¿El gran dilema: entre la soberanía nacional y la señal de DirecTV?

Sentimientos de asombro, indignación, frustración e impotencia, embargó a una parte de la sociedad venezolana. Una vez más, se amanece con una noticia que cuesta asimilar, hay incredulidad ante la fatal información. Se anuncia el cese de operaciones, en Venezuela, de DirecTV, como consecuencia de las sanciones impuestas por EEUU al gobierno venezolano. Lo que faltaba, al cumulo de problemas que sufrimos los venezolanos se suma uno más, la desconexión de los canales de TV, a los abonadas a DirecTV Venezuela. La incertidumbre se apodera de algunos sectores. Avanza la mañana, el pánico, de las y los usuario, es inocultables. La sensación de pérdida es abrumadora, pareciera que es más importante la defensa de la señal de DirecTV que la soberanía nacional.

Se inundan las redes sociales expresando con asombro lo que algunos sectores catalogan como la nueva tragedia que se cierne sobre la vida cotidiana de una parte de la población, y como siempre, surgen las respuestas fáciles y las interpretaciones irracionales. Surgen las respuestas emocionales que impiden aproximarse a los factores objetivos, desencadenantes de tal arbitrariedad. Independientemente de que estas corporaciones mediáticas son estructuras alienantes, el contexto y las circunstancias en las que se toman dichas medidas, implican la reiteración de la vulneración del derecho internacional, por parte de EEUU y sus aliados, así como la imposición de medidas injustas, coercitiva y unilaterales con la complicidad de los factores de la derecha venezolana, que han esgrimido como estrategia para el derrocamiento del gobierno nacional el bloqueo, las sanciones y el asedio al estado venezolano, los cuales constituyen el marco axiológico que justifican cualquier medida que ellos implementen, por muy aberrante que parezca. Esta medidas evidencian el escalamiento del conflicto, la profundización de las hostilidades por parte de EEUU y la reiteración, por parte, de un sector de la oposición venezolana de la vía violenta para el derrocamiento del gobierno nacional, paradójicamente, a pesar de los sucesivos intentos fallidos de alterar el orden constitucional y el fracaso político de su liderazgo, persisten en caotizar a la sociedad venezolana.

Esta vez se recurre a la American Telephone and Telegraph (AT&T, Inc) corporación con más de un siglo de actividades, amplio prontuario en apoyo a golpes de estado y operaciones encubiertas para EEUU, de la cual es subsidiaria DirecTV, desplegando una nueva ofensiva y desafiando al estado venezolana al sacar del aire 17 canales nacionales 11 canales internacionales, entre los cuales está Rusia Today (RT), telesur y 3 emisoras de radio que estaban en la parrilla de la referida operadora de cables. Medida arbitraria que no tienen ningún asidero legal, con ello, se va configurando un cerco mediático, que busca incrementar el malestar social de sectores de la sociedad venezolana, profundamente, mediatizados, eliminando cualquier fuente distintas, de información, a las que ellos determinen, esto debe responder a algún objetivo concreto y es tarea de las autoridades nacionales responder de manera adecuada y contundente a tal despropósito.

Por otra parte, una vez más, queda al descubierto el doble rasero con que se maneja un sector de la oposición venezolana, y el papel que han jugado en la despolitización de sus adeptos. Estimular el individualismo y el egoísmo, parece ser el punto central de esta estrategia, jugar al desgaste e incrementar el sufrimiento, hasta el máximo, para desmontar toda capacidad racional y cognitiva de análisis e interpretación de los hechos, que permita identificar las relaciones de causalidad de los problemas que padecemos y sus posibles soluciones, en el marco de la constitución y nuestro ordenamiento jurídico, por cuanto, es sabido que todos los que piden sanciones y bloqueos, no lo padecen, la mayoría está en EEUU, Perú, Colombia y España, los privilegiados de aquí, no padecen la escasez de gas ni de gasolina, tienen dólares para obtenerla y sistemas de almacenamiento, no sufren la caída de la señal de una operadora o internet, tienen sistemas satelitales, y tienen suscripciones de plataformas Streaming de TV, pagadas en dólares, no padecen los cortes o interrupciones de luz, tienen plantas eléctricas, mientras tanto, la mayoría de la población es víctima de las penurias inducidas y las derivadas de una gestión gubernamental, errática, en algunos casos, y en otros disminuida su capacidad de respuesta producto del asedio. Igualmente, con la medida anunciada por la operadora Directv, se evidenció, a través de las redes, el grado de irracionalidad e irresponsabilidad, de algunos opositores y su dirigencia, que ante tal ofensiva, para algunos es más importante el restablecimiento de la señal de directv que la defensa de la soberanía nacional y la independencia. Esto es patético, basta revisar los mensajes de la dirigencia opositora y sus seguidores para verificarlo. Esa es la oposición que tenemos.

Twitter: @rusodosky



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1620 veces.



Armando Álvarez Lugo

Dr. Antropología Social. Universidad de Barcelona/España. Sociólogo/UCV, Docente Doctorado de Ciencias Sociales /UC, Profesor Titular /Universidad de Carabobo

 sociologo44@gmail.com      @rusudosky

Visite el perfil de Armando Álvarez Lugo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: