Parlamento

Ingratitud oposicionista

Los relatores de la ONU, aseguraron que los procedimientos para conseguir las exenciones humanitarias a las sanciones son costosos y llevan mucho tiempo, por lo cual piden que los permisos se concedan inmediatamente. Poner fin a las sanciones permitiría el acceso a medicamentos, alimentos y combustibles, tan necesarios en medio de la crisis generada por el coronavirus. Gobiernos como el de Cuba y Venezuela denuncian que, desde el inicio de la pandemia, las autoridades de Estados Unidos recrudecieron las sanciones y bloqueos y en lugar de aliviar las medidas coercitivas unilaterales han impedido la llegada de suministros médicos y productos de primera necesidad. De acuerdo con un informe de cinco expertos de la ONU, las exenciones humanitarias a las sanciones no están funcionando y la población no se puede proteger adecuadamente contra el nuevo coronavirus, conseguir los tratamientos adecuados. Las sanciones impuestas en nombre de la defensa de los derechos humanos están, de hecho, matando a personas y privándolas de derechos fundamentales, como el derecho a la salud, a la alimentación y a la vida misma. También señalaron que desde el llamado a levantar esas sanciones hecho en abril, en realidad nada ha mejorado y las sanciones siguen impidiendo a muchos Estados luchar adecuadamente contra la pandemia de Covid-19.

El responsable de aplicar y suspender no es solo del ingrato Donald Trump, también son los gobierno que lo aplican y ejecutan las criminales sanciones. Hay gobiernos como el de Portugal que aplica las sanciones que toma el ingrato Donald Trump, bloquea cuentas bancarias, no le vende alimento ni medicina al pueblo venezolano, sería bueno saber qué opina la colonia lusitana, de esta complicidad de su gobierno con la miseria humana de Donald Trump que, satisfacción siente el cartel de lima al prestarse al sufrimiento de un pueblo que fue liberado por los mismo libertadores cuando expulsamos de América al imperio Español, cuando éramos la misma Republica que, fácil olvidamos la libertad y volvemos a ser vasallo de la continuación del mismo imperio. Viendo y sintiendo el momento que estamos viviendo en Centro América y Suramérica viene a mi memoria los últimos días trágicos que vivió el Libertado Simón Bolívar, donde lo que llegaba eran puro problema, separación de Venezuela y Ecuador de la gran Colombia y la muerte del Mariscal Sucre. Simón Bolívar un hombre que nació rico y murió pobre enterrado con una camisa prestada, expreso al final de su vida: tenemos que tomar distancia de la ingratitud, no llevan generales enfermo ni en decadencia, no tengo patria, cuenten siempre que fuimos un ejército de valiente y llego la hora de morir por la libertad, la caga de tracción era demasiado grande: le negaron la pensión que le dio el congreso de Colombia, el ingrato general Páez lo condenó al destierro, le prohibió la entrada a Venezuela y le confisco sus viene, asesinaron al potencial sucesor general Sucre, ocurrió la locura tota, divisiones más divisiones. La oposición dirigida por el diputado rastrojo Juan Guiado conduce la patria hacia julio de 1830. El Libertador Simón Bolívar murió consiente y llorando.

Se convoca un proceso electoral que, por las razones que sea, está siendo muy cuestionado interna y externamente. Este proceso parlamentario exige al poder ejecutivo, una cuota de responsabilidad bien grande, tiene que hacer todo lo posible por eliminar o ir reduciendo paulatinamente estos cuestionamientos. Tiene que hacerlo con la ayuda del pueblo que cree que Venezuela, es su Patria. Algunas medidas han sido tomadas. Existe una Mesa de Diálogo entre el gobierno y los partidos opositores, que han señalado su vocación soberana, pacífica y democrática. Ha sido designado un nuevo Consejo Nacional Electoral con la participación de la oposición. Ambas medidas van en el sentido correcto, pero no son suficientes y el ejecutivo lo debe entender. Las decisiones que se tomen desde ambas instancias deben demostrar que realmente se quiere la vía electoral y la paz. Se han dado todas las condiciones para una participación equitativa de los grupos políticos, garantizando la transparencia y respetando los resultados. Es obligante derrotar la ingratitud oposicionista el 6 de diciembre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 633 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Medina

Francisco Medina

Más artículos de este autor


Notas relacionadas