Instrumento ciego de su propia destrucción

El Libertador, con su vista larga que abarca siglos, entendió que era la ignorancia la clave de la sumisión de los pueblos, y contra ella luchó. ¿A cuál ignorancia se refería Bolívar? Veamos.

La primera ignorancia de los pueblos es desconocer su estado de esclavitud. El esclavo de tantas generaciones termina por hacer de la esclavitud su mundo, no comprende otra manera de vivir, la desea, defiende su opresión. Tomar consciencia de su condición de esclavo es el inicio de la rebelión. Esa conciencia, al principio, no es masiva, pertenece a un grupo pequeño, necesariamente le viene de afuera, los no esclavos son los que primero hacen consciente en toda su dimensión la esclavitud, los sumidos en ella no la entienden como algo antinatural. La luz viene de afuera. Los dominantes se encargan de mil maneras de impedir que los esclavos vean la luz.

Una imposición de los dominantes es la ignorancia de la teoría de la revolución. Los dominantes la combaten deformándola, ocultándola, persiguiendo a los teóricos, satanizándolos. La hoguera está reservada para la palabra discordante del tejido embrutecedor, la pena es capital, desde aquel que nos invitó a "Amaos los unos a los otros", o el que aseguró que la tierra se mueve alrededor del sol, hasta el que proclama que detrás de toda riqueza hay un robo, o el que asegura que la sangre de los reyes es roja como la de todos, y la sangre azul es una ficción. La palabra es revolucionaria.

Los dominantes temen a la palabra revolucionaria, saben que antecede a la acción revolucionaria, y temen con igual terror a los hombres que la encarnan, los persiguen con saña, los persiguen hasta la crucifixión, el asesinato, el desprestigio. Bolívar, el Libertador de medio continente, salió de Bogotá a los gritos de "longaniza", fue a morir en San Pedro Alejandrino sin camisa, las masas ignorando a su gran líder le dieron la espalda. A Cristo pocos quisieron ayudarlo a cargar la Cruz, (sólo Simón de Cirene lo ayudo) el pueblo ignoró a su Mesías. Trotsky fue asesinado luego de desprestigiarlo. Sucre, eliminado privando así a los pueblos de América de un líder.

Pueblos que ignoran su condición de esclavos, que ignoran la teoría de la esclavitud, la teoría de la liberación, pueblo que ignora a sus líderes, es un pueblo instrumento ciego de su propia destrucción. A eso se refería el gran visionario.

Es esa la batalla principal de los revolucionarios, la lucha contra la ignorancia, por el conocimiento de la masa de su fuerza cuando se hace consciente de su condición de esclava, de despojada, y de la fuerza que adquiere cuando se encuentra con la teoría liberadora, con sus líderes, cuando se organiza. Los revolucionarios deben conocer la teoría, protegerla, llevarla a la masa, y sobre todo deben proteger a sus líderes, preservarlos, la experiencia nefasta de Martí en Dos Ríos aún pesa sobre Cuba y sobre el Continente.

Pedirle a los pocos líderes chavistas que se han mantenido fieles al legado de Chávez, que denuncian al madurismo como una traición a Chávez, que plantean salir del madurismo y del guaidismo, que no se han deslizado a la derecha, pedirles que regresen… es una tontería, a los que esos plantean les regalamos este poema de Martí:

"En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1517 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: