Entre las Noticias Falsas y la Posverdad

En los últimos años, hemos estado sometidos a un bombardeo masivo de información. El desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación ha facilitado y potenciado la capacidad de generación y difusión de contenidos de diversa naturaleza, sonidos, datos, imágenes, juegos, se difunden a todo el planeta, a través de medios convencionales, digitales y las redes sociales como consecuencia de la interconexión alcanzada, producto del desarrollo de las nuevas tecnologías. El sistema mundo global se reconfigura, implicando una resignificación de las nociones de tiempo y espacio. La instantaneidad y velocidad de las conexiones definen las interacciones en estos tiempos. Nada escapa a esta dinámica envolvente que condiciona el accionar social y colectivo de buena parte del planeta. La incorporación y usos de las nuevas tecnologías, así como sus aplicaciones, en la cotidianidad, son indicadores de los niveles de dependencia a las tecnologías digitales. El poder de las corporaciones encargadas de la producción, distribución, direccionamiento de los contenidos y mercancías tecnológicas, simbólicas y culturales se convierten en los nuevos instrumentos de control y disciplinamiento social. Estas circunstancias, interpelan la relación entre la biopolítica y el ser humano en el desarrollo de las tecnologías hasta límites que pueden transgredir los parámetros éticos, morales y sociales que han caracterizado a la sociedad hasta el presente. Además de profundizar la brecha digital entre los países del norte desarrollado y los del sur pobre.

En este contexto, aparecen fenómenos como las noticias falsas ( Fake News), que si bien no es un fenómeno nuevo, adquiere dimensiones distintas en el presente y la Posverdad (post Truth), ambos asociados, indefectiblemente, al desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, por cuanto, su despliegue e impacto, en la actualidad, se debe precisamente a la utilización de un conjunto de herramientas y recursos sustentados en la automatización y la inteligencia artificial, los cuales facilitan el proceso de, identificación, recopilación, procesamiento de grandes volúmenes de información y transmisión en tiempo real, sin que medie, inicialmente, ningún proceso de constatación o verificación de la información transmitida a través de las redes sociales. De esta manera, se estructura una arquitectura tecnológica, donde las corporaciones estructuran un complejo sistema de redes que van adquiriendo, cada día, más relevancia en la conformación del nuevo orden global asentado en lo que Jayson Harsin denominó el nuevo régimen de posverdad. En este sentido, este nuevo régimen se caracteriza "por una proceso donde los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública que las referencias a emociones, creencias personales" En tiempos de posverdad, no median mecanismos de comprobación, no son importantes. Lo verdadero y real existe porque aparece en las redes sociales, éstas se imponen como dispositivos eficientes en la sustitución de la realidad real por la virtual. Las noticias falsas (fake news) reafirman, los prejuicios y el miedo. Se difunden los bulos de manera consciente y deliberada para que sea percibida como verdad. La manipulación y el engaño como instrumentos de control y vigilancia social.

El desarrollo de la tecnología facilita el proceso de indexación de grandes volúmenes de información (Big data), proceso que es permanente, sistemático y continuo, apoyado en un sistema algorítmico se crean lo que Eli Pariser denominó los filtros burbuja (filter bubble), a través de los cuales personaliza la información que se recibe en base a tus preferencias, gustos, tendencias sociales, políticas y de cualquier otra índole, información, que es suministrada por el propio usuario, de esta manera se van creando filtros que actúan como una especie de corta fuego que te protege y aísla de ideas diferentes o contrarias a tus puntos de vistas, generándose un circulo vicioso donde se reafirman tus prejuicios e ideas preconcebidas, independientemente, de que sean falsas, Sustituyéndose la verdad real por la verdad algorítmica, propagándose, paradójicamente, la creación deliberada e inducida de la ignorancia, como consecuencia de la fragmentación de la realidad y el desmontaje de las capacidades cognitivas y pensamiento lógico, donde las grandes corporaciones mediáticas a través de internet y sus dispositivos tecnológicos contribuyen a crear masivamente matrices y espacios donde lo falso y erróneo se impone como lo real, sustituyendo al pensamiento científico derivado de distintas matrices epistémicas. Para describir este proceso Robert Procter e Ian Boal, propusieron el término Agnotología, el cual definieron como el estudio de la ignorancia o duda culturalmente inducida. Es evidente que en los últimos tiempos hay un proceso deliberado que crea confusión y duda sobre todo el acontecer social, político, económico, cultural y científico. Se propaga la ignorancia. El volumen de información transmitida diariamente con intencionalidades diversas condiciona, y determinan, en la mayoría de los casos, tus decisiones y preferencias. Este régimen de posverdad genera nuevas subjetividades, nuevos esquemas cognitivos y formas de relacionamiento social, cultural y político. En consecuencia, el poder de la corporatocracia meditica, además, de su inmenso poder económico, se fundamenta en la banalización de temas matriciales para la supervivencia de la humanidad y en la imposición a través de sus algoritmos de una racionalidad globalizadora racista, machista, homofóbica, patriarcal, sexista, que desconoce las singularidades regionales y locales, donde las noticias falsas y la posverdad asociada a éstas forman parte de sus herramientas más eficaces para mentir, manipular y tergiversar.

 

Notas:

 

Foucault, Michel. El orden del discurso. Buenos Aires: Tusquets Editores, 1992. Medio impreso.

Véase Harsin, J. H. (2019). Post-Truth and Critical Communication. In The Oxford Encyclopedia of Communication and Critical Cultural Studies. Retrieved from https://www.oxfordreference.com/view/10.1093/acref/9780190459611.001.0001/acref-9780190459611-e-757

Oxford English Dictionary, second edition, edited by John Simpson and Edmund Weiner, Clarendon Press, 1989, twenty volumes, hardcover

Eli Pariser (2017), El filtro Burbuja como la red decide lo que leemos y lo que pensamos. Editorial Taurus.Barcelona,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 459 veces.



Armando Álvarez Lugo

Dr. Antropología Social. Universidad de Barcelona/España. Sociólogo/UCV, Docente Doctorado de Ciencias Sociales /UC, Profesor Titular /Universidad de Carabobo

 sociologo44@gmail.com      @rusudosky

Visite el perfil de Armando Álvarez Lugo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: