Un submundo urbano creado por la ineficiencia del Estado

Los sectores más vulnerables de la población

A comienzos de siglo XX la economía de Venezuela era mayoritariamente rural. Con la llegada de la renta petrolera, comienza a desarrollarse con las migajas del petróleo, una tímida modernización de algunas zonas urbanas y la creación de fuentes de empleo y mayormente de subempleo.

Se incentiva entonces una movilidad migracional masiva de población principalmente campesina, quienes se desplazan a estos centros urbanos ubicados en la zona norte costera.

Este proceso migratorio desordenado excedió la capacidad de las ciudades venezolanas para recibir estas masas proletarias. Las ciudades no se prepararon para absorber las necesidades de los migrantes del interior del país por la falta de interés del Estado, de los políticos y de los empresarios, particularmente los petroleros acostumbrados a pagar impuestos muy bajos, por sus deseos de maximizar sus ganancias a corto plazo, por lo que no construyeron la infraestructura más adecuada.

Las masas proletarias se fueron asentando en zonas excluidas de atención ubicada en barrios y cerros, sin servicios ni seguridad y congestionando, hacinando y creando focos de conflictividad social.

Asi, fueron desarrollando sus propios sistemas de organización, comunicación popular e ideológica, configurando de este modo *un submundo urbano de población cesante, trabajadores y masas obreras muy mal pagadas y retribuidas, que marcaron el panorama social en la Venezuela del siglo XX*.

La distribución desigual de la riqueza, la exclusión social, la ausencia de servicios fundamentales como luz, agua, transporte y aseo, la violencia urbana y la corrupción en las instituciones públicas son la principales características de este *submundo urbano venezolano del siglo XX*.

Un hecho curioso pero también histórico sucedió en la última elección en vida del Comandante Eterno Hugo Chávez. Una cantidad muy importante de electores de estos sectores populares de este submundo acudieron a votar por Chávez en octubre 2012 para salvar a la Revolución Bolivariana y sus Logros. Votaron por mantener las Misiones Socialistas y para seguir adelante con la construcción del Socialismo del Siglo XXI.

"Que vote 81% de la población del padrón electoral es conmovedor", dijeron en ese crucial evento los testigos electorales de UNASUR. Pero mucho más conmovedor fue el voto popular que logró darle el triunfo a Chávez, fue un Voto Salvador que aspiraba una vida mejor para la población de este Submundo, de la población más vulnerable y humilde.

Hoy, 8 años más tarde, le toca al Gobierno Bolivariano del Presidente Nicolás Maduro refundar y reimpulsar, con la contundencia necesaria, la Revolución y sus Instituciones Públicas y Políticas que lo respaldan, a fin de mejorar la atención de estos sectores humildes hoy día secuestrados y acosados por bandas financiadas por el oposicionismo terrorista más una pésima condición económica, a pesar de los programas sociales aún muy deficientes y con fallas en su cobertura.

Son los Sectores más vulnerables quienes habitan este submundo, trabajadores y obreros en su gran mayoría del sector público, ancianos, jubilados y pensionados, con un poder adquisitivo paupérrimo, los que más sufren la crisis económica provocada por sanciones y bloqueos solicitados y promovidos por la oposición, más la ineficiencia de la gestión del Estado, porque "no toda la culpa es de Trump" dijo Maduro alguna vez.

Ante esta situación, ya es tiempo que el equipo económico presente al Presidente las medidas más convenientes para aumentar los ingresos de la población más vulnerable, suficiente para satisfacer sus necesidades básicas.

*Obviamente no se trata de aumentar salarios sin resolver el problema estructural. Urge ir al Grano*

*"Ir al Grano" significa enfrentar a Rajatabla el origen de la presión alcista de los Precios*, Productores e Importadores inexcrupulosos pretenden protegerse de la inflación provocando el Alza del Dólar estadounidense a costa del sufrimiento de las mayorías.

A estas alturas deberíamos tener resultados de negociaciones con dirigentes de estos gremios empresariales, quienes saben muy bien las consecuencias de sus acciones, las cuales provocan una espantosa especulación aguas abajo, es decir, la de los Distribuidores, Mayoristas y Comerciantes.

Para hoy, porque para mañana pudiera ser ya tarde.

@pueblopatriota

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 868 veces.



Omar Marcano

Trabajador jubilado del MPPCTII, Militante del PSUV, Ingeniero Eléctrico (USB, 1976)

 marcanoomarj@gmail.com      @pueblopatriota

Visite el perfil de Omar Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: