Auditórium

Se acentúa la desgracia nacional con: ¡El agua, luz, y gasolina!

"Nos une La desgracia de existir, porque nos hace sentir vivo en la tragedia".

Anónimo.

El anunció de la llegada al país de unas 252 cisternas que distribuirán agua, en más de 200 municipios. Dejan en el limbo a quién ‘ilicitaron’ ese proyecto, con China, quién decidió a dedo limpia esa compra. Y por qué se hizo, al malbaratar ese dinero en traer esas cisternas, y no invertir en reparar el sistema hídrico del país; tampoco se explica cómo pasaron las cisternas él: ‘supuesto bloqueo gringo al que dicen estar sometidos. ¿Será el mismo procedimiento de la compra tercerizadas de las plantas eléctricas portátiles a Cuba para resolver fallas del servicio eléctrico nacional, que hoy todas lucen convertidas en chatarras, los venezolanos saltamos frente a estos guaritotos?

"En los meses venideros de junio, julio, y agosto, fechas divulgadas para completar las mil cisternas para garantizar el agua en tambores, tobos, y peroles, no en grifos, duchas, y regaderas a los ya cerdos humanos venezolanos, como así nos tratan en pleno siglo XXI. Pero los interventores y genios de la miseria cubanos que implantan la pobreza de Cuba en nuestro país. No hablan de la recuperación de los acueductos, de los pozos profundos, y de un agresivo plan de mantenimiento preventivo, y correctivo de los embalses de agua potable. Después del miserable Plan Tanque Azul, en la otrora potencia petrolera, ahora llega el Plan de las Cisternas Chinas para profundizar el control social, a través de las escorias humanas que fungen de comisarios políticos de la revolución, un drástico trueque de la infraestructura de redes de acueductos, pozos y embalases, por la precarización de facto de lo que va a ser los peores servicios públicos posibles de agua potable en Venezuela, regresándonos a la Venezuela rural superada hace mas de 60 años.

El gas doméstico también amenaza con colapsar, haciendo un trío con la gasolina y el agua. Informaciones de expertos ingenieros, y operadores de la planta de fraccionamiento del criogénico José Antonio Anzoátegui, que surte de gas doméstico a las plantas de distribución del país, está planta luce paralizada desde el jueves 14 de mayo. Las gandolas en largas colas en más de 500, no podrán llevar gas a las plantas distribuidoras en los estados que recargan las bombonas. Por razones muy obvias, el suministro de gas también se verá interrumpido. Luego vendrá el colapso total porque ese gas que queda no durará mucho si se toma en cuenta, que no hay producción de gas asociado, y el consumo diario es alto. La crisis en pdvsa afecta la producción del gas asociado: además Las plantas lucen abandonadas y deterioradas por falta de mantenimiento, de repuestos, inversión casi cero, el suministro de aceite, y el crónico déficit de personal esto es un: coctel de la muerte que amenaza con sumarse al problema de la gasolina y el agua.

Venezuela ha estado sometida a un prorrogado estado de excepción y emergencia económica, con la suspensión indefinida de las garantías constitucionales, y subordinación de los derechos a la represión del Estado, férreamente dese hace 4 años. El gobierno con el faes, gnb, y los colectivos malandros sin oficios conocidos, emplean todos sus recursos para reprimir a quienes reclaman, promoviendo, y encubriendo los continuos abusos de poder. La comunidad internacional reconoce la urgencia de una salida institucional para el país ante la pandemia política. La actitud del régimen es represiva, y sus cifras incoherentes. Con la "banalidad del mal" bajo un eficiente método nazi. Creo que no está muy lejos, la hora hacer justicia en Venezuela.

Los recién traídos camiones cisternas pueden ser un medio rápido de transporte de agua a las zonas que requieran de suministro de agua segura durante las fases iniciales de esta emergencia. Sin embargo, las operaciones de los camiones cisternas son costosas, y requiere de mucha dedicación de tiempo para organizar, y administrar este tipo de distribución, además que las cantidades de agua que se pueden distribuir son limitadas, no pudieron mantener los acueductos, y menos le harán mantenimiento a estos camiones.

El suministro con camiones cisterna, requiere de una flota de vehículos que, a su vez, necesitan mantenimiento frecuente, combustible, choferes, y una administración apropiada. Las camiones cisterna llenos de agua son vehículos pesados, y su operación puede requerir que las rutas estén en buenas condiciones que posibiliten que los camiones accedan en tiempos adecuados. La clave para una operación exitosa de suministro con camiones cisterna es una buena gerencia y una financiación apropiada. Esta alternativa muy costosa obliga a mayores esfuerzos en la vigilancia de la calidad del agua, y requiere de una administración apropiada, de la flota de vehículos, choferes, combustibles, y en algunas oportunidades de las rutas de acceso a los lugares a abastecer. Con los ejemplos de lo autobuses Yutong que lucen en cementerios desmantelados. ¿Tendrá éxito este nuevo experimento del fracaso?

La logística. El número de camiones cisterna necesaria para suministrar la cantidad requerida de agua durante una emergencia dependerá de una variedad de factores logísticos a tener en cuenta y son: el combustible. Es esencial la provisión regular de combustible a los camiones, por lo cual podría ser necesario contar con aprovisionamiento propio si el suministro a nivel local no es confiable, punto negativo la crónica escases de combustible en Venezuela. Conductores. Los vehículos tienden a ser más confiables si son operados por un conductor experimentado. Se debe comprobar las habilidades de conducción antes de contratar a los conductores, y si fuera necesario considerar la posibilidad de formación en temas relevantes para el contexto de trabajo. Las piezas de repuestos. Todos los vehículos necesitan mantenimiento, y en casos de emergencia esto es aún más importante. Hay que considerar la compra de repuestos esenciales para el correcto funcionamiento de los camiones cisterna. Personal de mantenimiento. En las zonas remotas, puede ser difícil encontrar personal calificado para el mantenimiento de esos vehículos.

Conclusión: dentro de seis meses esos camiones cisternas, correrán la misma suerte de los autobuses Yutong, y las plantas eléctricas de emergencia de generación distribuida, que igualmente irán a parar el cementerio de los activos chatarras despilfarrados de la revolución.

AHORA

Foto: Gabriela García

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 471 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: