gragirena

Profesor Universitario. Ingeniero Electricista. Especialista en Telecomunicaciones. Diploma de Estudios Avanzados en Educación. Ex Sidorista

 manuelgragirena1@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Gragirena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Gragirena

Manuel Gragirena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas