Crítica ácida

El pundonor perdido o que nunca han tenido

En 2020 el salvajismo del capital desborda toda honradez, el pundonor o sentimiento de dignidad, para mí nunca ha existido en el brutal comercio, industria o negocio, basados en explotar y no en la ganancia decente, la oportunidad de especular más a costa de lo que sea, enloda las actividades privadas por culpa del binomio oscuro gobierno empresas.

Los ejemplos de salvajismo aplicados a la atención de la sagrada salud, son miserables en la Venezuela mal acostumbrada a aprovechar circunstancias sin miramientos morales. Entre nuestros médicos profesores algunos hablan en clase de "los clientes", en lugar de referirse a "los pacientes", desechando desde las aulas el juramento hipocrático hecho al graduarse.

Por el contrario a cualquier lugar del mundo van médicos cubanos con otra actitud, y reciben agradecimiento de quienes son atendidos, los galenos de la Cuba revolucionaria exponen sus vidas y están orgullosos de ello. En Venezuela tenemos la Universdad Médica Latinoamericana, agradecemos lecciones de humanidad de los cubanos, y los acuerdos Cuba-Venezuela.

Esta "ácida" la hice luego de ver en la TV española el relato de una madre, acerca de lo que sufrió porque su hijo víctima de un tumor cerebral, fue atendido en clínicas privadas y hospitales públicos, y en los días finales del niño que partió a los 12 años de edad, vivió la indiferencia ante sus llamados a galenos de las clínicas, y la ausencia médica eficiente en la atención pública en España.

En una ciudad venezolana un amigo ejecutivo de empresas hospitalizó a su señora madre que estaba asegurada, en el cafetín de la clínica oyó que un doctor le decía a otro "colega se me murió un portugués pero se lo diré mañana a la familia, tiene un tremendo seguro y mejor que pase la noche en cuidados intensivos, tú sabes que cuesta bastante". Deshumanizado totalmente este médico criollo.

Un galeno también amigo, ya fallecido, muy atento con todos sus pacientes en larga vida al servicio de la medicina nacional, me contó que uno de sus hijos, médico también se fue a España porque especializado en neurocirugía trabajando en una clínica caraqueña, su jefe de gran reputación lo dejaba operar hasta sin la presencia del veterano Dr, cobraba la operación y al joven le pagaba sueldo mínimo. Explotación del médico por el médico.

Rusia y China trabajan en conjunto para vacunas en el combate al coronavirus. EE UU y Europa andan peleándose por el control farmacéutico pensando en los millones de ganancia. Con razón el profético Simón Bolívar pensaba en atención pública a la salud en la geo estrategia política, y le preocupaban los norteamericanos.

Hoy a dos siglos del gran Bolívar, me agrada la amistad oficial venezolana revolucionaria con rusos, chinos e iraníes, me pronuncio por tener esos amigos y no los explotadores del capitalismo bestial, que tanto daño nos han hecho, y ahora nos roban comprando a serviles peleles lacayos, para desbancarnos internacionalmente.

Un cambio de conciencia es beneficio cristiano como usted conciba la vida, guardando la religión que sea. A quienes no les agrada lo que sucede en Venezuela, la sugerencia de buena fe es que su proceder sea cónsono con nuestra democracia. Una salida no es con engaños y desinformación.

Importante conocer por toda la colectividad nacional, que para el proceso electoral del 6 de Diciembre 2020 elegiremos 277 Diputados, por vía nominal, listas regionales y lista de adjudicación nacional, más los representantes indígenas. Los ya no pedilones de elecciones, andan molestos porque no son los bandidos estadounidenses quienes observarán nuestros comicios, y como siempre ignorantes de la Constitución de la República Bolivariana, dan palos de ciego, y perdón por mencionar a los invidentes, mejor atendidos que nunca en la historia.

Vamos dejando atrás la hipocritocracia representativa que nos desgració, torturó, y nos entregó al exterior, asesinando opositores entre 1959 y 1999. A los adeístas la derecha perezjimenista los puso "adecos", para señalarlos de AD-COmunistas, y a Copei, su cómplice representativo, la "mamadera de gallo", trucó sus siglas en Curas Organizados Para Engañar Incautos. No han salido de su petulancia y anhelan la corrupción impune, algo de lo que debe cuidarse la revolución socialista siglo XXI, ahora que sí de verdad el petróleo es nuestro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 580 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: