Por el asesinato del George Floid colombiano:

Violencia sistemática se incrementa en Colombia

Como una especie de polvorín el pueblo colombiano salió a la calle con su ira reprimida al conocerse los pormenores del asesinato a mansalva del abogado Javier Ordoñez en manos de la policía; de la misma forma como asesinaron a George Floyd en Minnesota (EEUU), asfixiado con su rodilla en el cuello por un policía, mientras le gritaba: “No me asfixies”. En Colombia a Ordoñez se le oía decir a través de un video: “No más por favor”; eran las palabras que pronunciaba cuando una y otra vez, lo electrocutaron con una pistola electroshock hasta matarlo. Luego vendría el estallido en diferentes ciudades como Cali, Popayán, Medellín, Barranquilla, Tunja, Manizales, Santa Marta.

Colombia no solo ha servido de asiento a bases militares gringas y fuerzas especiales de choques formados en el Instituto del Hemisferio Occidental, antes Escuela de las Américas, poniendo en práctica los Manuales de Tortura, sino que también sus policías y militares han aprendido de sus pares gringos sus prácticas de asesinatos y torturas. De ahí que las técnicas utilizadas en Colombia para reprimir salvajemente a los manifestantes son utilizadas en estas ciudades por la policía y el ejército.

En EEUU es el color de la piel el que lo ubica como un objetivo para ser asesinado por cualquier nimiedad, en Colombia el que cuestione, condene o critique a un sistema oligárquico en decadencia. En EEUU el que impone las reglas es la supremacía blanca, en Colombia son los paramilitares. Ni el ejército, ni la policía sale en defensa del pueblo y cuando sale a las calles es para asesinarle o hacerse el desentendido, cuando son matones a sueldo, que no son otros que los paramilitares, que matan bajo el visto bueno del gobierno. Solo en este año van 55 masacres y 230 asesinados; entre líderes sociales, pacificados de las FARC, etnias, niños y niñas. En Colombia se ha implantado como política de Estado, el asesinato sistemático, nunca hay culpables, pero todo el mundo sabe quiénes son los que están detrás.

Tanto en Colombia, como en EEUU los celulares se han convertido para el pueblo en un arma letal, como evidencia veraz para criminalizar a los victimarios. Hoy un video es una constancia irrefutable. Así será es furia contenida del pueblo, que ha salido a la calle en estos últimos días desafiando a la crueldad de los organismos del Estado y al paramilitarismo. Hasta el mismísimo Ministro de la Defensa Carlos Holmes Trujillo, amenazó con espionaje y persecución, contra quienes usen las redes sociales para la denuncia; ósea, atacar al mensajero y no al que envía el mensaje. Tenemos que decir que las veces que ha salido el sub presidente Duque, es para justificar la represión y las muertes, ha dicho que son causadas por “balas perdidas” sic. En una sociedad donde se maltrata y asesina a la ciudadanía y ni los organismos que imparten justicia, ni el mismo presidente da respuesta. Para hoy lunes las manifestaciones que se originaron por el asesinato de Javier Ordoñez van 20 muertes, la mayoría jóvenes y más de 400 heridos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 450 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: