Pendientes de lo "urgente" se olvidan de lo importante: la ley anti bloqueo

Pareciera que para la mayoría de los diputados y militantes de PSUV y del GPP lo urgente solo afectara los temores personales; tiene una carga subjetiva tal que los hace ver dragones y monstruos donde solo hay molinos de viento. En general, uno diría que ni siquiera eso, reina en ellos una indiferencia hacia lo que hace el gobierno, un desdén que los paraliza de pie a cabeza.

Maduro en sus caras, frente a sus ojos, les muestra una ley que llama "anti bloqueo", neoliberal colonialista, anticonstitucional, anti socialista y les dice: "esto es el futuro, esto es socialismo, esto será nuestra independencia" y los tipos dicen – "sí, está bien". Dicen sí a todo, sin leer y reflexionar, sin pensar, sin mover una sola neurona, sí a todo lo que se cocina en secreto en Miraflores. Con un partido así, con unos socialistas así, ¡qué imperio necesita de una invasión!, al chiripero cansado y medroso basta con dar un zapatazo en el piso para que salgan corriendo espantados, ¡ya están colonizados! ¡Desde Maduro hasta Eduardo Piñates, pasando por la Asamblea Constituyente, ya están colonizados!

Es casi increíble que exista una "escuelas de cuadros" marxista, resolviendo en el mundo de las ideas los conflictos del mundo inmanente, y a la vez el ejecutivo, que les paga sus sueldos (o simplemente los deja hablar), redacte una ley frente a sus ojos donde se entrega el socialismo y el país a los capitalista, a los privados, en perjuicio de toda la sociedad, en menoscabo de los que no tienen nada… ¡Y nadie diga nada!... (¡Y después hablan de disociación!)

Lo urgente les revuelve remueve su egoísmo; su egoísmo y su indiferencia es lo urgente, cómo escapar del naufragio, como agarrarse de una tabla para salvar su propia vida, resolver sus propios problemas con lo poco que queda por ahí, raspando la olla.

La urgencia del país no está en las mentiras de Maduro y los maduristas de Miraflores, es acabar con esas mentiras (URGENTE E IMPORTANTE ES DENUNCIAR LA LEY ANTI BLOQUEO). La urgencia es volver a la realidad, poner los pies en la tierra y pensar que si no nos salvamos todos, nadie se salvará flotando en su propia tabla; la urgencia es comenzar a pensar en lo importante, pero para la redención de toda la sociedad, la nuestra y la humanidad entera, para la salud de toda la sociedad. Las soluciones individuales no son verdaderas soluciones; lo que sirve a un solo individuo no sirve a más nadie.

Lo que sirve a Maduro y a sus asociados, ¡a sus cómplices!, no nos sirve a todos, no sirve al resto; es el más genuino filtro social para proteger, colar o dejar pasar solo a los más ricos, a los más astutos, osados, y poderosos. Esa es la Ley Antibloqueo de Maduro.

Lo importante para el país no es lo importante para los ricos, no es lo importante para una economía abstracta que solo piensa en equilibrios matemáticos sin considerar el costo en vidas humanas que suponen tales equilibrios, para una economía hecha a la talla de la dominación capitalista, de sostener un sistema de privilegios.

Lo importante no es lo importante para Maduro y la lumpen marginalidad que lo rodea, para Diosdado, el ego, la ignorancia complaciente, o para el resto de la pusilanimidad madurista, Piñates y similares. Lo importante debe ser importante para resolver los asuntos de toda nuestra sociedad, de forma justa y por partes iguales… Ahora, lo urgente es que dejen de mentir, y que todos sepamos que mienten, que nuestros líderes son unos farsantes, que no solo Guaidó, o Borges y Ledezma (los más cobardes de todos) lo son, sino también Maduro y el madurismo complaciente, que nos engañan con sus cuentos de amenazas, de invasiones, cuando el enemigo de nuestro pueblo (nación, patria) ha estado dentro del país desde hace 8 años.

Urgente es que tomemos conciencia de lo que está apunto de acontecer: la disolución total de nuestra sociedad. El madurismo está confiado en que todo seguirá igual por mucho más tiempo. Que conseguirá tiempo y dinero a costa de vender y empeñar nuestros recursos, pero no sabe (realmente no sabe) cómo es capaz de reaccionar la gente sometida a tanta presión. No ha calculado el margen de tolerancia, piensa que con reprimir y culpar a la conspiración internacional basta (como lo hace Mario Silva en sus dramatizaciones semanales), se olvida del 27 de febrero de 1989. Urgente es que reaccionemos ahora, antes de que sea tarde.

A todo aquel que se sienta chavista y socialista les digo que hay que repudiar la ley del anti bloqueo porque es un descaro, una burla, una acción maliciosa en contra del país, no solo de la revolución socialista, en contra de la patria.

¡NO A LA LEY ANTI BLOQUEO! ¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE! ¡VIVA Chávez!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1364 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor


Notas relacionadas