Probable fecha de las elecciones parlamentarias: 20 de Septiembre de 2020

Como lo han señalado algunos, se ha ido prácticamente el mes de enero, y el país está a punto de vivir y de comenzar a transitar por momentos interesantes, y no por ello exentos de peligros y asechanzas, pero también lleno de oportunidades y avances.

Hay una fecha que será determinante, y que originará eventos desencadenantes (y determinantes además) de acontecimientos y sucesos que comenzarán a ocurrir en la República Bolivariana de Venezuela, y esto es en cuanto a las elecciones parlamentarias que deben ocurrir en Venezuela este año 2020.

Sin duda para las fuerzas progresistas y revolucionarias, como parte del planteamiento de recuperación de la gobernanza y de la gobernabilidad pasa por la recuperación de la mayoría en el parlamento nacional, y así poder contribuir a la reinstitucionalización en el país.

Además de ello, permitiría a la Asamblea Nacional Constituyente a retomar en buena medida una de las tareas pendientes que tiene con el pueblo, como lo es el debate y la redacción de la mejorada y blindada Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que nos permita acelerar el rumbo del Socialismo a la venezolana que estamos construyendo.

Pero, muchos deben preguntarse, en que nos basamos para proyectar la realización de los comicios legislativos previstos para este año, en la fecha con la que hemos titulado el presente artículo. He aquí las consideraciones del caso.

Si vailidáramos como ciertas las declaraciones del Secretario General del Movimiento Al Socialismo (MAS) e integrante por parte de sectores de la oposición de la Mesa Nacional de Diálogo, Felipe Mujica, de que en el primer trimestre de este año debe estar finiquitado el tema de la designación de los nuevos rectores y nuevas rectoras del Consejo Nacional Electoral (CNE). Pues bien, apenas restan dos días para la culminación del primer mes del año 2020. Así que, desde el punto de vista de la proyección, Mujica estaría en lo cierto.

Pero además de ello, imaginamos que se otorgará el lapso de la primera quincena del mes de febrero, para que la AN busque salir de la situación de desacato, y así terminar de instalar la figura constitucional del Comité de Postulaciones Electorales, a los fines de que estos coloquen los nombres de los candidatos y candidatas a dirigir los destinos del Poder Electoral. Esto sin contar que el Poder Ciudadano tiene la potestad de postular algunos candidatos y candidatas para el nuevo CNE.

Pero, todo indica, como lo hemos señalado en anteriores oportunidades, que la AN no sólo no saldrá del desacato, sino que además incurrirá en la omisión legislativa, lo que ameritará que la Sala Constitucional deba, por esto, proceder a la designación de los rectores y rectoras del CNE, para destrancar el juego político y poder realizar los comicios parlamentarios previstos para este año.

Pero, importante es que sepan nuestros lectores y lectoras a nivel nacional e internacional, que esta omisión legislativa no opera de oficio, sino que es un recurso legal que debe ser interpuesto por alguien. La pregunta es: ¿Quién asumirá el impulso e interpondrá el recurso por omisión legislativa? ¿El PSUV como fuerza mayoritaria electoral del chavismo? ¿La oposición que hace vida en la AN en desacato no afecta a Guaidó? ¿Ambos sectores inclusive?

Lo cierto es que esta incógnita está muy próxima a despejarse. Las próximas semanas serán decisivas y clave para ello.

No puede negarse que, independientemente de los aspectos jurídicos constitucionales que implica una designación de estas características, los nombres de los posibles rectores y rectoras serán producto de un acuerdo político de los sectores que hacen vida en la Mesa Nacional de Diálogo, que indudablemente serán legitimados por el Tribunal Supremo de Justicia en su Sala Constitucional.

Luego de que estos nuevos rectores y rectoras sean designados (obviamente se espera la reacción de la extrema derecha, quienes rechazarán y desconocerán tal decisión) viene la ardua tarea de comenzar a organizar los comicios parlamentarios. Hay que trabajar arduamente en lo que se denomina el cronograma electoral.

Uno de los elementos tiene que ver con la cantidad de diputados y diputadas a elegir, y la determinación de los circuitos, ya que en Venezuela elegimos un poco más del 60% de los integrantes al parlamento nacional de manera nominal y circuital, y el restante 40% por voto lista. Además de ello, el artículo 186 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su enunciado señala que los diputados y diputadas, además de ser electos y electas por voto universal, personalizada, directo y secreto, también se hace obedeciendo a la representación proporcional, según una base del uno coma uno por ciento de la población total del país. Además de que cada entidad federal elige tres diputados o diputadas (voto lista).

De ahí que hay que esperar un poco en la consolidación de los resultados del censo de población y vivienda que realiza el Ministerio del Poder Popular para la Planificación, y esperar los datos consolidados del INE para la determinación de esos circuitos nominales y la cantidad de diputados a elegir en los comicios parlamentarios.

También hay que destacar que hay que aperturar un lapso para la recolección de las manifestaciones de voluntad de aquellas organizaciones políticas que deseen legitimarse.  Por ejemplo, organizaciones como Primero Justicia, Voluntad Popular, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo (las del denominado 4-G) deben legitimarse para poder postular candidatos y candidatas a los comicios parlamentarios, y eso como que viene.

Y esto tomando en cuenta que por lo menos las dos primeras (Primero Justicia y Voluntad Popular) sus directivas de extrema derecha serán muy pronto sustituidas por una dirigencia opositora un poco  más potable y con una línea más moderada y que sin duda participarán en los comicios. Acción Democrática se da por descontada su participación en las elecciones parlamentarias, ya que es la única organización opositora con estructura y maquinaria real para disputar el poder al PSUV en el país, y lo mismo aplica para Un Nuevo Tiempo, que es una escisión de la anterior.

Posteriormente, debe aperturarse un lapso para la inscripción y actualización del denominado Registro Electoral Permanente (REP) como derecho constitucional y como parte de las garantías dentro del proceso electoral.

El paso siguiente será la postulación de los candidatos y candidatas para las elecciones, y de ahí que la participación se estima se desborde y debe el CNE contar con la suficiente plataforma para ello. En ese sentido, cobra importancia y vigencia la aseveración que hacemos al señalar la complejidad de estas elecciones, y de la necesaria adecuación de los tiempos técnicos con los tiempos políticos.

La fase siguiente será la apertura de la campaña electoral, y bueno, la realización de las elecciones, como todos y todas ya conocemos.

Importante es de recordar y resaltar que todas las fases del proceso electoral (antes, durante y después) estarán signadas por un conjunto de auditorías y veedurías electorales, las cuales pueden ser perfectamente verificadas por los acompañantes internacionales y populares que se encuentren en los diferentes centros electrorales, juntas municipales, regionales y hasta las diferentes instancias del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Todo ello, daría un lapso mínimo, sobre todo por los tiempos y extraordinarios que signan el proceso constituyente que vive Venezuela, de seis meses para la celebración de estas elecciones, estimando que sea el mes de marzo el tope y que se finiquite la designación de los rectores y rectoras del CNE.

Y de ahí es que nos basamos, además de la experiencia que tenemos en temas electorales y políticos, además del manejo de ciertas y determinadas informaciones, para proyectar la probable fecha de los comicios legislativos para el 20 de septiembre de 2020.

Además de ello, hay un antecedente, que es que en el año 2010, es decir, hace exactamente 10 años, se celebraron los comicios parlamentarios el domingo 26 de septiembre de ese año, estando el Comandante Chávez con nosotros.

Y por último, debido a las particulares y complejas circunstancias que afronta la Patria, y en especial en el ámbito económico, es fundamental realizar estas elecciones lo antes posible. Por ello, la sincronización de los tiempos técnicos con los tiempos políticos, pero sobre todo los tiempos económicos y de la cotidianidad del venezolano y venezolana de a pie es fundamental.

Y sobre todo, porque no podemos olvidar que una  vez que se anuncie esta fecha, sectores enemigos de la patria tratarán de incrementar sus ataques en lo económico, lo alimentario, los servicios públicos, lo político, lo diplomático, entre otros órdenes y ámbitos, para incidir en la afectación del estado de ánimo y emocional de los electores y electoras tal y como lo hicieron en el año 2015.

Que no se nos olvide esto.

Ahí se las dejamos.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 884 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a286579.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO