Expertos insultócratas dándoselas de inescrutables

La aflicción colectiva de sentirse desfavorecidos en los sectores mayoritarios de menores recursos en todo el país, les hace ver la pandemia como otra oportunidad de revivir aquel "Maduro vete ya", o taparear que no usan lo de "elecciones ya, sin Maduro", o la campaña más perversa con la consigna "Maduro c de tu m", en la que vimos niños casi de pecho comenzando a hablar, imitando la grosera actitud de sus padres, y repetir las cinco palabritas contra la progenitora del Presidente, en manifestaciones de despelote mental inconcebible. La insensatez y la sin razón los tiene de consulta en consulta con psicólogos y psiquiatras, o acudiendo a brujos para quitarse el desánimo de lo que antes pidieron: dolarización, votación, etc.

Antes y después de salir a matar policías y aguacates (referencia a los militares), recibían bendiciones de sacerdotes fascistas, quizá ese gesto de quienes dependen de la CEV que los reconvino, sea ahora en dicha Comunidad Engañosa Venenosa de Monseñores Obispos y Arzobispos, lo que les justifica lanzarse contra el gobierno, pero reconociendo que debemos ir a votar el 6 de Diciembre 2020. La vuelta a la actividad politiquera, torna estas andadas sacerdotales en la política y sotanas, neo desesperado deseo de ocultar en la escrutabilidad de DIOS, lo que en privado saben que el Altísimo repudia, como quiera lo conciba..

Ya en una oportunidad demostré la violación de los diez mandamientos, por semejantes denunciantes profesionales del engaño (psicofantes los llamó un indecoroso politiquero venezolano, endiosado y mantenido por la dinámica gringa). Dueños de su hamponato conductual vivieron de espaldas a las masacres en 40 años de "democracia representativa". El mundo va conociendo mejor que nunca, qué ocurre en administraciones donde es normal dar muerte a manifestantes y permisar a sus cuerpos de seguridad para violaciones de derechos humanos, lo vemos a pesar del disimulo informativo, en; EE UU, Bolivia, Ecuador, Perú, Honduras, Colombia y paro de contar, pensando que ni la pandemia coronavirus les hace reflexionar.

A los que se colocan a la altura de DIOS inescrutable, el colectivo les identifica con todo lo malo que sufre la nación asediada cruelmente, pero en defensa ejemplar ante el mundo salvaje. Clasifíquelos porque de tener una oportunidad para retornar al poder por elecciones o lo que sea, decidirán acciones ilegales como si la masa votante no hubiese visto sus argucias pésimas, bozaleados por pseudo líderes ultrosos y peligrosos, que no pasan de dañar cacerolas y vivar la muerte, despedazándose sin unidad ni argumentos prosiguen escandalazos huérfanos de acogida en la población votante.

Un llamado de buena fe observando el descuido que acompaña a compatriotas afectos al gobierno o a la oposición, que alegremente no creen en la pandemia y no usan tapa bocas. El director de la Organización Mundial de la Salud OMS, Tedros Adhanosn Gebreyesis, alertó el surgimiento de un "nacionalismo de vacunas" por la carrera de hallar remedio al COVID-19 que afecta a más de 20 millones de personas en el planeta. Ayudemos a Venezuela respetando disposiciones oficiales, resguardo de nuestra vida colectiva igual que en cualquier país del mundo. La infofrenia o cocktail de malas noticias que nos descorazonan de manera inmisericorde nos perjudica la salud.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1380 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: