Un nuevo pataleo, opositores al borde de un ataque de nervios

Como siempre en Venezuela la información se da a medias, tergiversadas o manipuladas con el objeto de reforzar los prejuicios y el rechazo al gobierno nacional. Surge un nuevo tema y es la decisión del Tribunal Supremo de Justicia, en su sala Constitucional, sobre un recurso de amparo constitucional solicitado por dirigentes del partido Acción Democrática y Primero Justicia, el cual concedieron a ambos solicitantes.

En lo personal, estoy de acuerdo con la posición del Partido Comunista de Venezuela, expresadas, en el día de ayer, a través de una nota de prensa, donde manifiestan que "rechazan cualquier intento de judicializar los procesos internos de las organizaciones políticas", por cuanto considero, que las mismas organizaciones políticas deben generar sus propios mecanismos para dirimir las diferencias en base al debate interno y sus propios estatutos.

No obstante, esto no significa que sea ilegal o inconstitucional cualquier recurso que se intente, por cuanto, está previsto en el ordenamiento jurídico venezolano. Por lo demás, no es la primera vez que se produce una decisión del TSJ sobre alguna petición que hiciera alguna organización política. Es público que en los últimos años ha habido decisiones relacionadas con disputas a lo interno de diversas organizaciones políticas que han recurrido al TSJ para dirimir sus diferencias y solicitar amparo cuando una de las partes considera que se le han vulnerando sus derechos, como sucedió en el caso del Partido Socialcristiano COPEI. Queda claro, entonces, que en esta oportunidad, la intervención del TSJ, a través de la sala constitucional, se produce ante una solicitud de recurso de amparo constitucional por parte de dirigentes de Acción Democrática, incluyendo su Secretario de Organización, situación que intencionalmente, obvian las agencias de noticias nacionales e internacionales, con el objetivo de reforzar la matriz de que hay una dictadura en Venezuela que "expropia" e interviene de manera injusta y arbitraria sin ninguna razón y lógica que lo sustente desde el punto de vista jurídico, Por consiguiente, por allí debería comenzar la información, expresando: "SECRETARIO NACIONAL DE ORGANIZACIÓN DE AD Y OTROS DIRIGENTES DE ESA TOLDA POLÍTICA SOLICITAN RECURSO DE AMPARO CONSTITUCIONAL ANTE EL TSJ, EL CUAL SE PRONUNCIO A SU FAVOR, IGUAL SUCEDE CON EL CASO DE PRIMERO JUSTICIA"

Lo importante, es que queda al descubierto la doble moral de algunos sectores oposicionistas, que se alinean con la violencia, con la política de sanciones, bloqueos, robo de nuestros activos e intervención extranjera, y recurren al leguleyismo de si es legal o no las decisiones del TSJ. Una cosa es una posición principista como la del PCV, que apuesta a la democratización de los partidos y al debate interno, y otra, es la de los oposicionistas que se escudan en el rechazo a este recurso, porque apuestan a la salida violenta y están opuestos a cualquier negociación o acuerdo político que permita avanzar en un proceso de reinstitucionalización el país y abra cauces para aislar a las tendencias fascistas y de ultraderecha que han predominado en la oposición venezolana agrupados en lo que se ha denominado el G4 (AD, VP, PJ,UNT). Ante estas circunstancias, un nuevo pataleo se hace presente en las redes, la angustia vuelve apoderarse de ellos, ahora, no es la gasolina, sino que el pobre Ramos Allup y Julio Borges le quitaron las organizaciones que han utilizado como franquicias para la conspiración, el soborno y saqueo de nuestro país. Algunos opositores están desconcertados y angustiados ante semejante injusticia, vuelven los sollozos y lloriqueos. Lo cierto, es que está por verse, que sea real o ficticio el cisma que se produce en estas organizaciones. En la mentalidad adeca todo puede suceder, como lo plantea Pérez Pirela, no será una estratagema de Allup para participar en las elecciones sin que sea sancionado por EEUU? El tiempo lo dirá. El país entero conoce el prontuario de los dirigentes de esas organizaciones, las viejas autoridades y las nuevas. Ahora hay un elemento relevante y es que hay un sector de la oposición, que existe más allá de esas cuatro organizaciones, que por lo menos, declarativamente, apuesta por construir alternativas políticas, constitucionales, democráticas, pacificas y electorales, produciéndose un deslinde con los violentos y quienes han desconocido la institucionalidad vigente. Se caen las caretas entre quienes quieren votos o balas, entre quienes van a propiciar la abstención o van a votar para ver si algún día con ideas y propuestas concretas reciben el apoyo en términos electorales. Los opositores están al borde de un ataque de nervios deben decidir entre votar y la violencia. Para ellos, es la hora de decidir y están vacilando. Hay quienes apuestan a la violencia y son tan cobardes que no lo dicen, están encubiertos, y tenemos los opositores que han hecho de la violencia un negocio, contribuyendo a la irracionalidad, escepticismo y frustración de sus seguidores. Esa es la oposición apátrida que tenemos, es imperativo vencer.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1055 veces.



Armando Álvarez Lugo

Dr. Antropología Social. Universidad de Barcelona/España. Sociólogo/UCV, Docente Doctorado de Ciencias Sociales /UC, Profesor Titular /Universidad de Carabobo

 sociologo44@gmail.com      @rusudosky

Visite el perfil de Armando Álvarez Lugo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: