!Coño arañero!

No se que pasó; pero algo se trastocó en el esfuerzo y arrastró a revolucionarios consecuentes que venían de historias con antecedentes libre de cualquier sospecha y ahora convertidos en silencio, están recostados al lado de enemigos históricos, sin valentía para decirle a sus nietos que claudicaron y los tenemos alrededor de nosotros, reconstruyendo el pasado.

Ahora con su nueva vestimenta se distancian de la idea y utilizan tu nombre, pero sin el contenido (porque nunca creyeron lo que planteaste) y tratan de acabar con el esfuerzo revolucionario que costó tanto a la historia, incluyendo tu inoculación.

Están aquí de nuevo los herederos: desesperados tratan de borrar imágenes y símbolos con los que crecimos, desarrollando formas comprometidas de pensar, que a pesar del distanciamiento aún creemos, es la forma para salir de siglos de opresión.

Hoy antiguos oficiantes se posesionaron y utilizan tu nombre; abiertamente tratan de borrar principios, que cuando estabas, juraban respetar.

La alienación los deformó, estimulando ignorancia en su existencia durante tanto tiempo, que los alejó del compromiso y le revivió todo lo que arrastran de sus antepasados e infectando con genes capitalistas nuestro esfuerzo.

Están empalagados con la fantasía; utilizan el poder usurpado: olvidan cuál fue el compromiso que los puso en esa posición; niegan todo lo que significa izquierda, colectivo, comunidad; los principios de igualdad que mostraban; los cambian en la cara de soñadores, que andan obnubilados preguntándose ¿Que pasó?

Ya no se pide un mínimo de formación para pertenecer a la idea de compromiso: la inmediatez truncó el desarrollo del ser; aunado con el ataque despiadado que el imperio le hace a la PATRIA y al no haber consistencia ideológica de alta política: lo más sencillo para la deformidad fue volver a su orígen; que por falta de visión estratégicas socialistas, flaquearon los más conspicuos; dando un vuelco brusco hacia una "nueva izquierda" mutilada, con planteamientos inequívocos de derecha.

Las contradicciones las vienen mostrando con soberbia y los eunucos mentales no cuestionan nada, mientras los de nosotros que aún se mantienen orillados con miedo, callan; con un terror parecido al que teníamos en la IV cuando nos perseguían y dormíamos con el pantalón puesto y la camisa en la ventana, para saltar al vacío desde cualquier piso, para que no nos matarán.

Ahora tenemos representantes impuestos, que manejan los medios con soltura, para mantener mareado a los que antes comían candela y ahora se esconden para no verse cobardes y dejan el camino libre para que la ignominia se vista con nuestro ropaje y ante el mundo nos veamos como una revolución pacata.

Ya los nuevos proponentes están posesionados: sacaron del imaginario todo lo que representa izquierda; no mencionan en las actividades, conceptos que tenga valores patrios; la aceptación del dólar, por encima de nuestro cono, es una muestra, de rendición.

Ya en las reuniones no se usan consignas; hay una voz de silencio sumiso en cada arenga, que parecen obligados a callar y se oye tímidamente algún quejido sin fuerza, sin profundidad "patria y Libertad"

En vez de la fuerza que proporciona LA LUCHA SIGUE, la cambiaron por "la patria sigue" Ignorando que la LUCHA es lo que mantiene la PATRIA. También cambiaron IRREVERENCIA EN LA DISCUSIÓN Y LEALTAD EN LA ACCIÓN ya no se oye sino "leales siempre traidores nunca" todas las consignas de otrora las han venido desapareciendo e imponiendo, sospechosos cánticos vacíos de derecha, que banalizan la idea; "independencia o nada" le quitaron PATRIA SOCIALISTA O MUERTE.

Están desapareciendo, sobre todo en la juventud; símbolos internacionales como Ernesto, Fidel y por supuesto los guerrilleros nuestros de otros tiempos que dejaron el pellejo en el intento: Fabricio, Jorge, Algimiro y tantos otros: son borrados, ocultos en un silencio que no se calla y en la desidia quedará la rendición final al capitalismo; la rebeldía de la historia cobrará haber perdido el intento que dejaste ARAÑERO y recuperarlo costará otros doscientos años; mientras aparece otra vez en la idea Bolívar, Zamora y Robinson y tú surgiendo de las entrañas de los de este tiempo que crecieron contigo, rescatando la consigna de PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1676 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor