Autoelogios de Maduro

Unas de las actitudes más detestables es la autorreferencia, el elogio de sí mismo, darse bomba como se dice en el coloquio. Reconocidos escritores así lo reconocen, esto porque los hay que suelen acudir a las citas a pie de página en cualquier texto de ocasión para confirmar su real o ficticia experticia y erudita condición en larga andadura en revistas arbitradas por sus propios amigos y libros auspiciados por entes del Estado al que está vinculado a través de alguna universidad, editorial oficial o corporaciones privadas, de las es sumiso.

Maduro probablemente no habrá visto y oído semejante sentencia en algún video de YouTube o emisión televisiva internacional, que según su propia confesión son las fuentes donde nutre sus hilachas intuitivas que dizque traduce en "decisiones de Estado" que son una "maravilla"; porque leer, lo que se dice leer, como se notaba que sí era costumbre en el comandante Chávez, Maduro nunca da indicios de que lo haga. Más bien recientemente se "horrorizó" que en la actual etapa de des escalamiento mundial covid-19 o período llamado pos coronavirus alguien pidiera que abrieran las bibliotecas públicas y museos, poniéndolos al mismo nivel que las licorerías, bares, restaurantes, discotecas y los espacios públicos como plazas y calles o mercados muy concurridos que, por cierto, dizque están limpiando con sustancias químicas.

Cierto que recientemente apareció frente a una biblioteca de dos estantes hondos supuestamente en un apartamento de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que señaló ser su hogar con "Cilita" "La Bonita". Fue el día del aniversario cien del poeta Aquiles Nazoa; blandía un libro de reciente edición que era notorio no había leído por ello mismo, cuyo prologuista es el periodista y Dr. en Ciencias de la Comunicación Earle Herrera. Intelectual muy activo en las páginas de opinión de El Nacional, la crónica, el ensayo y la poesía, todo ello recogido en libros. Formado en la IV República porque en ese pasado reciente no todo era malo.

Al contrario, él está entre quienes lograron un gran ascenso social por mérito propio. Profesor de la UCV cuando sí valía la pena darse esa "lija", no como hoy en tiempos de la gestión de Maduro cuando la hiperinflación y la agresión del imperialismo de EEUU, las famosas sanciones a los enchufados y el bloqueo de las cuentas de la república, sirven de excusa para la tragedia económica que ahora vivimos todos; a él esta coyuntura lo agarró cuando ya está jubilado, diputado varias veces y actual constituyente. Pa´qué más…

De vena humorística y honda erudición literaria como lo demostró ese día; pero que, para no ser completo, dicho sea de paso, nunca se le ocurre sugerir nada al primer mandatario que siempre tiene cerca (iba a escribir a tiro, pero es un giro que puede ser mal interpretado); a lo que iba es que el Prof. Earle no sugiere nunca nada a Maduro en cuanto que atienda a sus demás "colegas" universitarios. Claro, probablemente ya no los considere tales, dado las alturas del poder donde hoy se mueve. Claro, como él está muy bien así, ¿para qué va a meterse en camisas de once varas? Frente a esta aberrante crisis económica, política y social en Venezuela que se expresa en las esmirriadas tablas salariales de profesores, empleados y obreros universitarios, no le dice nada. Como las estatuas hace mutis. Como siga así va a terminar como "Vaca sagrada" de la intelectualidad de la llamada Revolución Bolivariana, cuya temporalidad no le pertenece del todo, pues no es "nativo" de este tiempo, pero eso es otra cosa.

Para corresponder con el título de esta nota, resulta notorio que en el período de la pandemia se ha tornado insoportable el hecho que el presidente Maduro constantemente se está echando bomba, actitud por demás desagradable; tan alejado de la modestia y la auto crítica revolucionaria, pero eso es algo que el actuar gobierno hace mucho dejó atrás, ¿revolución? Si, Luis. La última cadena, tarde noche de este 11 de junio, fue lo peor. Por ejemplo, se considera el mejor presidente de Latinoamérica y el caribe, sus políticas sanitarias excelente, con una red en salud publica especialmente robusta y dizque va a seguir fortaleciendo; pero, claro, como no sale a la calle porque debe proteger su salud personal, nadie le advierte la precariedad en que vive el pueblo de a pie. Algo vergonzante.

Constantemente insulta a los compatriotas que han migrado y viven y trabajan en otros países, porque en Venezuela la crisis no amaina, por eso más de 3 millones se han ido; un drama que cuando ya se viene entrando a la llamada etapa pos pandemia en todos los países donde se han asentado cantidades de venezolanos, introduce otras interrogantes porque ha crecido el desempleo o el paro, pues, la economía global se ha visto altamente afectada, ¿qué alternativas ofrece el genio de Maduro para que continúe con sus autoelogios? ¿Los precios acordados y demás acuerdos que va tejiendo con empresarios y comerciantes para mantenerse en el poder a toda costa?

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 724 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: