Crítica ácida

Investigar al sindicalboteador

La expresión de impotencia de un compañero de radio durante una grabación, porque sin aviso se fue la luz, su inmediata exclamación "C D La M" con desesperación emocional que perjudica la salud, fue tan elocuente que decidí referirme a lo que describo, sin suficiente investigación, lo que no es frecuente en mi proceder. No tengo por qué dudar de la persona informante y dejo la precaución al tratar el tema, ofreciendo disculpas a funcionarios honestos que los hay en mayoría en la telefónica nacional, las hidrológicas y las de electricidad en todo el país.

Posiblemente hiera susceptibilidades de funcionarios, pero lo he tenido atragantado y he ido dejándolo de lado desde hace tiempo. Los relatos resultan preocupantes por repetitivos, comprobar según los afectados que por disposición celestina de sindicaleros desestabilizadores, que responden a intereses de la oposición, al personal recién ingresado lo colocan "en la nevera" si se sospecha sean chavistas, los execran, discriminan, los marcan, salvo claro está los que ocupan cargos de confianza. La sindicalocracia organiza saboteos al suministro de agua, electricidad y comunicaciones telefónicas.

La excusa preferida es "los chavistas no saben nada de mantenimiento", la realidad encierra insinceridad de sindicaleros que vienen laborando generación tras generación desde gobiernos blanquiverdes, y a raíz de Chávez y Maduro con el modelo socialista, trabajan condicionados a favor de un gang del servicio, a cambio del ¿cuánto hay p´a eso?, te reparo el teléfono residencial o comercial busca dólares y ya sabes, o la luz y el agua vamos a ver y "le das a los muchachos pa´ los frescos". Vale decir que manda el bájate de la mula organizado, no digas nada o no volvemos.

En el campo de la electricidad poseo datos sobre quinta columnas revelando puntos exactos para provocar incendios, destruir material de cualquier índole, como en el caso de los depósitos del CNE en Mariches, o aducir que por falta de luz no se hizo tal o cual actividad, sabotajes donde las llamas impiden o torpedean investigaciones, etc. Se sabe que hace años el Mossad israelí y la USAID gringa "tiran verdes" a los desestabilizadores, con la complacencia corrompida confesa de Mike Pompeo y su desnaturalizado boss, instalado en la Casa Blanca.

Si no se investiga y se ponen tras las rejas sindicaleros bandidos y vividores que no parecen haber nacido en Venezuela, sino bajo enaguas yanquis que los mantienen, no tendremos servicio efectivo de comunicaciones telefónicas que mejoró tanto al inicio de la administración socialista, marxista, soberana y bolivariana. Venezuela necesita urgente que esos delincuentes organizados sindicalboteadores, sean puestos en su sitio para vergüenza propia, y en especial beneficiar a toda la patria agradecida porque Venezuela es de todas y todos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 381 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: