Mi palabra

"Cantinflas" tercia entre Pascualina y Jesús

"Pintar una paloma volando es una facilidad;

abrirle el pico y que coma,

ahí está la dificultad".

Refrán de los orientales

Las genialidades de Mario Moreno "Cantinflas" eran asombrosas y todavía sueñan, como una alerta en la conciencia de los pueblos. La expresión: "Y como decía Napoleón: El que parte y reparte, le toca su Bonaparte" parece tomar parte en la interesante discusión de los últimos días, entre la profesora Pascualina Curcio, y el integrante de la asamblea constituyente Jesús Faria, quienes en el último cruce de opiniones se señalaron de lejitos, pero manteniendo sus posiciones iniciales.

Pascualina de manera muy pedagógica explicó la forma, como roban a los trabajadores. Jesús, para no quedarse atrás, nos dejó ver el motivo de la hiperinflación inducida por un bloqueo criminal por parte del gobierno de Trump. Es decir, entre el arbitrario reparto de la torta y la inflación, no están atracando. Una especié de Guaidó, a quien tienen señalado como un asaltador de camino, y ahora pretende hacer el papel de bueno; al prometer repartir lo que no es de él; tapando con una mentira otra mentira para seguir robando al país, con el apoyo del imperialismo en medio de la impunidad más asombrosa.

Todo el fuego cruzado de palabras, lo ha desatado los raquíticos salarios, pisoteados por el dólar en todas las transacciones comerciales, creando una disparidad en el modo de vida, entre las fuerzas antagónicas en la lucha de clase: burgueses y proletarios; estos últimos llevan la peor parte, mientras los primeros se comen la torta ¡Así de grandota! cada vez que sale del horno –como dicen– recién hecha; calladitos, y cuando abren la boca es para reírse, relamiéndose los labios al degustar el sabroso manjar, o para pedir, mostrando números negativos, como lo hizo hace poco el farsante de Lorenzo Mendoza. Queda comprobado, la única repartición con criterio de equidad es la de cumpleaños; siempre alcanza, y la mayoría de las veces todos quedan conformes, porque viven el momento de picarla.

En la teoría todo se resuelve, pero al empezar aplicar la parte más importante en la economía: la práctica, aparecen todos los obstáculos habidos y por haber. El gran meollo en las etapas de la humanidad, es precisamente el problema económico, hasta producir los grandes enfrentamientos para frenar el equitativo reparto de la torta, y por eso se llega a los extremos de poner la "torta" al pensar conseguir al eterno explotador, sin tomar las previsiones necesarias para mantener la hegemonía a la hora de tomar las decisiones para defender, lo que les han robado a los trabajadores por medio de la plusvalía.

¿Quién reparte la torta del cual nos habla Pascualina? En primer lugar, tenemos que reconocer, que el poder económico sigue en manos de la burguesía, aunque hablemos de un proceso revolucionario, de ahí el pavor desmedido por poner todos los obstáculos para no permitir los pasos necesarios para transformar el país; en segundo lugar, mientras el dólar lo sigan empleando para dirigir la economía venezolana, es bastante cuesta arriba frenar la voracidad de los patrones y comerciantes pitiyanquis. Por algo el Comandante Chávez, cuando los vientos del socialismo soplaban con mucha intensidad en nuestra América, se atrevió a proponer la creación de una moneda, para envolver a los países de esta área, y de esa manera romper la hegemonía del dólar. Con solamente asomar la idea, el imperialismo desató la furia loca, hasta quebrar la resistencia de los más débiles, como sucedió en Brasil y Ecuador por hablar de los más arrastrados. Escuchamos a todo el que asome una idea, para romper con el cerco impuesto por la moneda estadounidense, o seguimos con la soga al cuello.




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1738 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: