Observatorio Covid-19 /03Agosto2020

Donde la verdad nos lleva

Desde abril, que iniciamos esta tarea de hacer seguimiento a lo ocurre en las distintas localidades de Caracas, hemos venido observando como alrededor de la pandemia generada por el coronavirus, crece otra que está siendo invisibilizada por los medios, por el gobierno y por los altos organismos internacionales como la OMS y la OPS. Nos preguntamos, si esta política es por la disociación que produce el poder con la realidad, vale decir, que no se dan cuenta de lo que está sucediendo realmente, o porque organismos internacionales, gobiernos y medios están llevando conscientemente una política generadora de hambre, miseria y represión y aquí surge otra pregunta. ¿Acaso están aliados con los dueños del mundo y sus planes de reducción de la población y nuevo orden mundial, pero a nombre del socialismo del siglo XXI?

Queremos dejar constancia de lo que está pasando:

1- Una cosa es el informe que hace todas las tardes la comisión presidencial respecto a los casos de Covid-19 y otra, la cantidad de contradicciones entre lo que se afirma mediaticamente y lo que ocurre. Entre otras incoherencias, están las siguientes: no se hacen las pruebas a tiempo ni siquiera en empleados del gobierno, cuando las hacen no llegan nunca los resultados, como los casos de gente que ya hizo tratamiento y sigue aislada como si estuvieran presos, los casos que han sido trasladados de una parroquia a otra muy lejana a la localidad de origen de los afectados y los familiares no hayan como apoyarlos, sin dinero, ni transporte, ni salvoconductos.

2- En los nuevos lugares como el poliedro, ha llegado gente trasladadas desde las parroquias y la han devuelto diciéndole que aún allí no hay médicos y atención alguna, pero la promoción televisiva hace gala de la "perfección" inexistente

3- La separaciones de las familias, alejando al que está enfermo cuando más necesita de sus seres queridos, no contribuye en nada a su sanación y tampoco garantiza que no se haya contaminado el resto, pero si promueve el estigma contra los contagiados, su depresión y hasta su muerte

4- El cierre de los parques desde marzo, cinco meses sin parques para los niños, los mayores, los animales y todos en general, cinco meses sin disfrutar de los árboles, sin caminar, solo garantiza ansiedad, depresión y por tanto vulnerabilidad ante el covid-19. El cierre de los parques es inhumano

5- El caso de las personas que son vulnerables por su situación de salud (diabetes, tensión etc) que no son ayudadas en sus patologías porque lo único relevante hoy es el Covid, pero que sin embargo al dar positivos son sometidas a un tratamiento que no aguantan por lo severo que resulta (se dice que es como una quimio), aunado a eso en muchos casos se les aplica el tratamiento sin tener resultados claros de las pruebas

6- Ni el gobierno, ni los medios, ni los organismos internacionales orientan sobre todo lo que sabemos como humanidad (las comunidades lo saben) para fortalecer el sistema inmune y para promover el apoyo mutuo, porque solidaridad no es quedarnos en casa sin importar lo que le pasa al vecino, solidaridad no es ignorar el hambre, la sed y el abrigo que mucha gente necesita hoy más que nunca

7- El caso de la violencia doméstica y la violencia machista incubada en esta sociedad patriarcal, que está en franco aumento en esta circunstancia y ante la que no hay mecanismos de defensa de las mujeres, niños y niñas abusados. Solo se oye, "quédate en casa" lo que se puede interpretar como "muérete en casa"

8- El caso de las personas que necesitan ver a sus familiares que viven en otras parroquias o en otro estado del país y que no tiene salvoconducto, en cuyos casos muchos mueren ante la falta de atención (cuidados humanos), por la dificultad para trasladarse además de la escasez de transporte y dinero.

9- La concepción sanitarista, que no considera los saberes de la gente y mucho menos su participación protagónica en esta hora, porque solo concibe al pueblo como beneficiario y víctima, pero nunca como sujeto generador de las soluciones, está deprimiendo y matando a la gente y también a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

10- Ante todo lo expuesto exigimos se revise la política y sus resultados. Si la política fuera correcta y tanto confinamiento fuera efectivo, no estaría aumentando la curva. En tal sentido se debe consultar a la gente acerca de ¿Cómo asumir esta pandemia con la participación y saberes de todos y todas?

En nuestro próximo observatorio expondremos las propuestas que mucha gente está haciendo en las parroquias, gente que tiene derecho a participar y decidir como vivir e incluso como morir



Esta nota ha sido leída aproximadamente 744 veces.



Arlenys Espinal

Arlenys Espinal, Educadora para la Participación Sociopolitica. Mlitante de la Educación Liberadora. Cofundadora de la Escuela para la Participación en Salud Social ESPARSAS. Investigadora de Saberes Ancestrales. Participante de Movimientos Sociales para la Transformación.

 amecate@gmail.com

Visite el perfil de Arlenys Espinal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas