¿Por qué están regresando los que se habían ido?

"Que la tristeza jamás se una a mi nombre. He vivido para la alegría y por la alegría muero"

(Julius Fucik "Reportaje al pie de la horca").

A esta altura de los acontecimientos, la mayoría del pueblo venezolano tiene la respuesta acertada a esta interrogante. Pero seamos reiterativos en la siguiente apreciación: Es evidente que esa brutal e incesante campaña mediática orquestada por la derecha nacional e internacional para que los venezolanos se fueran del país cundió en miles de compatriotas. "El país se hunde", "la felicidad está en otros países", "tarde o temprano el régimen va a caer", "nos moriremos de hambre" y otras estupideces fueron algunas de las "verdades" vendidas dentro y fuera de Venezuela. Ante una situación económica y social por demás dura y compleja, montaron está patraña que jugó con el estado emocional y la conciencia de miles de compatriotas. Todas las trasnacionales de la comunicación se sumaron a esta cantaleta y no decir de los presidentes de la derecha: Iván Duque, Jair Bolsonaro, Lenin Moreno, Mauricio Macri, Sebastián Piñera, Donald Trump y otras sátrapas de la derecha continental. La OEA, Grupo de Lima, ONG y la Unión Europea bailaron pegao a la intentona golpista. ---- "Este es el momento y no podemos perder esta oportunidad" ---- decían los rufianes del golpismo. Vendieron una oferta por demás burda y engañosa; ofertando falsas promesas y un mundo fantasioso para que nuestra gente migrara a Colombia, Perú, Brasil, Ecuador, Chile, Estados Unidos, Panamá y otros lugares. Hablaban de una célebre "Diáspora" especulando con cifras astronómicas de los venezolanos que se iban a otros lares. Todo se trataba de un show politiquero y golpista para golpear la imagen de Venezuela y hacer creer que el culpable era el presidente Nicolás Maduro. Ya sabemos que buena parte de los venezolanos que se fueron vendieron todos sus enseres: Vehículos, viviendas, electrodomésticos, celulares; muchas de esas cosas otorgadas de manera gratuita por el gobierno humanista, al cual se maldecía y se acusaba con ingratos improperios sin sustentación ni lógica. Irse del país se convirtió en una moda y una forma de "protestar contra el régimennnn". El tiempo pasó y el mundo virtual y fantasioso que tenían esos venezolanos cuando abandonaron la patria que los vio nacer, chocó con la realidad. El impacto fue tremendo. El "sueño americano" se volvió sal y agua, se lo tragó la realidad de unos países neoliberales donde todo está privatizado y por lo tanto hay que pagar la renta de agua, luz, vivienda, transporte, telefonía y pare usted de contar. Países donde hay una desregularización de las relaciones laborales, por lo tanto hay que trabajar 12 y hasta más horas diarias de Domingo a Domingo. El impacto fue grande, pero como ya estaban metidos en el paquete había que sobrevivir en esas terribles condiciones. Y como si fuera poco, luego vino la pandemia del Coronavirus para completar su terrible drama. En esencia, ¿por qué vuelven a nuestro país esos compatriotas?

1) Porque aquí están sus familiares y amistades y es con la familia y los amigos de verdad con quién se comparte lo poco o mucho que el ser humano tiene.

2) Porque en Venezuela si hay Patria. Si hay justicia social. Si hay humanismo, porque estamos en Revolución.

3) Porque en esos países le vieron la cara al egoísmo, a la maldad, al odio; le vieron el rostro al neoliberalismo con gobiernos burgueses y entreguistas.

4) Porque entendieron (algunos) que buena parte de los problemas que tenemos en el país son a consecuencia del terrible bloqueo impuesto por los EE.UU.

5) Porque fueron víctimas de una terrible campaña de XENOFOBIA después que le ofrecieron "villas y castillos". Más de uno fue desalojado de su arriendo por no poder pagar la mensualidad. No respetaron ni siquiera que se está en cuarentena. Aquí se le vio el verdadero rostro al capitalismo salvaje.

6) Porque compararon los sistemas educativos y de salud de Venezuela y esos países, y pudieron constatar que allá todo está sustentado en el lucro, en el tener (privatizado).

7) Porque se convencieron (algunos) que nuestro presidente ha sido víctima de una feroz y criminal campaña de difamación e intrigas con fines golpistas .

8) Porque entendieron (algunos) que la pelea y la lucha hay que darla dentro del país y no fuera.

9) Entendieron que un señor llamado Juan Guaidó los engañó con falsas promesas y que se robó millones de dólares de una supuesta ayuda "humanitaria".

10) Porque Venezuela es Venezuela: somos hijos de Bolívar y Chávez, y nuestros valores están basados en el compartir: el amor y la solidaridad.

Muchas son las posturas en torno a la gente que hasta el momento ha regresado al país (Más de 20 mil personas) gracias al grandioso, exitoso y humanista PLAN VUELTA A LA PATRIA implementado por el presidente Nicolás Maduro. No niego las razones de muchos camaradas de estar "calientes" con los que se fueron echando "peste y culebras" y ahora regresan como si nada. Pero no perdamos nunca de vista la naturaleza y razón de ser de esta Revolución. LA JUSTICIA SOCIAL y el HUMANISMO por encima de toda cirscuntancia. En eso Chávez estaba muy claro y Nicolás Maduro ha seguido por ese camino. Decía Chávez: "Seamos capaces de hacer de esta tierra, no la tumba de la humanidad, hagamos de esta tierra un cielo; de vida, de paz y de hermandad para toda la humanidad; para la especie humana". El Comandante nos llamaba a qué: "seamos como Cristo, como Bolívar, como el Che, como Manuela Sáenz, seamos verdaderos humanos. Potenciemos los valores humanos. He allí lo social". Tener claro que el ser humano es por demás complejo. Debemos convencer con la palabra y la acción y no con el látigo. Siempre con la verdad, que para nosotros es un valor sagrado. Ya lo decía el Gral. Bolívar: "La verdad pura y limpia es el mejor modo de persuadir". Seguramente mucha gente que ha vuelto, aprendió la lección; otros seguirán siendo ingratos toda la vida. Los ingratos al final de la vida se los tragará la locomotora de la historia. Es la dialéctica de la vida. Por lo tanto, el camino y la vía correcta es la trazada por el presidente obrero Nicolás Maduro. Esta extraña y sensible "dictadura" está recibiendo con los brazos abiertos a miles de venezolanos que ayer abandonaron al país. Se les ha garantizado: Alimentación, aislamiento seguro, atención médica gratuita, transporte hasta su hogar, empleo y hasta juguetes a los niños. Muchos de ellos han sido ubicados en lujosos hoteles. Nuestra línea aérea insignia CONVIASA (sancionada por el imperio USA) ha surcado los cielos del continente para el regreso de muchos compatriotas completamente gratis. Sin arrogancia alguna dudo que haya otro país que le dé ese trato a sus connacionales. Hoy tenemos un millón de argumentos para decirle a esos compatriotas que regresan, que el camino que escogieron (el infierno capitalista) no fue el más idóneo porque traduce hambre, miseria, segregación, racismo, odio, mezquindad y explotación. El camino es la solidaridad humana, amor al prójimo, justicia social y plena libertad (Socialismo del siglo XXI). No olvidemos al CHE Guevara cuando nos decía "Que la dureza de estos tiempos no nos haga perder la ternura de nuestros corazones". O cuando sentenciaba: "Sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo". Y otra sentencia muy conocida: "Aún a riesgo de parecer ridículo, el verdadero revolucionario debe estar guiado por los más altos sentimientos de amor". Estamos llamados a ser diferentes a nuestros adversarios políticos e ideológicos. Nos decía el padre Simón Bolívar: "El hombre de honor no tiene más patria que aquella en que se protegen los derechos de los ciudadanos y se respeta el carácter sagrado de la humanidad, la nuestra es la madre de todos los hombres libres y justos; sin distinción de origen y condición". De manera tal, que NERVIOS DE ACERO y claridad meridiana en la estrategia a ser alcanzada. Que estamos pasando momentos de serias dificultades es cierto, pero esto será superado con la unión y voluntad de todo un pueblo. ¡Unión cívico militar! La verdad es revolucionaria. La mentira es contrarrevolucionaria. El tiempo ha demostrado quien tenía la razón y estaba en el camino correcto de la historia. ¡¡LEALES SÍEMPRE... TRAIDORES NUNCA!! ¡Viviremos y Venceremos! ¡Patria o Muerte! #QuédateEnCasa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4310 veces.



Euribes Guevara

Profesor y Ex Diputado PSUV

 euribes@hotmail.es      @EuribesGuevara

Visite el perfil de Euribes Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: