Crítica ácida

Presidente háblenos de la intranquila pandemia de oro negro

El silencio presidencial acerca del "estiércol del diablo", más que preocupar, mortifica. Extranjeros nos roban el oro de la república y si el mineral áureo es noticia, por favor díganos también qué ocurre con el recurso natural llamado "oro negro" y con el gas a nivel nacional. Cuéntenos con su franqueza de obrero y chofer del Metro orgulloso de luchar ante tanta maldad, qué pasa con PDVSA, por qué altos funcionarios dejan de ser aliados; el silencio sobre el excremento del diablo, el petróleo, viene a ser pandemia agregada.

Desconozco interioridades de materia energética, acudo a cifras y razones de Mendoza Potellá, uno de los puntales de izquierda rechazados por los corruptos jefes de la vieja PDVSA, que acusaron en 2002 al comandante Chávez de nombrar una directiva comunista en la empresa petrolera. Acaso las y los venezolanos admiradores del triunfal sistema chino no tenemos conciencia moral similar a la de políticos efectivos del gigante asiático, que son todo lo contrario a irresponsables sablistas y supremacistas del capitalismo salvaje.

Si Mendoza Potellá y otros describen situaciones anormales, podría usted señor Presidente Maduro Moros orientarnos acerca de ese tipo de aseveraciones perjudiciales a Venezuela, dadas a conocer por especialistas estudiosos y expertos en la temática petrolera, a quienes les inquieta vernos altamente dependientes del petróleo, y afectados por un deterioro importante en los campos y caída de producción, a lo que se agrega que ahora no tenemos a quién venderle y dónde guardar el crudo.

Nuestras plataformas petroleras operativas son cada vez menos y paralizadas, reflejo del colapso de la industria de crudo en el país entre crecientes dificultades para colocar las menguadas exportaciones, generadas por ilegales sanciones del gobierno de los USA inflexibles adversarios de la política bolivariana.

En conteo reciente de Baker Hughes destaca con calculada maldad repetitiva, que las plataformas petroleras venezolanas están paralizadas, colapso de la industria de crudo entre las dificultades generadas por medidas coercitivas de Estados Unidos contra el pueblo venezolano todo. Irrefutable maldad dirigida al deterioro de los campos y caída de la producción.

A todo esto se agrega no tener a quién venderle ni dónde guardar el crudo, lo comentó la agencia gala France press y en Venezuela el especialista petrolero y profesor universitario Luis Oliveros, al decir "Ya no hay capacidad para almacenarlo".

Carlos Mendoza Potellá, asesor del Banco Central de Venezuela en materia petrolera, coincide en que, los inventarios están full, no se pueden poner a operar taladros porque a la producción no te la dejan sacar hacia los barcos, y así llegaras a cero, sueño perverso por el que nos bloquean y asfixian desde fuera.

La producción petrolera está en mínimos históricos, hay quienes lo atribuyen a decisiones erráticas, desinversión y corrupción, coctel que terminaron de envenenar las sanciones estadounidenses intentando desplazar del poder al Gobierno de Nicolás Maduro.

Qué nos puede decir señor Presidente usted que recibe el respaldo de una mayoría ostensible en todas las encuestas confiables, qué nos puede aclarar como máxima figura conductora de la nación. La claridad es urgente para defender la revolución y el legado de Chávez. Con inmenso respeto elaboro este análisis al cumplirse 88 meses de la partida física del Comandante invicto.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1056 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía