Crítica ácida

Reflexión desde mi izquierda de toda la vida

En este momento crítico y dejando aparte el problema de la pandemia mundial, expongo estas inquietudes que me salen del alma a 9 meses de llegar a ser Dios mediante, octogenario, esperando que mi actitud no parezca una decrepitud de juventud acumulada. Persecusión de chavistas, reparto de cargos, pérdida de influencias, izquierda "acomodada" vs izquierda "ex acomodada", jugar a oposición radical dentro del chavismo, defenestrar a figuras de peso en el gobierno obrerista descalificados por renombrados articulistas, a quienes alguna vez mencionó Hugo Chávez, catalogar a Maduro y sus más allegados cual especie de pandilla intransigente, equivocada y pro capitalista que no cumple el legado del Comandante, afirmar que la muerte del líder cívico militar fue un asesinato, en lo que si estoy de acuerdo, pero dejar en el ambiente el supuesto abandono de la investigación, son manifestaciones que no toman en cuenta la modesta actividad que llevan adelante las hijas del Comandante, junto a la del Profesor Adán, hermano ductor ideológico político de Hugo Rafael, la suma de esas referencias me da la impresión de que soy un "caído de la mata", porque no he aspirado a cargo público de valía o beneficios oficialistas, o que la siembra de cizaña en la izquierda por escribidores notables a quienes leo con respeto, pueden ser muy ilustrados y a fin de cuentas nunca antes de Chávez pasaron del histórico 6 % del electorado nacional.

Esta cordial recriminación va a nombre de los admiradores chavistas de garra y sincera devoción al gran Hugo. Me inquieta saber si entre los sesudos de la izquierda intelectual hay intenciones de cumplirle a Chávez su exigencia de "unidad, unidad, lucha, batalla y victoria". Como un pistola al fin, igual que el pueblo sin influencia y de a pie, pero bolivariano auténtico y chavista de corazón, me incomoda observar que las mieles de los cargos crean pecadillos capitalistas, envidia al abandonar sus designaciones ejecutivas comportándose de una manera que les impide como socialistas reunirse cara a cara, si lo hicieran borrarían el riesgo de perjudicar a Venezuela, y darle aliento a enemigos del modelo que vivimos, imposible no sentirlo en el diario combate a las caaaaa….nallladas de la derecha.

El pueblo chavista humilde y consecuente, los millones de entusiasmados con el legado del Comandante, integrantes del colectivo común y corriente, advertirmos a los inconformes de la intelectualidad que es historia política irrefragable lo sucedido en 1973 con Allende en Chile, aquel triste papel por extremistas de la ultra izquierda, usados sus argumentos por la derecha estadounidense y mundial, para derrocar a la unidad popular. Esta reflexión "ácida" tiene como objetivo un homenaje al eterno Comandante Chávez, a quien vi una sola vez en mi vida cuando en su recorrido nacional luego de salir de la cárcel, le hice entrevista radial en Maracay durante 45 minutos; en la conversación fuera de micrófonos y debido a un comentario de mi persona, Chávez colocó su mano derecha en mi hombro izquierdo y me dijo "usted es un hombre honesto", hoy la respuesta es igual que entonces Comandante, procuro serlo, procuro serlo y es un orgullo cumplirlo. Es el modelo lo que está en juego y por algo nos mencionan en todo el orbe de la política Siglo XXI.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 616 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: